Lideresa inuit (esquimales) gana “Nobel Alternativo” por defensa de su pueblo frente al cambio climático

El jurado reconoció a Watt-Cloutier por llevar “toda una vida” dedicada a la defensa del derecho de los inuits del Ártico “a mantener sus medios de vida y cultura, sumamente amenazados por el cambio climático”.



Lideresa inuit gana “Nobel Alternativo” por defensa de su pueblo frente al cambio climático

Sheila Watt-Cloutier

Servindi, 3 de octubre, 2015.- La lideresa indígena canadiense del pueblo Inuit, Sheila Watt-Cloutier, fue reconocida, junto a otras tres personalidades, con el premio Right Livelihood Awards 2015, por la defensa de los derechos de su pueblo frente al cambio climático.

Los ganadores del premio, el cual también el conocido como “Premio Nobel Alternativo”, fueron anunciados el 1 de octubre en el Centro Internacional de Prensa del ministerio sueco de Relaciones Exteriores, en Estocolmo.

Años de lucha

El jurado reconoció a Watt-Cloutier por llevar “toda una vida” dedicada a la defensa del derecho de los inuits del Ártico “a mantener sus medios de vida y cultura, sumamente amenazados por el cambio climático”.

La lideresa, que fue una de las primeras voces en alertar del impacto que los gases del efecto invernadero ocasionan al planeta, nació en Kuujjuaq, en el norte de Quebec.

En 2002, fue elegida presidenta de la Conferencia Circumpolar de los Inuit, que reúne a las comunidades de Canadá, Alaska, Groenlandia y Rusia.

Desde ese cargo, tres años después, demandó a Estados Unidos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por los daños que la contaminación del ambiente causa a su cultura, la cual algunos expertos consideran podría extinguirse con el incremento de las temperaturas por el calentamiento global.

“Para mí este no es un problema simplemente ecológico, es un problema cultural, de salud, algo muy real que afecta nuestro bienestar como pueblo”, declaró Watt-Cloutier aquella vez.

Entre sus reconocimientos, destaca el haber recibido el Premio al Desarrollo Humano de la ONU, en 2007, por las acciones legales emprendidas para denunciar el cambio climático.

Es autora del libro “The Right to Be Cold: One Woman’s Story of Protecting Her Culture, the Arctic and the Whole Planet”, acerca de la problemática de su pueblo frente al calentamiento global.
Más ganadores

Junto a Watt-Cloutier, fue reconocido el ministro de Relaciones Exteriores de las Islas Marshall, Tony de Brum, por su lucha en pos del desarme de las potencias nucleares.

Asimismo, Kasha Jacqueline Nabagesera, de Uganda, fue premiada por su trabajo a favor de la “vida libre de prejuicios y persecuciones” de los grupos LGBTI, labor que desarrolló con valentía y persistencia” pese a la “violencia y la intimidación”, señaló el jurado de los Right Livelihood Awards.

Entre los elegidos está también el médico italiano Gino Strada, quien es cofundador de la oenegé Emergency.

El jurado reconoció a Strada por su “gran humanidad y habilidad en la prestación de servicios médicos y quirúrgicos a las víctimas de conflictos e injusticias, señalando sin miedo las causas de la guerra”.

Su organización asistió a víctimas de conflictos armados en países como Afganistán, Sudán y otros.

El director ejecutivo de los premios, Ole von Uexkull, consideró que los ganadores “sostienen los valores que llevaron a la creación de las Naciones Unidas 70 años atrás.”

“En este año de crisis humanitarias globales, ellos proporcionan respuestas inspiradoras a los desafíos que signan nuestro tiempo”, aseveró.

El premio que será repartido entre los ganadores consiste en 3 millones de coronas suecas -cerca de 319.000 euros- y será entregado el 30 de noviembre en el Parlamento sueco.
Right Livelihood

El premio Right Livelihood reconoce la labor de quienes enfrenan los problemas de la humanidad actual como los problemas medioambientales, de la salud, los derechos humanos y la justicia social, entre otros.

Apunta a “honrar y sostener a personalidades que proponen soluciones concretas y ejemplares a los retos del mundo actual”, señala la organización.

El galardón, que puede traducirse al español como “El Premio al Correcto Modo de Vida”, lo creó en 1980 Jakob von Uexküll, escritor y exeurodiputado sueco-alemán.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google