África: La rebelión del Rif, los originarios amazigh colonizados por los árabes, convulsiona capital de Marruecos

Marcha multitudinaria en Rabat en solidaridad con las protestas del pueblo rifeño. Miles de mujeres y hombres ondean las banderas amazigh



INTERNACIONAL
Marcha multitudinaria en Rabat en solidaridad con las protestas del pueblo rifeño

11 jun. 2017 18:49

Los manifestantes protestan durante la marcha que ha tenido lugar hoy en Rabat. AFP

Más de 12.000 personas (según medios locales) han salido a la calle en la llamada “marcha de la dignidad”

Nasser Zefzafi, el rebelde del Rif, icono de las protestas en Marruecos

En la humilde casa de los Zafzafi, en el barrio de las protestas de Sidi Abid (Alhucemas), ya predijeron la marcha en Rabat hace una semana. Ahmed, un economista jubilado de 73 años, padre del carismático líder encarcelado, Nasser Zafzafi, lo dejó claro en un culto español en una entrevista a EL MUNDO. “El Gobierno está en nuestra contra pero el pueblo nos apoya. No sólo los rifeños, si no la mayoría de nuestros hermanos de todo el país porque las reivindicaciones sociales que pedimos son para todos”.

Hoy en Rabat, Ahmed fue uno más de los familiares que pidieron la liberación del centenar de activistas del Hirak (el movimiento popular que lleva siete meses pidiendo más derechos al Gobierno) encarcelados en Casablanca desde que comenzaran las propuestas en Alhucemas en octubre del año pasado. Más de 12.000 personas (según medios locales) de todas partes de Marruecos han salido a la calle en la llamada “marcha de la dignidad” que comenzó a media mañana en la estación de Bad El Had bajo el lema “un pueblo unido, un país unido contra ‘hogra’ (el abuso del poder)”. Una situación que no se vivía en el reino alauita desde las protestas durante la Primavera Árabe de 2011.

Varios movimientos y organizaciones políticas de la izquierda marroquí han encabezado esta multitudinaria marcha pacífica. Como el Partido Liberal de Mohamed Ziane, el abogado del Zafzafi, los islamistas de Justicia y Caridad, Vanguardia Democrática (PADS) y la Federación de la Izquierda Democrática (FGD).

Junto a ellos, miles de mujeres y hombres no han dejado de alzar la voz, sujetando banderas ‘amazigh’ (la de los bereberes) y pancartas con los rostros de los líderes rifeños llegando hasta el Parlamento de la capital. “Sólo reclamamos un mayor desarrollo para la zona del Rif”, dicen los manifestantes.

El padre de Nasser Zafzafi, desglosa con detalle las demandas de su pueblo. “Necesitamos un hospital capacitado para tratar la infinidad de casos de cáncer que hay en la zona, una universidad para que nuestros jóvenes puedan estudiar sin que se tengan que marchar a otras ciudades con el coste que eso supone, una bolsa de empleo para reducir el paro y una inversión para mejorar el estado de las carreteras donde muere gente en accidentes casi todos los días”.

Hoy, el pueblo marroquí se levantó para dar una lección de democracia a todo el país. Las protestas seguirán en Alhucemas a lo largo de toda la semana mientras no liberen a los líderes encarcelados. La rebelión del Rif tiene pinta de ir para largo.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google