Desbordando todos los cálculos, una multitud colosal pide respeto a los presos y exiliados vascos. Vea las fotos del gigantesco evento


PRESOS POLÍTICOS VASCOS
Una multitud “colosal” pide en Bilbo “respeto a los derechos más elementales” de presos y exiliados

“Hemos conseguido desbordar las calles de Bilbo”, se han felicitado los organizadores de la histórica manifestación que esta tarde ha reunido a decenas de miles de personas para reclamar el respeto a los derechos de los presos y exiliados políticos vascos.

07/01/2012 17:19:00
Gara

BILBO-. Ines Osinaga, cantante de Gose, y Jon Garai, en euskara y castellano, respectivamente, han tomado la palabra en el acto político que ha tenido lugar tras la histórica movilización que ha colapsado por completo las principales arterias de la capital vizcaina en defensa de los presos políticos vascos.

Tras dos largos irrintzis y los bertsos de Alaia Martin, han destacado que “hoy hemos conseguido desbordar las calles de Bilbo”. “Y hoy –han proseguido– es inevitable para el mundo mirar hacia Euskal Herria, a esta mayoría abrumadora de un pueblo que reclama el respeto a los derechos más elementales de las personas que, a consecuencia del conflicto político que a día de hoy sigue sin resolverse, se encuentran presas o exiliadas”.
Osinaga y Garai han remarcado que la sociedad vasca, “de manera mayoritaria y rotunda” reclama pasos a Madrid y a París. “Que ponga fin a esta política penitenciaria anclada en criterios de venganza y represión y que desde el respeto a los derechos fundamentales de los presos vascos, aborde de manera positiva el proceso para una solución definitiva al conflicto, abriendo las puertas al regreso de todos los presos y exiliados vascos”.
“Ya no hay excusas”
“Ya no hay excusas –han continuado–. No caben más demoras. A partir de mañana, la sociedad vasca no espera otro escenario que no sea aquel en el que desaparezcan las crueles medidas de excepción que se aplican a los presos vascos, cerrando así una etapa gris, para abrir la puerta a un nuevo tiempo que nos lleve a una situación de libertad y de derechos para todos, a una situación de paz definitiva, sin presos ni exiliados”.
Para concluir, tras reclamar el fin de la llamada “doctrina Parot” y la liberación de los presos que ya han cumplido sus condenas o están gravemente enfermos, han realizado un llamamiento “a seguir trabajando a partir de mañana, en pueblos y barrios, generando nuevas situaciones que hagan cambiar las cosas e incidan en que los gobiernos den los pasos que les corresponde”.
Después de la intervención, continuamente interrumpida por los aplausos de los asistentes, Fermin Muguruza, acompañado de músicos como Sorkun o Xabi Solano, ha subido al escenario para deleitar a los presentes con canciones como “Gora herria” o “Hator, hator” como broche al acto político.
Una marcha “colosal”
La iniciativa popular Egin Dezagun Bidea había augurado que la manifestación que hoy ha reivindicado los derechos de los presos políticos vascos iba a ser “colosal”. Y no es para menos. Además de los 300 autobuses llegados tanto desde todo Euskal Herria como de fuera –Madrid o Països Catalans, entre otros–, la calle Autonomía, así como el resto del recorrido, ha estado intransitable.
Los familiares de presos, que este fin de semana no han realizado sus visitas para estar en Bilbo, han recibido el calor y los aplausos de los presentes desde que han comenzado a colocarse en lo que era la cabecera de la marcha. La lluvia también ha hecho acto presencia y las primeras gotas han comenzado a caer con el inicio de la manifestación.
A los organizadores les ha costado lo indecible abrirse paso a lo largo de las principales arterias de la capital vizcaina. Alrededor de una hora y media han tardado los familiares en recorrer el camino entre la calle Autonomía y las escalinatas del Ayuntamiento.
Apenas minutos antes de que comenzara el acto final, aún había gente esperando para salir en La Casilla.
Además de ikurriñas, los presentes portaban banderas de Galiza, Asturias, Castilla o de Andalucía, entre otros pueblos del Estado.
Agentes políticos y sindicales
Entre los asistentes se podían ver entre otros, a Pello Urizar (EA), Maribi Ugarteburu (izquierda abertzale), Patxi Zabaleta (Aralar), Oskar Matute (Alternatiba), Txiki Muñoz (ELA) o Ainhoa Etxaide (LAB). Tampoco han querido perderse la cita los diputados de Amaiur, con Xabier Mikel Errekondo a la cabeza, o el diputado de ERC en el Congreso de Madrid, Joan Tardà.
En declaraciones a los periodistas, Urizar ha insistido en que la sociedad vasca reclama que “nadie bloque” el proceso y que se sigan “dando pasos”. En ese sentido, ha afirmado que “ha llegado el momento de que los pasos dejen de ser unilaterales”, para convertirse en “bilaterales o multiraterales”.
“Y los pasos se tienen que dar también en los temas que son consecuencias del conflicto, entre ellos también los presos”, ha insistido. Urizar ha precisado que “no se está pidiendo otra cosa que se cumpla la propia legislación española”, de manera que “la dispersión se termine” y que los presos enfermos sean liberados.
En nombre de la izquierda abertzale, Maribi Ugarteburu ha pedido a los gobiernos español y francés que “observen con atención la fotografía” de la marcha y “se muevan” dando “pasos” para “afianzar el camino hacia la normalización democrática de este país”.
Ugarteburu ha resaltado que “no se trata de una minoría, de una sigla o de dos, sino que aquí van a juntarse personas de muy diferentes ideologías en torno a una petición común: acabar ya con la política carcelaria criminal dando pasos ya a corto plazo, que ya se deberían haber dado dentro de la legislación vigente y sin ninguna excusa”.
Oskar Matute, de Alternatiba, ha confiado en que 2012 pueda ser “el año de las soluciones” en el que “se desatasquen los nudos del conflicto” y ha emplazado al PP a ser “un agente activo de la normalización política”, en vez de “un obstáculo”.
Momento de tensión
Un cuarto de hora antes de iniciarse la marcha, se han producido unos momentos de tensión al personarse en la cabecera un grupo de mandos de la Ertzaintza para notificar a los convocantes de la marcha las condiciones establecidas por el magistrado de la AN Fernando Grande-Marlaska para autorizar la manifestación. Ocho furgonetas de la Ertzaintza han atravesado una repleta calle Autonomía entre la indiferencia de los asistentes.

Vea las magníficas fotos: nullhttp://www.gara.net/iruditan/7204/art314000.php

Vea más fotos: http://www.gara.net/iruditan/7207/art314114.php

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google