Bienvenidos, as, oas, de vuelta al mundo del amor

Lección-escuela-aprendizaje para los masculinos: Cada vez que se le vayan las pepas detrás de una “chica hermosa”, piense en estos porcentajes de tendencia o ideas de suicidio, Lo mismo digo de las chicas que miran a los “chicos buenos”.



Lección-escuela-aprendizaje para los masculinos: Cada vez que se le vayan las pepas detrás de una “chica hermosa”, piense en estos porcentajes de tendencia o ideas de suicidio, Lo mismo digo de las chicas que miran a los “chicos buenos”.
Oiga!! Me fui a la BBBBB!! 33% de las niñas entre 10 y 14 años en nuestra región ha tenido ideación suicida y otro 25% ha tenido planificación de suicidio.
Y la guinda de la torta…… problemas de autoestima por cánones de belleza….una mierdaaaa!!!
Ojo, oreja, pestaña y ceja, no es necesario ser padre o madre para influir en un niño o niña y romper con tanto canon estúpido.
(Tomado del muro féibuc de Romina)

Si piensa en esos porcentajes, no sólo ahora como estrella fugaz, sino permanentemente, como contribución a la recuperación de lo humano un poco más lejos del individualismo y de satisfacer los deseos “propios”, estará entonces aportando al cambio de las relaciones que son el verdadero cambio, pues los cambios de estructuras y superestructuras no cambian nada, salvo los que manejan o quieren manejar la sartén por el mango, como los partidos, las ideologías, las religiones, el estado y el mercado.

El cambio no es una meta, sino un modo de vivir y amar para la reconstrucción del común, que tampoco es un cambio, sino un modo de caminar sin caminos, sino haciéndolos al andar juntos a punta de compartir y sentir desde los corazones, desde y con el instinto salvaje (o mejor llamarlo silvestre) desde uno mismo, en y desde la familia, en y desde el barrio, el centro de trabajo o de estudio y en la calle. Invitémonos unos a los otros y otras a sacarnos las ilusiones y apariencias de los “caminos” que nos ponen por delante y caminemos juntos desde todas partes hacia todas partes, pero saquémonos la cáscara, no podemos andar bien si sólo acumulamos experiencias y saberes en el cerebro o nos comemos la cáscara unos a los otros, aprendamos a disfrutar la pulpa, la carne y el corazón. esta sociedad individualista parece también la sociedad del placer individual, del hedonismo. El cambio está en ti y en cada uno de nosotros cuando permitimos la circulación del newen, que los “luchadores de la política y del poder” comparan interesadamente con la “fuerza” de la guerra de las galaxias, cuando en realidad se trata de la energía y el despliegue de la potencia con creatividad y constructividad en profunda integración con la madre tierra.

Que viva el amor y que viva el sexo, pero que no te satisfaga hacerlo con una cáscara. Atravieza su piel tocándola y aprendiendo a entrar hacia su corazón para que toque el tuyo y podamos abrir paso a la circulación de los flujos afectivos y amorosos de la energía que nos atraviesa a todos (o debería atravesarnos, ya que el individualismo del andar en las rutas y modos trazados en cada minuto y en cada milímetro por el poder y la lucha por tomarlo o destruirlo, no lo permite). Bienvenido, a, oa, de vuelta al mundo del amor.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google