Creación y principios del Municipio Autónomo de San Juan Copala en Oaxaca

Creado formalmente por acuerdo de los barrios y comunidades que habían permanecido sujetas a los municipios de Santiago Juxtlahuaca, Putla de Guerrero y Constancia del Rosario, dominados por mestizos. Quienes en lugar de respetar nuestros derechos y tratarnos como parte de ellos nos discriminan, nos
desprecian y nos explotan



El Municipio Autónomo de San Juan Copala

Por Cabildo Autónomo de San Juan Copala, Oaxaca

Creación del Municipio Autónomo

El día 20 de enero de 2007, el consejo de ancianos de los barrios y comunidades que integran la región triqui baja, acompañados por las autoridades y los líderes naturales de nuestra región, dieron posesión a las autoridades municipales del Municipio Autónomo de San Juan Copala.

Este fue creado formalmente por acuerdo de los barrios y comunidades que habían permanecido sujetas a los municipios de Santiago Juxtlahuaca, Putla de Guerrero y Constancia del Rosario, dominados por mestizos. Quienes en lugar de respetar nuestros derechos y tratarnos como parte de ellos nos discriminan, nos
desprecian y nos explotan comprando nuestros productos a bajos precios y acaparan los recursos económicos que por derecho nos corresponden.

Con la creación del Municipio Autónomo de San Juan Copala,
las comunidades y barrios de la región triqui baja buscamos crear
condiciones para que, al igual que para el resto de los mexicanos
y oaxaqueños, sean respetados nuestros derechos, tengamos
oportunidad de superarnos y podamos hacer realidad la aspiración
de nuestros pueblos de acceder a una vida mejor y acabar con la
injusticia, la desigualdad y la explotación en la que hemos vivido
desde hace muchos años.
Al mismo tiempo, representa la recuperación de la categoría de
municipio que la XL Legislatura del estado de Oaxaca nos arrebató
en el año de 1948, argumentando que no obedecíamos las leyes del
Estado y no colaborábamos con el gobierno.
La creación del Municipio Autónomo de San Juan Copala
representa un paso más en la larga lucha de nuestros pueblos que
han permanecido aislados por siglos, abandonados a su suerte por
los municipios a los que formalmente pertenecen desde 1948.
Junto con ello, persiste una cruel explotación de la mano de obra y
un irracional saqueo de recursos naturales. Por esa razón, el ejercicio
de nuestro derecho a la autonomía representa la posibilidad de superar
el sometimiento político y económico en que nos encontramos, de
manera que podamos participar en la vida política, económica y
social del estado y la nación, en igualdad con otros municipios y sin
perder nuestra especif icidad sociocultural.
Para defender nuestros derechos nos apelamos a los Acuerdos de
San Andrés y a la legislación internacional, que reconocen el derecho
a la autonomía de los pueblos indígenas; también nos basamos en las
leyes mexicanas, aunque éstas sean más limitadas en la materia.
Para nosotros, la lucha es de las comunidades y barrios que
integran al pueblo triqui. Entre las comunidades que forman el
Municipio Autónomo de San Juan Copala no hay más organización
120V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
que la estructura que, a través de siglos, han construido las propias
comunidades. Pero, por otra parte, respetamos a las organizaciones
políticas que tienen una estructura ajena a la de nuestras comunidades,
por lo que exigimos igual respeto para nuestra decisión.
Los ideales que guían nuestra lucha son los mismos de nuestros
líderes históricos. Los de los hermanos Hilario y Jacobo Alonso
Medina; de Dionisio Arriaga y Domingo Santiago; de Guadalupe
Flores Villanueva “Nato” y de Luis Flores García; de Juan Martínez
López, Domingo González Domínguez y de Paulino Martínez Delia.
Líderes que en diversas épocas supieron guiar a los triquis y ofrendaron
la vida en defensa de sus ideales.
Conformes con lo anterior, la línea política e ideológica de las
comunidades que han creado el Municipio Autónomo, es la que
marcaron los fundadores del Movimiento de Unif icación y Lucha
Triqui (MULT), cuyo eje central es la autonomía del pueblo triqui;
la defensa de sus tierras y sus recursos naturales; el derecho al
reconocimiento de nuestros gobiernos internos y a regir nuestro
destino de acuerdo con nuestros usos y costumbres, nuestro derecho
a defender nuestra cultura y decidir nuestro propio desarrollo.
