Balance de los dos procesos en Venezuela, el autónomo y el oficial.

Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela, entregó el último cómputo sobre la cantidad de votantes en el plebiscito simbólico contra el presidente Nicolás Maduro y su Asamblea Constituyente.
De acuerdo a lo informado, 6.492.381 de venezolanos votaron en el país y 693.789 en el exterior. La cifra corresponde al 95% de las actas electorales escrutadas, es decir, unos 7.2 millones de votos.
Negociadores de la derecha discuten dar plazo a Maduro para que lo piense.



Fuentes: Aporrea, T13,cl

Participación pacífica de la gente a pesar delos hechos violentos en Catia
16J: Simulacro de votación a la ANC Vs Consulta Popular o “Plebiscito”
Por: Aporrea.org | Domingo, 16/07/2017 08:21 PM
Qué es la hora cero y qué cambia en el conflicto político de Venezuela la consulta popular opositora

Con una participación masiva en la consulta del domingo de 7,2 millones, la oposición asegura que comienza una nueva etapa en la lucha contra el gobierno. Le pide que escuche y rectifique. Si no, se vislumbra más tensión en un país que registra ya tres meses y medio de protestas y casi 100 muertes.
Qué es la hora cero y qué cambia en el conflicto político de Venezuela la consulta popular opositora
01:31 hrs. Lunes 17, Julio 2017

¿Y ahora cómo continúa el conflicto político en Venezuela?

Respaldada por los 7,2 millones de personas que respondieron al llamado contra el presidente Nicolás Maduro y a favor de unas elecciones libres y un gobierno de unión nacional, la oposición asegura que la lucha entra ahora en una nueva etapa.

A la espera de que este lunes se anuncien las decisiones del liderazgo opositor tras la consulta autogestionada del domingo, el diputado José Manuel Olivares abrió la posibilidad de concederle un breve tiempo al gobierno para la reflexión.
Los partidarios de la oposición se reúnen durante un plebiscito no oficial contra el gobierno del presidente Nicolas Maduro y su plan para reescribir la Constitución, en Caracas, Venezuela, 16 de julio de 2017.
Los partidarios de la oposición se reúnen durante un plebiscito no oficial contra el gobierno del presidente Nicolas Maduro y su plan para reescribir la Constitución, en Caracas, Venezuela, 16 de julio de 2017. Reuters

Mientras, el líder opositor Henrique Capriles, doble candidato presidencial y gobernador del estado Miranda, fue exigente y directo en su reclamo.

“Tras esta contundente manifestación pacífica, constitucional y democrática, lo que debería hacer Maduro es cancelar la Constituyente en las próximas horas”, afirmó el domingo.

Sin embargo, a tenor de las declaraciones del gobierno, no parece factible que eso vaya a suceder.

El diputado oficialista Héctor Rodríguez tildó de “fracaso” la consulta popular. El ministro de Información, Ernesto Villegas, la llamó “encuesta”; y el presidente Maduro, “consulta interna”. Todos ellos aseguraron que el simulacro de la elección de la Asamblea Constituyente del 30 de Julio, que se celebró también el domingo fue un éxito.

Unos instan a los otros a escuchar las calles, pero oposición y gobierno no parecen dispuestos a escucharse mutuamente.

Por ello, los intentos de negociación y los reclamos de Capriles y otros no parecen realistas.

En el caso ya previsto de que no haya acercamientos, la oposición tiene planteada la llamada “hora cero”.

Hasta el momento apenas se dieron detalles de qué es, pero a la espera de los anuncios de este lunes, hay pistas. Y no son esperanzadoras en un país que lleva tres meses y medio de protestas y con casi 100 muertos.

La última víctima cayó el domingo: una mujer abatida cerca de un punto de votación presuntamente por los disparos de unos motorizados que la oposición califica de “paramilitares del gobierno”.

“Es de esperar una escalada de conflicto político al nivel más alto de los últimos 18 años: la hora cero”, afirmó en televisión la noche del domingo Edgard Gutiérrez, encuestador y consultor político cercano a la oposición.

“La hora cero no es fácil y podría provocar la radicalización del lado oficial. Serán días difíciles”, presagió Gutiérrez, sin dar más detalles.

“La hora cero es calle para defender un mandato popular, para defender la voluntad soberana, que radica en el pueblo”, dijo el diputado Olivares sin precisar en qué se diferenciará de esa presencia en las calles que ya es constante desde que a finales de marzo dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le quitara poderes a la Asamblea Nacional, el parlamento, de mayoría opositora.

Precisamente la oposición logró en su consulta casi tanto apoyo en número que en la votación oficial de las legislativas de 2015, donde triunfó con 7,7 millones de votos.

