Venezuela: En marcha el poder paralelo o doble poder

“Dictadura nos acusa de montar estado paralelo. ¿Quién usurpó funciones de la Asamblea Nacional nombrando Consejo Nacional Electoral y vicefiscal? Somos el Estado Constitucional”, proclamó Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento.



La oposición de Venezuela designa un Tribunal Supremo paralelo

DANIEL LOZANO / DIEGO SANTANDER
Caracas
http://www.elmundo.es/internacional/2017/07/18/596e69be22601daa188b463d.html
18 jul. 2017 22:09

EEUU amenaza con sanciones económicas y el embargo de cuentas de altos cargos del régimen chavista como Diosdado Cabello o López Padrino

Como si fuera Numancia y su sitio. El gobierno chavista se mantiene firme e incólume, pese a la presión internacional (más fuerte que nunca) y la evidencia, tras las consulta popular del domingo, de que más de siete millones y medio de personas exigen que dé marcha atrás al proceso constituyente ideado para mantenerse al frente del país con superpoderes añadidos.

“Nada ni nadie podrá detenerla, la Constituyente va. Hoy el pueblo venezolano es libre y responderá unido ante la insolente amenaza planteada por un imperio xenófobo y racista”, se ha defendido este martes el canciller Samuel Moncada, centrando sus ataques en Donald Trump pese a que los reproches llegan de norte y sur, este y oeste.

El nuevo ministro de Exteriores usó palabras parecidas a las lanzadas el lunes por Nicolás Maduro contra Mariano Rajoy, al que instó a sacar sus narices de Venezuela ante la “tragedia que vive España” y por “el tema catalán, que ha desbordado sus capacidades”.

Ambas respuestas forman parte del manual revolucionario ante crisis internacionales como la que vive en estos días. Fue el presidente del país vecino, Juan Manuel Santos, quien resumió los reclamos de la mayoría del continente y de la Unión Europea. “Reiteramos: hay que desmontar constituyente para lograr una solución negociada, rápida y pacífica en Venezuela. El mundo entero lo está pidiendo”, certificó este martes el primer mandatario colombiano tras reunirse en Cuba con Raúl Castro. Por supuesto, Venezuela fue tema de debate entre ambos líderes.

Pero fueron las declaraciones del presidente estadounidense las que más dolieron al mandatario criollo, sobre todo cuando le calificó como “un mal líder que sueña en convertirse en dictador”. El flirteo entre ambos mandatarios duró meses, a instancias del líder ruso Vladimir Putin.

La amenaza de sanciones económicas si Maduro prosigue con los comicios de la semana que viene conducen las relaciones entre ambos a territorios desconocidos, “revisión profunda”, constató el canciller chavista. Voceros radicales de la revolución llamaron a apretar las filas ante lo que consideran un bloqueo económico inminente. Los ataques del enemigo del norte siempre fueron un bálsamo para las heridas internas de la revolución, que hoy sufre la disidencia activa del chavismo crítico, encabezado por Luisa Ortega, la fiscal rebelde.
Embargo de bienes

De momento, la apuesta estadounidense se centra en el embargo de los bienes de sus líderes, que realmente es donde más duele. Según la agencia Bloomberg, el Departamento del Tesoro prepara el congelamiento de cuentas bancarias abiertas en Estados Unidos por Diosdado Cabello, líder radical de la revolución, y el general Vladimir López Padrino, todopoderoso ministro de Defensa y responsable del multimillonario abastecimiento de alimentos en el país. Ambos habrían cometido violaciones a los derechos humanos.

Entre los sancionados anteriores se encuentra el vicepresidente Tareck El Aissami y varios magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que el próximo viernes vivirá en sus propias carnes el nombramiento de una Corte paralela. La misma estrategia que el chavismo inventó en 2008 con la creación de una Jefatura de Gobierno para Caracas tras la sorprendente victoria electoral del alcalde Antonio Ledezma. Después llegaron “protectores” para los estados gobernados por la oposición, gobernadores a los que arrebataban competencias y presupuestos para entregárselos a estas figuras o para ejercerlas directamente desde el Palacio de Miraflores.

La Asamblea Nacional ha dado este martes el último paso institucional para que pasado mañana sean juramentados 33 nuevos magistrados del TSJ. La oposición también pretende mañana firmar el acuerdo para la conformación de un gobierno de unidad nacional, 24 horas antes de una huelga general.

“Dictadura nos acusa de montar estado paralelo. ¿Quién usurpó funciones de la Asamblea Nacional nombrando Consejo Nacional Electoral y vicefiscal? Somos el Estado Constitucional”, proclamó Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento.

El reto de la hora cero

De momento, son los tres puntos principales de la llamada “hora cero” contra el Gobierno con un reto inmediato: paralizar el país este jueves. Desde el Parlamento clarificaron que se trata de un paro (no hay actividades), activo (el que sale es a trancar y paralizar calles), cívico (para todos, no se trata de un paro patronal) y nacional. El diálogo con los trabajadores y sindicatos prosigue, mientras desde la patronal avisan de que las empresas no pueden cerrar porque ya el 85% está detenida.

En los mentideros de la propia Asamblea se repasó el listado de países que forman parte del cerco internacional, más allá de EEUU, España y Colombia. La Unión Europea, Francia, Alemania, Argentina, Brasil, Panamá, Perú, Canadá y México, entre otros, también conminaron a Caracas a que dé marcha atrás al proceso “fraudulento”.

También Luis Almagro se dirigió este martes al gobierno y a la oposición, tras la “lección” impartida por el pueblo a ambos. “Está en manos de ellos encontrar los caminos que saquen a Venezuela de la crisis”, apostó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), convertido en la bestia negra exterior del chavismo.

“Parece que algo se mueve a nivel internacional y con Cuba. Sin embargo, la mayor posibilidad la veo en que la Asamblea Nacional Constituyente se activará y el conflicto pasará a una nueva etapa”, resume para EL MUNDO el politólogo Félix Seijas tras una jornada que también estuvo marcada por protestas espontáneas, sobre todo en Caracas.

Los trancones han sido montados por manifestantes al margen de la Unidad Democrática y pese a que se trataba de unos pocos frente al número de otras protestas lograron paralizar el tráfico en parte de la ciudad.

Dos figuras surgieron este martes de entre las brumas de la protesta. La primera, la del famoso violinista Wuilly Artega, uno de los símbolos de los 109 días de rebelión popular, empeñado en que cada venezolano debe tomar sus propias decisiones. La segunda es el Rambo Óscar Pérez, policía y piloto del helicóptero que atacó el Tribunal Supremo a finales de junio y que había convocado por su cuenta una “tranca nacional indefinida”. El agente rebelde ha lanzado su propio mensaje a la oposición: “No se negocia, no negociamos con asesinos y corruptos”.

La paralización de las vías ha encontrado tantos seguidores como detractores, que se quejaron por los perjuicios creados por una acción que no contó con previo aviso. Otro reto más para la Unidad Democrática, que ha contestado en boca del gobernador Henrique Capriles: “Todos los días que tenemos por delante deben estar llenos de contenido para evitar el dibujo libre”.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google