De ahora en adelante serán las autoridades del Municipio
Autónomo de San Juan Copala, en coordinación con las autoridades
de las agencias municipales y los barrios, así como los líderes
naturales, quienes encabezarán la lucha del pueblo y dirigirán los
planes de seguridad, desarrollo, salud y educación en la región.
Al dar a conocer al mundo nuestra decisión de crear el Municipio
Autónomo de San Juan Copala, solicitamos su apoyo para resistir las
embestidas del gobierno, de todos los enemigos del pueblo triqui, de
los grupos políticos y económicos que con la medida verán afectados
sus intereses y lucharán por defenderlos a costa de lo que sea.
121Otras Geografías
La larga lucha del pueblo triqui
En la década de los años setentas varios líderes naturales triquis
comenzaron a organizar a los barrios, conscientes de que la única
salida a la problemática de los pueblos era encontrar soluciones
pacíf icas entre ellos mismos, es decir, en conjunto.
Entre los líderes destacó un joven de
en la década de los
nombre Guadalupe Flores Villanueva, mejor
años setentas varios
conocido como “Nato”, el cual se oponía a
líderes naturales
triquis comenzaron los cacicazgos, buscaba que el pueblo eligiera
a organizar a los libremente a sus autoridades para buscar así
la unif icación de todos los barrios, pretendía
barrios
también que se marcaran los linderos de las
tierras comunales con base en los documentos
existentes, que se formaran cooperativas para comercializar el café y
el plátano en benef icio de la comunidad.
Todas estas ideas fueron ampliamente aceptadas, pero el 14 de
noviembre de 1972 fue asesinado por caciques ligados al gobierno,
que temían perder sus privilegios.
En el año de 1975, a un año de la muerte de “Nato”, las comunidades
y barrios encabezados por Luis Flores García crearon la primera
organización independiente del pueblo triqui, denominada El Club;
la cual trabajó para que cesaran las hostilidades entre los barrios, en
la formación de cooperativas para la comercialización del café y el
plátano, y en la compra de maíz para evitar a los agiotistas.
Otra de las actividades del Club fue la lucha por la tierra, por lo
que en el mes de octubre del mismo año los representantes de Bienes
Comunales y las autoridades municipales marcaron los límites de sus
tierras según sus documentos.
A casi un año de este hecho trascendental, el 11 de agosto de 1976,
fue asesinado Luis Flores García y, a pesar de que la semilla ya estaba
sembrada, algunos líderes tuvieron que salir de la región para evadir
la represión.
122V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
Fue así como retomaron la posibilidad y necesidad de volver a
construir una nueva organización independiente, ya que la represión
prácticamente había desmembrado al Club.
El 8 de noviembre de 1981, después de mucho esfuerzo, se creó el
Movimiento de Unif icación y Lucha Triqui (MULT), cuyo objetivo
principal fue unif icar a las comunidades de la región triqui en el
estado de Oaxaca, para luchar juntos por: la defensa de nuestras
tierras y recursos naturales de la sobreexplotación, el derecho a
elegir autoridades de acuerdo con nuestros usos y costumbres y la
conservación de nuestra cultura.
De la misma forma, queríamos resolver las necesidades básicas
de las comunidades triquis como son: vivienda, educación,
servicio de salud, luz eléctrica y vías de comunicación. También
buscábamos detener la represión y los abusos de que éramos objeto
por las autoridades priístas de la agencia municipal de San Juan
Copala, encabezadas por los caciques de los municipios de Putla y
Juxtlahuaca. Éramos reprimidos, muchos de nuestros hermanos
fueron perseguidos y asesinados por el Ejército Federal y los policías
federales y estatales.
Aunque en ese tiempo no se usaban estas palabras, desde entonces
nuestra organización, el Movimiento de Unif icación y Lucha Triqui
(MULT), luchaba por la defensa de los derechos humanos de los
triquis y por su autonomía como pueblo indígena.
Por mucho tiempo nuestra organización se caracterizó por su
independencia y por la democracia con que organizaba su vida
interna.