Desde entonces y hasta este domingo no había habido en Venezuela ningún otro proceso electoral: el Comité Nacional Electoral (CNE) suspendió el referendo revocatorio al mandato de Maduro el año pasado. Los comicios regionales, que deberían haberse celebrado en diciembre de 2016, se pospusieron hasta este próximo diciembre.
Más presión

Otro diputado opositor, Miguel Pizarro, insiste en la idea de mantener las protestas en la calle, pero no sólo eso.”Parte de lo que viene ahora es aumentar la presión de calle, institucional e internacional”, dijo uno de los jóvenes líderes opositores más pujantes, que cree que la consulta y la participación les da mayor legitimidad en su lucha.

Impedir la Asamblea Constituyente se ha convertido en una “lucha existencial” para la oposición, que considera que si se instala, la Constituyente, con poder absoluto y controlada por el oficialismo, ahogará las pocas ventanas de combate que le quedan.

Se inicia por tanto una cuenta atrás en la que no sólo habrá más protestas callejeras o presión internacional.

En la Asamblea Nacional, de mayoría opositora y que pronto podría ser disuelta por la plenipotenciaria Constituyente, hay previstas importantes decisiones.
La ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla y el ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana estuvieron entre los observadores del plebiscito
La ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla y el ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana estuvieron entre los observadores del plebiscito Reuters

“Vamos a nombrar a los magistrados del TSJ que nos corresponden y a los dos rectores del CNE (Consejo Nacional Electoral) con mandato vencido”, avanzó Olivares sobre las funciones del parlamento recogidas en la Constitución.
Dos Estados

Esas decisiones serán seguramente anuladas por el TSJ, que considera al parlamento en desacato, pero acelerarán la deriva que se percibe en las últimas semanas: la formación de un “paraestado”, como lo llama el gobierno, o un Estado paralelo.

Como resultado de la lucha de poderes y del desconocimiento que permite el artículo 350 de la Constitución, en Venezuela en este momento ya hay dos vicefiscales generales. Y el país está pendiente de una posible destitución de la fiscal general, Luisa Ortega, ahora enemiga del gobierno.

Ortega, que no reconoce a la vicefiscal que le impuso el TSJ ni al alto tribunal, no parece que vaya a ceder su sillón en caso de que sea destituida en un extraño proceso.

La fiscal considera ilegítimos a varios magistrados del TSJ que serían ahora renovados por el parlamento.

En agosto, cuando se forme la Constituyente plenipotenciaria, sesionará en el mismo edificio que la Asamblea Nacional sobre la que pende la amenaza de la disolución.

En definitiva, una duplicidad de mandatos y poderes y un desconocimiento mutuo que puede llevar la tensión en Venezuela hasta casi el punto de ruptura.

Credito: Yolvik Chacón

16 de julio de 2017.- Hoy 16 de julio coincidieron dos convocatorias de tipo electoral. Una por vía autónoma y sin intervención del CNE, convocada por la MUD para consultar en torno a tres preguntas y otra oficial consistente en un simulacro de la elección de la ANC (anunciada para el 30 de julio).

Un punto por cada parroquia para el simulacro de votación para la ANC: Garantía de cola

Del lado del simulacro, los participantes asistieron a un punto por cada parroquia, por lo tanto, las colas marcaban la jornada. A voz de Freddy Bernal en las afueras del Liceo Manuel Palacio Fajardo, las largas colas eran una demostración de “que el pueblo chavista estaba participando masivamente en la Asamblea Nacional Constituyente, lo que significa que hay una aceptación en una gran franja de la población”. La alegría y el entusiasmo del dirigente no coincidía con el ánimo de quienes estando en la cola se quejaban de lo que consideraron una mala organizacion por parte del CNE ya que “en Catia, la parroquia Sucre somos muchos como van a concentrarnos en un solo punto electoral solo para la propaganda”, así lo hizo saber Yaritza Mejías quien se dice chavista de corazón pero que le “molesta que la utilicen”. El equipo de Aporrea.org pudo constatar largas colas en diversos centros electorales de la ciudad de Caracas.

Plebiscito o Consulta Popular ¿válvula de escape para los descontentos?

A pesar de que, lo que en principio se llamó Plebiscito y luego se denominó como Consulta Popular, no estuvo avalado por el CNE y fue considerada como ilegal, la convocatoria tuvo concurrencia. Lo que se considera ya en algunos sectores como un fenómeno, fue la alta participación de sectores populares, más allá de la típica participación de la clase media que suele acompañar a la oposición organizacda en torno a la MUD.

Petare, Catia, Caricuao, El Valle, Antímano en el caso de la capital Caracas y de otras ciudades del país, que revelan el aprovechamiento de esta oportunidad para la expresión de grandes franjas de la población venezolana descontenta con el gobierno de Nicolás Maduro, esté o no de acuerdo con la MUD o con todas sus preguntas.

