Por una Paz Integral en una Colombia Diversa. Pueblos Indígenas Presentes

La solución política del conflicto armado no es la paz del país



Por una Paz Integral en una Colombia Diversa. Pueblos Indígenas Presentes

09 abr 2015
Consejo Regional Indígena del Cauca

Hoy 9 de abril, día nacional de las víctimas, con diferentes movilizaciones en el país las comunidades indígenas nos movilizamos, el marco de la movilización nacional por la paz, para expresar nuestro apoyo decidido la solución política del conflicto armado con las FARC y el ELN y la exigencia de la participación decisoria de la sociedad civil y las organizaciones sociales en la construcción de la paz que necesita el país.

Saludamos el avance en la agenda de los diálogos en la Habana, el cese al fuego unilateral por parte de las FARC, el apoyo de la comunidad internacional, la acogida que este proceso va teniendo en el pueblo colombiano, e instamos a que se llegue a un acuerdo definitivo de la manera más pronta posible y con garantías para un adecuado escenario posterior a la firma de los acuerdos.

En esta gran jornada nacional, como comunidades del Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC nos movilizamos en Popayán y en Miranda-Corinto, confluyendo con el resto del movimiento popular, en la misma forma que lo venimos haciendo de manera permanente por la defensa de nuestros derechos y nuestra pervivencia como pueblos.

Nuestra propuesta de paz como movimiento indígena colombiano plantea avanzar “por una paz más allá de las negociaciones entre los actores armados”, en el entendido que la solución política del conflicto armado no es la paz del país, aunque es un paso necesario en el avance hacia la misma. Propuesta que se concreta en:

Paz sin impunidad. Verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición para las victimas individuales y colectivas acorde con el decreto ley 4633 de 2011, el cual hasta el momento no se ha desarrollado.
Paz con reforma agraria, que contemple tenencia, usos y distribución de la propiedad hacia campesinos, indígenas y afrocolombianos. Por un ordenamiento territorial que redistribuya la propiedad de la tierra en el Cauca que aún está en manos de grandes terratenientes y monopolios, para garantizar el acceso a los que la necesitan.
Respeto de la diversidad étnica y cultural en nuestro departamento y reconocimiento real de los derechos de los pueblos.
Paz con un Verdadero Estado social de derecho, respetuoso del ordenamiento jurídico, y completamente diferenciado de concepciones de seguridad nacional en las que se criminaliza la protesta social acudiendo al paramilitarismo, otras fuerzas oscuras y medios de comunicación estigmatizan las justas luchas de los sectores sociales y populares del País.
Garantías de participación democrática a minorías políticas y sectores étnicos y sociales, alejando prácticas corruptas y acabando con el clientelismo y la compra de votos.
Reconocimiento a la sociedad civil y sus organizaciones sociales como actores fundamentales en la construcción de la paz.
Exigencia al Gobierno nacional de reconocimiento del Cauca como región especial de construcción de paz y posconflicto.
Paz desde el respeto a la territorialidad campesina, indígena, afrocolombiana y urbana. No al despojo territorial de los pueblos realizado por las multinacionales a través de las concesiones mineras, la agroindustria, la mercantilización del agua y las políticas contenidas en la actual propuesta de ley del Plan nacional de desarrollo del presidente Santos.
Paz con respeto a la movilización social y cumplimento de todos los acuerdos firmados por el Gobierno nacional.

DSC_0064Estas acciones de movilización, por la reivindicación de los derechos fundamentales y la propuesta de paz que venimos desarrollando como movimiento indígena del Cauca, permiten denunciar lo que está ocurriendo al interior de nuestros territorios, donde las amenazas y atropellos se han incrementado, se habla de paz pero se sigue haciendo la guerra, como lo demuestran lo que está pasando en nuestras zonas:

La fuerza pública (Policía, SMAD y Ejercito) están utilizando la fuerza desmedida contra la movilización social, como está ocurriendo en el Norte del Cauca contra la minga legitima por la Liberación de la Madre Tierra; en ese sentido, las confrontaciones ahora se dirigen hacia los pueblos, comunidades y sectores sociales.
Se presentan asesinatos selectivos, amenazas, reclutamientos indiscriminado para diversas acciones de guerra, involucramiento de menores, la violencia sexual es repetitiva, destrucción de bienes comunitarios por acciones militares, desconocimiento del ejercicio legítimo de las autoridades en la aplicabilidad de la justicia propia, desplazamiento de la población, y señalamientos que ponen en riesgo la vida de nuestra gente y el buen nombre de nuestras organizaciones.
Extranjerización de la tierra en nuestro País que están siendo entregados por el Gobierno nacional a empresas privadas y multinacionales, que pone en peligro la soberanía de nuestros territorios y los pueblos.
Aumento de cultivos para uso ilícito, minería legal e ilegal, ocupación permanente de nuestros territorios por parte de actores armados legales e ilegales, campos minados, detenciones arbitrarias, entre otras situaciones.

La paz integral en una Colombia diversa no la define los acuerdos entre el Gobierno nacional con las FARC o con ELN, aunque sí es necesario que la guerra termine para que; la paz la construyamos con la participación activa de la sociedad civil, entre los sectores sociales y populares a través de la lucha y movilización permanente. Llamamos a campesinos, afrocolombianos, sectores urbanos, trabajadores, estudiantes, organizaciones de género y generacional para que continuemos construyendo procesos conjuntos hacia el país que anhelamos.

PUEBLOS Y COMUNIDADES INDÍGENAS DEL CAUCA

CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA –CRIC-

ASOCIACIONES DE CABILDOS DEL CAUCA

ORGANIZACIÓN INDÍGENA DE COLOMBIA ONIC

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google