Gracias a la solidaridad social, nuestra lucha logró detener, en
parte, la represión masiva contra el pueblo triqui, pero esta siguió
manifestándose con la muerte y encarcelamiento de varios líderes
que perdieron la vida por luchar por la libertad y los derechos de
nuestros pueblos.
123Otras Geografías
Otros de los logros de la movilización fue la detención de la
explotación de nuestros bosques y la recuperación de muchas
de las tierras comunales que los caciques de la región nos habían
arrebatado. De la misma manera, logramos arrancar al gobierno
diversos benef icios, lo cual no fue suf iciente para el desarrollo de
nuestra región ya que estábamos muy rezagados.
Durante varios años de lucha, el MULT se mantuvo independiente
del Estado, de los partidos políticos y de otras organizaciones
político-sociales. Mantuvimos relaciones fraternas de apoyo mutuo
con muchas organizaciones sociales no-gubernamentales y así fue
como nos ganamos su respeto.
Impulsamos la práctica de la democracia al interior de las
comunidades que participaban en nuestra organización, fortaleciendo
la participación de las autoridades y líderes naturales de todas las
comunidades para la toma de decisiones, logrando así mantener la
organización estable.
Sin embargo, al paso de los años —cuando ya los principales
líderes de la organización habían sido asesinados, encarcelados o se
encontraban exiliados fuera del estado por la represión— quienes
quedaron al frente de la organización fueron cambiando el rumbo,
negociando con el gobierno proyectos económicos para la región y,
por tanto, olvidando el objetivo principal por el que fue creada.
Lo peor sucedió en el año 2003, ya que por iniciativa de
algunos políticos gubernamentales decidieron convertir nuestra
organización en un partido político: el
el Movimiento
Partido Unidad Popular. Por esto, desde
de Unificación y
Lucha Triqui
entonces se le conoce como MULT-
luchaba por la
PUP. Para los líderes, la organización
defensa de los
dejó de ser un instrumento de lucha
derechos humanos
para defender los derechos de las
de los triquis y por
comunidades triquis y la convirtieron
su autonomía como
en un instrumento del gobierno para
pueblo indígena
mantenerse en el poder.
124V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
Por estar en desacuerdo con el comportamiento del MULT, el
20 de abril del 2006, un grupo de comunidades de la región triqui
baja, acompañadas por nuestras autoridades y líderes naturales,
hicimos pública nuestra decisión de separarnos del MULT-PUP,
al cual pertenecimos por cerca de 25 años. Establecimos entonces
la organización denominada Movimiento de Unif icación y Lucha
Triqui- Independiente (MULT-I).
Tomamos esta decisión después de muchas pláticas entre los
líderes, las autoridades y los miembros de las comunidades que
decidimos separarnos de la que había sido nuestra organización, en
la cual se veía una clara desviación de los objetivos para los cuales
había sido creada.
Al interior de la región la situación había empeorado. Ya no
se consultaba a las autoridades de las comunidades y los barrios
para la toma de los acuerdos fundamentales; por el contrario, se les
imponían las decisiones muchas veces en contra de su voluntad y se
castigaba severamente a quienes se oponían, incluso se asesinaba a
los opositores o a sus familiares.
Esto nos llevó a la conclusión de que era el momento de
enderezar el rumbo, recuperando los principios y objetivos que
guiaron a nuestros compañeros cuando crearon la organización
(MULT), por la cual muchos de ellos ofrendaron su vida.
Lamentablemente, la división en dos organizaciones
independientes agudizó la violencia ligada a la af iliación política,
que ya asolaba la región anteriormente. Entre 2006 y 2007 fueron
asesinados 12 compañeros del MULT-I, tres
el 20 de abril del
niños en las comunidades de la región triqui
2006 establecimos
y 10 personas más resultaron heridas en las
la organización
frecuentes balaceras y asaltos. Después de la
denominada
Movimiento de
creación del Municipio Autónomo, en enero
Unificación y Lucha
de 2007, dos compañeros fueron asesinados,
Triqui-
Independiente
uno de ellos fuera de la región, en la cabecera
(MULT-I)
mixteca Santiago Juxtlahuaca.
