Estudios de sicología del común. Sicolingüística del amor en las letras de Gabriela Mistral

Su grito de amor va dirigido a personas que a veces se nos parecen a imaginaciones o ausentes. A veces es un hombre y otras una mujer, quedando la duda de si era lesbiana o heterosexual, lo que no tiene importancia y las batallas de analistas que optan por una u otra modalidad no entienden que para gabriela el amor no se encierra.



Estudios de sicología del común.
Sicolingüística del amor en las letras de Gabriela Mistral

La sicolingüística ha quedado empantanada y reducida como ciencia, bloqueando así la posibilidad de avanzar los estudios de Guillaume que llegaron hasta la pobre definición actual de “Esta disciplina analiza cualquier proceso que tenga que ver con la comunicación humana, mediante el uso del lenguaje (sea este el que sea, oral, escrito, etc.). A grandes rasgos, los procesos psicolingüísticos más estudiados pueden dividirse en dos categorías, unos llamado de codificación (producción del lenguaje), otros llamado de decodificación (o comprensión del lenguaje). Comenzando por los primeros, aquí se analizarían los procesos que hacen posible que seamos capaces de formar oraciones gramaticalmente correctas partiendo del vocabulario y de las estructuras gramaticales. Estos procesos se denominan codificación.” (Wikipedia)

Traducido al lenguaje común, eso significa que la psique cumple junto a la mente una mera función instrumental, lo que es rechazado de plano si avanzamos el bisturí analítivo de la teoría de la complejidad para sostener que los procesos lingüísticos contribuyen a la formación de la sique, como el vuelo de las abejas distribuye el polen o el agua del río fluye y nutre la vegetación y vida animal de sus riveras. Todos ellos son circuitos de retroalimentación y equilibrio natural que por su vez se engarzan con los cuerpos, sentidos, mente y sique, que se rengarzan nuevamente con el aire y la biósfera en flujos permanentes de la vida.

Hasta aquí un ecologista queda satisfecho, cierra el libro y piensa o comenta “ya lo decía yo, todo está concatenado”, sin embargo está viendo un pelo de la cola y es necesario seguir avanzando, de otro modo nos estamos siempre deteniendo y de ahí nos atacan por todos lados en siniestras emboscadas los dogmas, las ideologías, los paradigmas, la pseudo-ciencia, la especulación y la demagogia.

Veamos un poco más eso de la interacción entre el lenguaje y la psique. El lenguaje es racional, natural, artificial, cultural o biológico? Luhmann dice que es un sistema, pero todo puede ser visto como sistema, incluso el cuerpo humano, lo que no dice nada, salvo describirlo, como Kelsen describe el derecho y pone encima la lápida de que no hay nada más allá, que la ciencia del derecho es una ciencia descriptiva. Bello oportunismo.

El lenguaje es natural, y el idioma, que no es lo mismo, es cultural. El idioma es la forma específica que asume el lenguaje en una cultura. El habla es una condición biológica de la cual emana el lenguaje en el mundo de la vida natural, es decir en las formas de vida compartida, el común, la comunidad. Lenguaje es comunicación, comunicación es el tejido del común, la circulación interna de datos, afectos, actos y construcción conjunta de conceptos, como los vasos comunicantes del cuerpo. Queda claro que destruir el ser y sus vasos comunicantes internos es desmembrar sus partes y someterlas como tales a los requerimientos del poder patriarcal, haciéndoles creer que son un yo y que la especie se constituye en nuevos órganos que cumplen diversas funciones serviciales al poder articulando un conjunto de Yos en lo que se denomina “organización”, que es una forma instrumental de atar grupos de individualidades que han perdido la raiz humana en el proceso de des-humanización de la ruptura del común y han perdido la raiz natural en el proceso de domesticación de partes o parcelas del resto de la naturaleza.

Dejamos a su imaginación las terribles consecuencias para la psique en los miembros de la especie de este proceso global de ruptura de los flujos, comunicaciones y circulación equilibrada de energías y afectos, en fin, del amor, donde sólo la creencia de la omnipotencia del Yo permite sobrevivir, ajustarse y aceptar estas nuevas condiciones.

Cuando leemos a Gabriela Mistral, encontramos ese dolor, esa ausencia y el grito del amor encerrado, por ejemplo a través de la ronda, que es una simbología del común arrebatado. Ella propone que nos volvamos a tomar de las manos en todas partes, no sólo como mandala, sino como forma de vivir. Su grito de amor va dirigido a personas que a veces se nos parecen a imaginaciones o ausentes. A veces es un hombre y otras una mujer, quedando la duda de si era lesbiana o heterosexual, lo que no tiene importancia y las batallas de analistas que optan por una u otra modalidad no entienden que para gabriela el amor no se encierra.

Cuando dice que todas íbamos a ser reinas, deja claro que el poder y el dinero no son importantes, sino que la importancia radica en el mar, en la montaña, el valle, el verde y la gente,

Hace falta releer sus letras, así como a Pablo de Rocka, con una mirada de la complejidad real y de sicolingüística, además de abrir todos los poros de la sensibilidad para que abrace el corazón, de otro modo caemos en el positivismo simplón y nunca vamos a captar la importancia real del vecino y los compañeros de trabajo o estudio.

Abrazos
Jaime Yovanovic (Profesor J)
https://www.facebook.com/YovanovicProfeJ
http://clajadep.lahaine.org
unlibre@gmail.com
https://www.facebook.com/groups/SicologiadelComun

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google