Autor: “La Marea”

Vincularnos de un modo nuevo

Vivimos en grandes núcleos urbanos en los que el “vínculo” es extremadamente difícil, visto que estamos en celdas unifamiliares y los tejidos asociativos escasean. Todavía en esta parte del mundo sin embargo es posible “vincularse”.
Compare con las formas vinculantes de los pingüinos chilenos el primer semestre del 2006 en las tomas de los colegios y liceos antes que los voceros se entregaran en las “mesas de negociación”, y los estudiantes universitarios del primer semestre del 2011 antes que los dirigentes se orientaran hacia los preparativos para ocupar sillones parlamentarios. Compare también con la salud compartida que estamos iniciciando su experimentación.


Nace el movimiento de los indignados en Francia, que se hace fuerte en París

Colectivo apartidista Convergences des luttes llamó a ocupar las plazas. Esperemos que despúes no se haga otro partido izquierdista como en Grecia y España


El decrecimiento: de la utopía a la necesidad

Desde abajo y de forma cooperativa, existen numerosas iniciativas de soberanía alimentaria y agroecología, autosuficiencia energética, banca ética, monedas locales, ciudades en transición, etc, que desafían diariamente al coloso liberal-productivista con pies de barro y construyen ya la transición social, ecológica y ética de la sociedad


El decrecimiento: de la utopía a la necesidad

Tejer redes entre todas las “islas alternativas” para que se vayan conformando en archipiélagos, continente y, ojalá un día, en sistema-mundo.