125Otras Geografías
Para el MULT-I y el Municipio
Autónomo, el hecho más trágico ocurrió
el 7 de abril de 2008, cuando fueron
asesinadas Teresa Bautista Merino, de 24
años, y Felicitas Martínez Sánchez, de 20,
nuestras compañeras locutoras de La Voz
que Rompe el Silencio, la radiodifusora
comunitaria del Municipio Autónomo de
San Juan Copala.
la división en dos
organizaciones
independientes
agudizó la violencia
ligada a la afiliación
política, que ya
asolaba la región
anteriormente
Por trágica coincidencia, la agresión aconteció mientras se
dirigían, junto con otros compañeros, a la ciudad de Oaxaca para
participar en el Encuentro Estatal por la Defensa de los Derechos de
los Pueblos de Oaxaca. No obstante que el hecho haya trascendido
a nivel internacional, y que se haya otorgado a las dos jóvenes
—post mortem— el Premio Nacional de Periodismo, su asesinato
sigue impune.
Los principios del Municipio Autónomo
Antes de crear el Municipio Autónomo se convocó a las comunidades
triquis af iliadas, a todas las organizaciones, las del MULT-I, las de
la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT), y las
seis comunidades que la CNC controla en la región triqui. El tema
de las pláticas era cómo evitar el baño de sangre en la región, cómo
cambiar el futuro de Copala, qué hacer con nuestro pueblo y nuestro
territorio, cómo avanzar por el bien de las comunidades.
Muchas comunidades pertenecían a la Asamblea Popular de los
Pueblos de Oaxaca, pues en las asambleas participaban concejales de
la APPO para discutir estos temas.
En una asamblea muy amplia, regional, los grupos de mayordomos
y los consejos de ancianos que participaban dijeron que formar otra
organización era seguir dividiéndonos; en un corto tiempo habría que
comprometerse con un partido político. Con base en su experiencia,
consideraron también que, cuando las organizaciones son recientes,
126V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
el gobierno las apoya cada vez que van a gestionar y la organización
trabaja en la comunidad; pero, cuando pasa un tiempo y se forman
dos o tres líderes y ven que reciben muchos recursos, y tienen
influencia en muchas comunidades, ya no mandan los recursos a las
comunidades.
La mayoría de los habitantes de los barrios que tomaron la decisión
de formar el Municipio Autónomo, lo hicieron después de darse cuenta
de que ni las instituciones del gobierno, ni los partidos políticos, ni
las organizaciones políticas que se crearon en la región defendían los
derechos de los triquis. Por el contrario, sólo nos usaban para que los
líderes se enriquecieran, mientras entre nosotros nos enfrentábamos
con resultados de decenas de muertos, heridos, desaparecidos y miles
de hermanos que f inalmente abandonaron la región como forma de
seguir viviendo.
Al f inal de varias discusiones, decidimos no crear ninguna
organización, sino mejor rescatar la cultura, los usos y costumbres
de la región para construir nuestra propia autoridad, nombrar
nuestro presidente. En ese momento no se dijo ni se mencionó la
autonomía, sólo se decidió trabajar a nuestro modo e incluir a todas las
organizaciones que están en San Juan Copala, reconociéndonos como
hermanos triquis.
Asimismo, se acordó que en el Municipio Autónomo de San Juan
Copala, en un futuro, no se instalarían las casillas de ningún partido
político y tampoco se permitiría la propaganda de los partidos ni la
entrada de los políticos.
El MULT-I, junto con las comunidades
triquis, creó el Municipio Autónomo
de San Juan Copala para reivindicar la
lucha del pueblo triqui por la autonomía
indígena, por recursos por sus derechos
políticos, económicos, sociales, culturales
y por sus sistemas normativos.
decidimos no crear
ninguna organización,
sino mejor rescatar
la cultura, los usos
y costumbres de la
región para construir
nuestra propia
autoridad
127Otras Geografías
Congruentes con los propósitos que animan a nuestra organización,
hemos enfocado nuestros esfuerzos a la reconciliación de nuestras
comunidades que por mucho tiempo han sostenido enfrentamientos
por intereses ajenos a ellas. Estos enfrentamientos han sido incitados
por personas de otros lugares que los promueven con el propósito de
aprovechar las riquezas naturales de nuestras comunidades y lograr así
sus intereses personales.
Desde la fecha en que se formó el MULT-I hasta ahora hemos
sostenido pláticas con autoridades comunitarias y líderes de diversas
comunidades para analizar las causas de los enfrentamientos.
