Acompañado del socialista español Felipe González, Lula propone una “revolución interna” que salve al PT

Dime con quien andas y te diré quien eres. El aumento de la derechización del PT es la condición para mantener el poder y disputar votos a la derecha,



Lula quiere una “revolución interna” que salve el Partido de los Trabajadores
Por: Sputniknews | Martes, 23/06/2015 09:31 AM |
Credito: AP / Sputnik News

22 junio 2015 - Una “revolución interna” es la única solución a la crisis que atraviesa el Partido de los Trabajadores (PT), declaró el expresidente de la República de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en la conferencia “Nuevos desafios de la democracia”, celebrada este lunes en el Instuto Lula de Sao Paulo.

“Tengo 69 años y sigo diciendo lo que decía en los ochenta. Sigo pensando que es el momento de hacer una revolución en este partido, con gente nueva, más osada y con más coraje”, declaró Lula en presencia del también expresidente de España por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Felipe González, cuyo partido atraviesa una crisis similar pero desde la oposición.

“Tenemos que decidir si queremos salvar nuestra piel y nuestros cargos o el proyecto del PT”, insistió el líder del PT quien opinó que el partido, tras 12 años de gobierno, “ha perdido un poco la utopia” y recordó “cuando la gente de partido creía en los sueños y lloraba mientras hablaba”.

Por último, Lula realizó una fuerte autocrítica del funcionamiento del PT y acusó a los actuales dirigentes del partido de “no trabajar gratis” por el proyecto y de “pensar solo en su empleo, en su cargo, en ser elegido”.

En los últimos días, el expresidente ha aumentado fuertemente su discurso crítico con la sigla a la que representa llegando incluso a decir, en una reunión celebrada el pasado sábado recogida por el diario O Globo, que “Rousseff está en reserva y el PT por debajo” y que su partido “todavía es el mejor partido pero estamos perdiendo contra nosotros mismos”.

Aquel mismo sábado, la encuesta de opinión Datafolha señaló que Dilma Rousseff alcanzó su peor índice de popularidad desde que ascendió al gobierno en 2011 con apenas un 10% de aprobación de su gestión y un rechazo del 65%, es decir, un índice cercano al 68% que registró el expresidente Fernando Collor en septiembre de 1992 y que acabó con su salida del cargo.

Curiosamente, la misma encuesta señaló a Lula como el preferido por el 25% del electorado brasileño en caso de que se convocasen unas elecciones presidenciales en este momento, un buen resultado aunque no lo suficiente para superar al senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia de Brasil (PSDB), que lideró la encuesta con un 35% de las intenciones de voto.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google