Entrevistas realizadas por Aporrea.org son más que elocuentes en este sentido: “Yo estoy aquí, primero por Venezuela, también por mis nietos. No aguantamos más a este gobierno que nos irrespeta. Esto (la consulta popular) sí es democracia, no esa constituyente impuesta e ilegal, eso sí es ilegal” manifestó la Señota Nileidys Marcano en los alrededores de la Fiscalía General de la República.

Zulay Torres, en el punto de votación en Los Ruices expresó: “El Gobierno dice que todo está bien hecho pero entonces ¿por qué hay gente que está pasando tanta necesidad? No todo el Mundo puede comer importado. Cada vez que se sube el salario el poder adquisitivo se deteriora. Voté en el plebiscito porque no estoy de acuerdo con la Constituyente”.

Los que votan por la Constituyente opinan que es la forma de alcanzar la paz en el país. La ciudadana Maritza Camejo, quien se encontraba en la cola del Liceo Manuel Palacio Falardo aseveró: “Este es el llamado a los venezolanos a hacer algo por nuestra patria. El Presidente Maduro nos ordena participar en la Constituyente para que todo mejore y para que se acabe la violencia”.

Asimismo Carmen del Valle Méndez manifestó que “Yo apoyo la ANC porque es la manera en la que nosotros vamos a mejorar. La patria nos necesita y no pueder haber un mínimo de confusión. En este momento los revolucionarios debemos ponernos del lado del Presidente maduro, hijo de Chávez”.

¿Y la proporcionalidad del voto?

En todos los municipios del país se va a escoger un diputado, en los municipios capitales se escogerán dos diputados a la ANC y en la ciudad de Caracas se escogerán siete constituyentistas. Al preguntarle a las personas dónde queda la proporcionalidad del voto, sus respuestas fueron de diversa índole.

Para Pedro Chacón, esta información le cayó de sorpresa: “¿estás segura que eso es asi? Si es así me imagino entonces que habrá más imparcialidad”

Jennifer Marval expresó: “A mi no me importa si en el Amazonas hay menos electores y van a escoger la misma cantidad de diputado que un Municipio con más numero de votantes. El Gobierno sabe lo que hace y aquí lo que hay que hacer es defender a la revolución”

Carolina Márquez dijo: “Es una nueva forma de democracia, es la manera de avanzar hacia un país en el que se vive la democracia participativa y protagónica. Así que me parece muy bien. Los opositores o quienes adversan la ANC están en contra solo porque no los beneficia a ellos y además porque saben que la Constituyente va. Todo el mundo votará por su sector y su territorio y punto”

Violencia y asesinato en Catia.

En las inmediaciones de la Iglesia El Carmen se fueron aglutinando personas pro-gobierno a gritar improperios a quienes participaban de la Consulta Popular. Les tiraban botellas y objetos contundentes a la vista de funcionarios de la PNB y de la GNB quienes no realizaban acciones que demostraran que su papel era resguardar la seguridad de la ciudadanía. Los ciudadanos defensores del gobierno gritaban: “¡Malditos! ¡Asesinos!” y todo tipo de obscenidades; del otro lado gritaban: “¡Libertad, libertad! ¡Y ya cayó, y ya cayó, este gobierno ya cayó!”. Estas eran la muestra que los ánimos se podían caldear y que la situación podía ser de violencia.

Lamentablemente así fue, una mujer de nombre Xiomara Scott murió y otras tres personas resultaron heridas de gravedad después de que un grupo de hombres armados, reconocidos por la gente como “colectivos”, disparara en contra de las peronas que se encontraban en la Iglesia Nuestra Señora de El Carmen en la Av. Sucre, lugar donde las personas estaba haciendo también una inmensa cola para ejercer lo que consideraron un Derecho.

Balance Final

El hecho de que cantidades muy numerosas de personas acudan a una consulta no organizada ni autorizada por el CNE, como la promovida por la MUD, tiene una indudable significación para pulsar el estado de la opinión y nivel de movilización de la gente. Aunque no sea vinculante, es imposible que sea totalmente ignorada esta jornada si se quieren procurar soluciones a la gravísima crisis general que viene atravesando desde hace largos meses nuestro país. El gobierno y el PSUV, por su parte, también mostraron la fuerza de su aparato y la capacidad de movilización de sus seguidores en esta ocasión.

No puede ninguna de las partes en que está fragmentado el escenario nacional pretender negar a la otra y actuar simplemente a su manera, a menos que piensen borrarse mutuamente de dicho escenario; es decir, del territorio venezolano. El diálogo inclusivo y la reconsideración de las posturas más extremas parece ser imprescindible para evitar más confrontación y abrir cauces democráticos, como lo indica la actitud mayoritaria de la ciudadanía en el día de hoy, donde los incidentes de última otra son a la vez la muestra de otro tipo de desenlace, altamente indeseable y costoso, que podría sobrevenir si no prima la sensatez.
———————————————————

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google