La justicia y la seguridad
Nos constituimos como Municipio Autónomo el 20 de enero de 2007
y a partir de esa fecha hemos impulsado varios proyectos.
Nuestra prioridad fue el tema de la paz y de la justicia en la zona,
y en este tema es donde más logros hemos tenido.
En años anteriores estaban presentes en el territorio la policía
del estado y la policía judicial, mucho antes había un cuartel militar
en Copala; pero todas las policías se convertían, regularmente, en
guardaespaldas de los caciques de la zona.
Era frecuente ver pasar los coches de los caciques escoltados por
las patrullas. Mientras había diariamente muertos entre la gente, a
ellos nadie los tocaba.
Cuando los policías detenían a algún delincuente, los entregaban
a la autoridad competente y ésta en seguida lo liberaba; o sea, que la
justicia del Estado nunca se aplicó como debe de ser.
Cuando los grupos de mayordomos y los consejos de ancianos
empujaron hacia la constitución del municipio, abrieron la discusión
a los temas de la violencia, de cómo crear nuestra propia policía
y qué hacer con la policía del estado. La conclusión fue nombrar
nuestra propia seguridad comunitaria para que resguardara al
pueblo, y rechazar la del estado en la zona triqui.
128V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
Hemos estado en contacto con la Policía Comunitaria de Guerrero,
nos han guiado, ya que para nosotros es una experiencia nueva.
Unos meses antes de la creación formal del Municipio Autónomo,
la policía trató de regresar a Copala, pero las mujeres se organizaron,
cerraron las entradas a la comunidad y nunca entró en su antiguo
campamento, igual que los militares.
Hemos trabajado mucho en la seguridad y avanzamos, aunque
lentamente: desde la creación del Municipio Autónomo y por los
siguientes dos años, no hubo más muertos ni heridos en Copala.
Lamentablemente, en 2009 se verif icó una agresión en contra del
cabildo municipal autónomo en la que fue asesinado un niño.
De todos modos, el nivel de la violencia se ha reducido muchísimo.
Antes las balaceras eran diarias, no se podía salir a la calle ni siquiera
salir a la azotea de las casas.
Hasta ahora se han celebrado f iestas importantes en Copala, entre
otras el Tata Chu. 3 En ocasión de esta festividad, que se celebra en
el mes de marzo, se realiza una feria que dura ocho días, en la cual
participan pobladores de toda la región. Antes, al terminar la f iesta,
se contaban tres o cuatro muertos al año, sin falta. ¡No era imaginable
que una f iesta pudiera terminar con saldo blanco! Ahora ya pasaron
dos de esas f iestas y no ha habido ningún muerto ni herido. Esto nos
da a entender que la autonomía nos está dando frutos.
Ya se van apaciguando los problemas, la región está más segura,
más tranquila; las escuelas empezaron otra vez a funcionar. En 2006
las escuelas no funcionaron: sólo las primarias que estaban sobre
carretera, en la sierra los maestros no querían entrar.
Anteriormente, San Juan Copala, como otras comunidades, 4
estaba política y físicamente dividida: una parte pertenecía al MULT
Se trata de la f iesta más importante de Copala, en honor de la imagen del Cristo -Tata
Chu- que se encuentra en la iglesia principal de Copala.
4
La confrontación entre MULT y MULT-I no es el único conflicto entre organizaciones
en la región triqui. Desde su fundación, el MULT está involucrado en un grave conflicto
con la UBISORT que ha cobrado centenares de vidas y ha causado el desplazamiento de
unas 200 familias indígenas. En una nota periodística (La Jornada, 6 abril 2009, p.29)
“El MULT responsabiliza a grupos paramilitares y a la príista UBISORT de los 350
asesinatos, encarcelamientos, amenazas y agresiones padecidos por sus integrantes y
moradores de la zona” [nota de los coordinadores].
3
129Otras Geografías
y otra al MULT-I. En las noches no se podía caminar por las calles,
las balas andaban sueltas.
Obras, salud y educación
Dentro de los objetivos que al formar el Municipio Autónomo nos
propusimos, se encontraban los siguientes:
• Construir condiciones para poner un alto a la violencia entre los
barrios triquis.
• Impulsar programas de desarrollo que ayudaran a los triquis a
producir ellos mismos lo que consumen.
