Chile: Tendencias del Frente Amplio en la disputa Sánchez-Mayol

El partido Humanista acaba de proclamar como su candidata presidencial a Beatriz Sánchez, la escogida por el bloque estudiantil del Frente Amplio, bloque que representa las esperanzas institucionales despertadas desde el 2011 en el movimiento estudiantil en pos del estado benefactor, es decir, profesionales gracias al estado y gracias al fuerte movimiento inicial de base que fue llevado a la arena parlamentaria por los dirigentes partidarios que luego dieron inicio al FA.



Chile: Tendencias del Frente Amplio en la disputa Sánchez-Mayol

El partido Humanista acaba de proclamar como su candidata presidencial a Beatriz Sánchez, la escogida por el bloque estudiantil del Frente Amplio, bloque que representa las esperanzas institucionales despertadas desde el 2011 en el movimiento estudiantil en pos del estado benefactor, es decir, profesionales gracias al estado y gracias al fuerte movimiento inicial de base que fue llevado a la arena parlamentaria por los dirigentes partidarios que luego dieron inicio al FA.

Apoyan a Mayol básicamente los grupos tradicionalistas, aunque se trata de agrupaciones relativamente nuevas, sus políticas son continuistas, de rescate del pasado, de tradiciones de organización, programas y luchas, de la UP y del gobierno Allende. La mayor parte de los principales dirigentes de esos grupos provienen del Partido Comunista, del Partido Socialista y otros, como el grupo Nueva Democracia, formado principalmente por Cuevas, ex PC y dirigente del cobre, junto a una enormidad de grupos y cuadros salidos del PC, además de la Unión Nacional de Estudiantes, que nació de los análisis marxistas y la orientación del historiador Gabriel Salazar, hoy día en silencio, pues se dice que está colaborando en secreto con el partido que se está haciendo al interior de la UNE, cuya noticia indignó a la dirigente sindical porteña Mabel Zúñiga que planteó su retirada de Nueva Democracia ante el engaño, ya que si es un movimiento estudiantil que ingresa a Nueva Democracia dirigido desde adentro por otro partido, mal haría de estar participando en la construcción del partido Nueva Democracia. Recordamos que Salazar siempre ha planteado que hay que retomar la política desde el gobierno Allende.

Los grupos salidos del Partido Socialista por su parte, algunos de ellos se fusionaron en el Movimiento al Socialismo Allendista, copiando el nombre del partido boliviano de Evo Morales y agregando la figura del ex-presidente popular, y acaban de declarar a Mayol su candidato.

Como conclusión podemos decir que la base de sustentación de Mayol en el FA es el reformismo obrero y su constante romance con el reformismo pequeño-burgués.

Sin embargo la crítica de Mayol hacia Cuba no ha caido bien, por ejemplo en el Partido Igualdad, que se mueve como veleta de un lado a otro en el FA, ya que nació de la fusión entre salidos del PC, como Lautaro Guanca, actual concejal en Peñalolén, y los hijos de la Surda, seguidores de Marta Harnecker, del estructuralismo marxista y de la dirección de la “izquierda política” sobre la “izquierda social”, tales como Iván Carrasco, aunque el grupo de profesores e investigadores de la Usach seguidores de Gramsci, ha optado por apoyar la corriente MPL dentro de Igualdad, partido que pasa amenazando con apoyar su propio candidato al interior del FA, lo que no cae bien obviamente entre quienes ya han manifestado sus opciones, como los mayolistas y sanchistas.

Los grupos que apoyan a Sánchez no dependen de la vieja izquierda del reformismo obrero, sino que son francamente una corriente reformista pequeño-burguesa, es decir, la conducción de los procesos sociales desde la inteligencia y el poder que da el tener un título universitario, esto es, capas medias entusiasmadas con su propia potencia tras haber sumado a millares tras la consigna de la gratuidad de la enseñanza superior, o sea, un rol del estado que les apoya directamente y, consecuentemente, modos democráticos y participativos para que las posibilidades estatales estén más al alcance de cada uno que así se siente envuelto en la política desde sus necesidades individuales.

Por eso se rompe el autonomismo, entre los seguidores de la Surda, el izquierdismo que dirigirá lo social desde la vanguardia, y los profesionales enquistados en el sistema (Boric y Sharp, ambos miembros de familias prominentes de Magallanes). Los primeros se han aliado con otros grupos similares para introducirse en los movimientos sociales, tales como Izquierda Libertaria, grupo dirigido internamente por la Organización Comunista Libertaria, seguidores de la Plataforma Maknovista. También los de la izquierda Autónoma están en abierto romance con el partido Igualdad, a través de sus ex camaradas de la Surda como carrasco y compañía.

El Movimiento Autonomista es la representación del reformismo pequeño-burgués más nítido, aunque nadie quizo bajar de los cerros de Valparaíso a votar Sharp ni otro, cansados de las demagogias, y si participaron poco más del 30% de electores, vea usted que Sharp se sostiene apenas con alrededor de 10% del electorado porteño, en especial estudiantes, que fueron llevados en masa a votar, profesionales, intelectuales y comerciantes.

El otro partido pequebú del FA es RD, Revolución Democrática, del niño maravilla de la Pontificia, Giorgio Jackson, con lazos históricos, ideológicos y amistosos con la DC y la iglesia católica, que por pura casualidad rescata la consigna de Frei padre de la revolución en libertad.

Por otra parte, los grupos más a la izquierda, como Ukamau, donde confluyen militantes y simpatizantes de diversos grupos rebeldes, han optado por contemporizar con todos a la espera del desarrollo de la corriente popular social, y entienden que se trata de la única manera de acumular fuerzas, con lo que colaboran abiertamente con los dos reformismos imaginando que paso a paso podrán someter al protagonismo social para disputar desde allí a las capas medias la conducción de este porceso estatista y estatizante, o sea, la vieja política de izquierda de disputar el poder en vez de contribuir al despliegue de la potencia protagonista social. Y nada menos que con un programa nacional-popular como han hecho los gobiernos progresistas del continente que ha fracasado o están fracasando, de modo que podemos situarlos en el bloque del reformismo obrero. Pruebas al canto:

“Creemos que la salida del neoliberalismo pasa en estos momentos por la articulación de un bloque histórico con un proyecto de desarrollo nacional-popular. No es lo que preferimos, pero es lo que hay, y es la alternativa que podría permitirnos a todos acumular las fuerzas suficientes como para desarticular las alianzas de clase de los grandes grupos económicos y desplazar políticamente al duopolio, siempre y cuando logremos articular desde sectores del empresariado no monopólico a los pobres del campo y la ciudad. Es en este proceso donde vemos mayores posibilidades de fortalecimiento de nuestra clase en su conjunto, y en el que podemos entrar a disputar la conducción del proyecto a los sectores medios, superándolo”.
http://www.eldesconcierto.cl/2017/02/24/movimiento-ukamau-2017-fortalecer-los-trabajadores-disputar-la-coyuntura-electoral/

Los grupos troskistas son los más interesados en que vaya de candidato su militante Messina, líder del NoAFP, espacio de lucha que pretende envolver a la población en las mismas dinámicas estudiantiles, es decir, exigir migajas a papá-estado, es allá arriba donde se toman las decisiones y según ellos no vale la pena invertir en el protagonismo social que construya otra sociedad con sus porpias manos.

Jaime Yovanovic (Profesor J)
unlibre@gmail.com

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google