 • Impulsar proyectos de salud comunitarias para terminar con
las enfermedades.
• Trabajar para la creación de una preparatoria triqui.
• Rescatar nuestra cultura, fortalecer nuestro sistema de gobierno,
el idioma triqui y las artesanías.
Impulsamos algunas obras para las comunidades de la zona
triqui. De ellas, algunas ya se terminaron, como la carretera de
aproximadamente 7 Kms. que se pudo trabajar con las comunidades.
Después de tres meses de constituirnos como Municipio
Autónomo, las autoridades fuimos a gestionar apoyo con instituciones
en las escuelas no no-gubernamentales. F irmamos un convenio
con la Universidad de la Ciudad de México
tienen que ir los
niños con uniformes para facilitar la titulación de nuestros maestros
triquis. Con la Universidad Autónoma
comprados, sino
(UAM-X)
con la vestimenta Metropolitana-Xochimilco
realizamos un diplomado para los maestros,
tradicional
que se especializaron en la educación en el
marco de la autonomía.
Se está apostando a una nueva educación, retomamos la lengua
y la cultura triqui en las escuelas: antes la enseñanza solo era en
español.
130V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
Revalorar la cultura signif ica también cosas concretas, por
ejemplo, que en las escuelas no tienen que ir los niños con uniformes
comprados, sino con la vestimenta tradicional, que además disminuye
el gasto para los padres. También los maestros se están capacitando:
hay pláticas de formación entre los ancianos y los maestros, como
intercambio de experiencias.
Otro proyecto es el de salud comunitaria que, como el de
educación, se está realizando con el apoyo de la UAM-X. Logramos
que en la clínica de salud ya exista médico para que atienda las
enfermedades que padecen los pueblos triquis. Quisiéramos lograr
impulsar programas para evitar las enfermedades, pero para aseo
nos falta mucho que avanzar.
También estamos impulsando el mejoramiento de la producción
del café y el plátano, dos productos muy importantes para la economía
de los triquis.
Junto con ello se promueven pequeños grupos de artesanías y de
rescate cultural.
Como autoridades del Municipio vemos que estas son metas
importantes que se han logrado gracias a la autonomía. Si, al
contrario, estuviéramos como antes en distintas organizaciones
políticas o partidos, a esta altura estaríamos contando muertos, no
proyectos en camino.
94.9 FM, La Voz que Rompe el Silencio
Cuando el Municipio Autónomo se acercaba a cumplir un año, nos
dimos cuenta que necesitábamos fortalecer la comunicación con las
comunidades lejanas. Decidimos instalar una radio comunitaria. Por
eso algunos jóvenes se capacitaron, entre ellos Teresa y Felicitas. La
radio se inauguró en el aniversario del municipio.
El primer objetivo era que los jóvenes aprendieran a utilizar la
radio. El locutor debe cuidar muchos detalles: no decir palabras que
puedan afectar a la población, no dar espacio a provocaciones; en
131Otras Geografías
pocas palabras, no utilizar la radio para hacer política of icial. Eso sí, la
radio debe servir para fortalecer la política del Municipio Autónomo.
Desde un principio se pensó a la radio como la voz de la autoridad
autónoma y la voz del pueblo.
Hicimos varios programas con las compañeras Felicitas y Teresa,
que pasaban casi todo el día en la radio. Así la radio, a pesar de no
llegar tan lejos, se convirtió en una referencia para los triquis de
Copala: mucha gente, viendo el compromiso de las compañeras,
empezó a ayudarlas.
La radio inicialmente llegó también a muchas comunidades
de la otra organización, el MULT. Cuando fueron secuestradas y
desaparecidas dos compañeras del MULT, las hermanas Ortiz, se
grabó una cápsula en homenaje a ellas y a la juventud de la zona,
que recitaba: “Somos muy jóvenes para saber, somos muy jóvenes
para morir”, y se transmitió muchas veces por la radio.
Se pensaba que los jóvenes de la radio pudieran dar mensajes a los
jóvenes de otras comunidades y hacerles ver que la política actual del
Municipio Autónomo es muy diferente a la forma de trabajar de las
organizaciones históricamente presentes en la zona triqui.
Por esto, desde el principio se llamó La Voz que Rompe el Silencio:
para que fuera la voz de las comunidades que no tenían voz, para
que estas pudieran reclamar la justicia, que es un derecho. También
se pretendían difundir los derechos que tenemos como pueblos
indígenas, para que no nos sigan engañando los partidos políticos.
Esta es la visión de la radio, su sueño: que los triquis puedan conocer
sus derechos. Porque hay muchos triquis que están inconformes con
la política del estado y, sin embargo, hacen lo que les dice el gobierno
por no saber sus derechos. Con la radio se quieren impulsar los
derechos indígenas y de la mujer.
Sabemos que el tema de los derechos de la mujer es difícil, ya que
por años las mujeres nunca participaron en las decisiones, nunca se
escuchó su voz en la zona triqui. Nuestras compañeras iniciaron a
preguntarse: ¿Cómo hacer para que las mujeres trabajen, opinen al
132V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
respecto de lo que sucede en la zona? Por eso nació un programa
específ ico en la radio.
La radio dejó de funcionar por un
tiempo cuando mataron a Teresa y Felicitas.
Los jóvenes tenían miedo de ir a la cabina,
se habían hecho la idea de que los que se
rebelan en Copala son destinados a ser
asesinados. Pero, poco a poco, fueron otra
vez acercándose a la cabina y se reiniciaron
las transmisiones con más jóvenes.
el locutor debe
cuidar muchos
detalles: no decir
palabras que puedan
afectar a la población,
no dar espacio a
provocaciones; en
pocas palabras, no
utilizar la radio para
hacer política oficial
Nuestra radio es parte de la Red de
Radios Comunitarias del Sureste, la mayoría de las cuales son de
la zona del Istmo. Con estas y otras radios tenemos relaciones de
intercambio para que todos nos podamos enriquecer y fortalecer al
compartir experiencias.
Apertura y colaboración con otras comunidades
La base fuerte del Municipio Autónomo son seis comunidades. En
las demás todavía están unas organizaciones, pero también en otro
nivel trabajan con el Municipio Autónomo. Consideramos que más
adelante podrán declararse públicamente como parte del Municipio
tres o cuatro comunidades más. A pesar de que no se han declarado
todavía, muchas comunidades se han quedado más tranquilas.
También en esto es importante la radio: allí escuchan discursos muy
diferentes a los de los políticos tradicionales. El Municipio, por medio
de la radio, inicia a constituir una conciencia diferente en la gente.
Es un proceso lento, pero vemos que avanza gracias a la radio y al
activismo de las autoridades autónomas.
Hoy estamos trabajando con las comunidades de base del MULT
en cómo expulsar a los partidos políticos de la zona triqui. Eso es
lo más importante que estamos logrando, a pesar de que estas
comunidades no se han declarado públicamente como af iliadas al
Municipio Autónomo.
133Otras Geografías
esta es la visión de la
radio, su sueño: que
los triquis puedan
conocer sus
derechos
Estamos convencidos de que cuando los
partidos políticos tienen las manos metidas en
las comunidades es cuando mayor violación
a los derechos humanos hay. A partir de la
creación del Municipio Autónomo, todas
las comunidades que lo conforman ya no
pertenecen a ningún partido.
¿Autonomía con o sin recursos?
No es necesario trabajar la autonomía con recursos, lo hemos puesto
en práctica. Vimos que cuando la gente misma trabaja por alguna
obra es más difícil que descuide lo que ha construido. En las obras
que hemos trabajado como tequio toda la gente está comprometida, y
ha sido la participación de la gente lo que nos ha permitido construir
algo en Copala.
Por otro lado, estamos gestionando la entrega, por parte del
municipio de Juxtlahuaca, de los recursos destinados a la comunidad
de Copala, que son del pueblo y por el pueblo. Se trata de los fondos
del Ramo 33 y el Ramo 28.
Las cabeceras mestizas de Putla y Juxtlahuaca nunca entregaron
los recursos a las comunidades: fue apenas en 2003 que nos enteramos
de la existencia del Ramo 33 y el Ramo 28. Ahora queremos atraer
los recursos porque nos pertenecen.
Imaginamos que pueden llegar críticas a nuestro planteamiento
de autonomía, porque pensamos que puede también seguir exigiendo
recursos del Estado.
Nosotros nos declaramos Municipio Autónomo para que nos
respete el gobierno, para que decida el pueblo qué necesidades tiene.
Anteriormente, todos los proyectos los impulsaba el gobierno sin el
consenso de las comunidades. Para nosotros, la autonomía debe ser
a partir del consenso: se deben hacer consultas en las comunidades
y así decidir los proyectos que se realicen, según la iniciativa de los
134V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
vecinos y de las autoridades comunitarias. La tarea de las autoridades
municipales es hacer cumplir estas decisiones.
Cuando nos declaramos como Municipio Autónomo se nos
acercó el gobierno del estado ofreciéndonos muchas obras, pero las
rechazamos. Contestamos que es más importante que nos dejaran la
libertad de trabajar con nuestros recursos.
Lo que pasaba con frecuencia era que los partidos políticos
manejaban la cuestión de los recursos federales para las comunidades
como si fueran de su propiedad: ‘Si quieres una obra, vota por el PRI
o por el PRD’; es el discurso común de los candidatos en sus giras por
las comunidades.
Las funciones del Cabildo Autónomo
El 1 de enero de 2007 nos eligieron los mayordomos. Cuando termine
nuestro periodo de tres años, se van a reunir todas las comunidades,
como asamblea general, para nombrar otras autoridades.
Actualmente en Copala, las autoridades municipales son
nombradas por la asamblea de mayordomos y el consejo de
ancianos. Tenemos que rescatar una cultura organizativa. Antes eran
los caciques o los partidos políticos quienes decidían quién iba a ser
presidente.
El consejo de ancianos es el que está más unido al presidente
municipal, son como sus asesores. Tienen que ser dos por cada una de
las 17 comunidades que integran el Municipio, o más. El presidente
no camina solo, ya no hay desconf ianza de que pueda negociar
con un partido político, ya que se decide todos juntos, presidente y
consejo de ancianos.
Ahora los mayordomos y el consejo de ancianos son las máximas
autoridades en Copala. Si el presidente municipal comete alguna
falla, ellos actúan de manera inmediata, y discuten con él sobre su
conducta. Asimismo, tienen la autoridad de destituir al presidente y
llamar a elecciones para nombrar otro.
135Otras Geografías
También a este sistema se debe el respeto que se está logrando
entre la gente en Copala.
Problemas que enfrentamos
En primer lugar, la gente que se ha acostumbrado a vivir con recursos
públicos manif iesta a veces su desacuerdo con la autonomía. Algunos
tienen la idea de que vienen los extranjeros a imponer sus visiones
políticas y las quieren poner en práctica en Copala. Pero estas son
pequeñas divergencias.
Como autoridades, tenemos la tarea de explicar bien qué es la
autonomía, porqué hay que optar para ella, tratando de fortalecerla
continuamente. Tenemos que dar muchísima información.
La autonomía siempre tiene un enemigo, siempre encuentras una
pared enfrente, y tienes que trabajar mucho para derribarla y lograr
realmente la autonomía en la zona.
En Copala compartimos muchos problemas con los compañeros
de Guerrero y de otros estados, por esto pensamos que en el futuro
será necesario conjuntar los esfuerzos para trabajar de manera
unitaria. De esta forma tendremos que avanzar; es bastante difícil
lograr los objetivos que nos planteamos si cada quien va a actuar
solo.
También hay que unirnos para enfrentar la represión. Desde la
formación del Municipio Autónomo nuestros compañeros han sido
hostigados por los gobiernos estatal y federal: ha habido compañeros
que han sido encarcelados injustamente
ahora los
sólo por participar en el municipio, hay
mayordomos y el
varias órdenes de aprehensión contra
consejo de ancianos
son las máximas
nuestros dirigentes. Esta es una política
autoridades en
sucia del gobierno que tenemos que
Copala
enfrentar, pero de manera organizada y
entre todas las agrupaciones.
136V iejas y nuevas luchas hacia la autonomía
Nuestra autonomía
Para nosotros la autonomía es sencillamente ser como somos, caminar
como caminamos, con nuestra forma de ser. En este camino hay que
cuidarnos para no perder esto que somos. La autonomía es rescatar
nuestra propia cultura, nuestra lengua, nuestra vestimenta.
Esta es nuestra historia. Esta es nuestra palabra. La exponemos
ante ustedes para que sepan por dónde hemos caminado y por dónde
queremos caminar.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google