Autor: “El Salto ”

El movimiento feminista vasco crea una mesa técnica para hacer frente a la crisis de cuidados. Por mucho que la llamen pandemia, es una crisis de cuidados

El movimiento feminista recuerda que “nuestra sociedad ha vivido centrada en los mercados y las lógicas neoliberales y ahora comprobamos que no estamos preparadas para proteger la vida de las personas”.
“El movimiento feminista no quiere ceder la agenda política, somos nosotras las que sabemos sobre cuidados y esta crisis, . La incapacidad de los estados y gobiernos para ver la dimensión estructural de cuidados es alarmante”


Policía griega dispara a la columna de migrantes que huyen de Turquía, causando muertos y heridos

La Unión Europea sigue cerrando filas en torno al partido racista Nueva Democracia en una crisis fronteriza con Turquía que ya suma tres víctimas mortales esta semana.


Europa: Defender la frontera es defender la blanquitud

Se normaliza el relato de que la inmigración pone en peligro los valores europeos, cuando más bien su miedo es que sacan a relucir esos valores europeos que están matando y sometiendo a las personas en sus fronteras. El valor de la indiferencia frente a la muerte del otro.


Las manos visibles del capitalismo echan un pulso por el control del 5G

El término 5G hace referencia a la quinta generación de redes sin cable que, supuestamente, tendrá 100 veces mayor velocidad que las actuales redes 4G. Su despliegue total requerirá nuevas torres de emisión y baterías para los dispositivos móviles.
No hay muchas empresas en el mundo que puedan comprometerse a construir las infraestructuras necesarias. De este pequeño número, la líder en la mayoría de países es la china Huawei. Esto es porque su tecnología está ya presente en redes de generaciones anteriores. Así, Huawei es el contratista más fiable para implementar el 5G a ojos de muchos gobiernos.
En Washington no lo ven tan claro. Las primarias demócratas se están caracterizando por los esfuerzos de los candidatos para distanciarse de Trump. Pero, en el asunto 5G, todos respaldan al presidente.
No son los países los que están en “guerra comercial”; sino una nueva alianza entre el capital, las tecnológicas y los estados los que están en guerra contra la mayoría del planeta.


Argelia: Millones en las calles revitalizan el Hirak (el movimiento)

El viernes millones de personas salieron de nuevo a las calles para exigir la dimisión del aparato gubernamental. Cantaban que no estaban ahí para festejar, sino para tumbar elnuevo ejecutivo. Respondían así a los intentos de capitalización del hirak, cuyo aniversario ha sido declarado festivo nacional por el gobierno.
El hirak “encarna la nueva cultura política dominante del país, donde no hay portavoces ni representantes. No se dialoga con el poder”


Brasil: los otros genocidios

El presidente Jair Bolsonaro nunca lo ha ocultado y ha llegado a poner públicamente en duda el carácter de seres humanos de los pueblos indígenas.


La partidocracia que gobierna las dos partes de palestina (Fatah y Hamas) son tan represivos como los ocupantes israelitas

El trabajo documenta las prácticas represivas tanto de Fatah sobre la población de Cisjordania como de Hamas sobre la de la Franja de Gaza. “La tortura practicada por ambos grupos puede constituir un crimen de lesa humanidad, dada su práctica sistemática durante años”.
“Fue entonces cuando finalmente entendí —concluía Rami Younis, periodista palestino que escribía el artículo en +972 Magazine— que la Autoridad Palestina es una aliada absoluta de la represión israelí sobre los palestinos”.


Hardt y Negri: ‘Asamblea’, o cómo cartografiar los últimos ciclos de luchas

Ahora que se cumplen dos décadas desde la publicación de Imperio (2000), Michael Hardt y Antonio Negri completan con su última obra, Asamblea (2019), el análisis que durante estos últimos años han llevado a cabo sobre las resistencias y los contrapoderes capaces de poner en cuestión los intentos del capitalismo por monopolizar las relaciones políticas, sociales y económicas.


Iniciativas que ponen la vida en común en el centro

”En común” se ha convertido en la referencia que mejor define las alternativas actuales al neoliberalismo. La Constelación de los Comunes, un proyecto audiovisual y un libro, ambos libres, muestran la realidad de casi 50 proyectos que ponen la vida en común en el centro.


La lucha por la vivienda en Berlín, Alemania, se orienta a la expropiación de los grandes caseros

Las dinámicas urbanas de Berlín y su clase trabajadora organizada muestran cómo asegurar espacios dignos para la vida y cómo combatir la financiarización de la vivienda: socializarla.


Los voluntarios médicos en el frente de Rojava

Mientras Donald Trump anunciaba que las tropas estadounidenses abandonaban Siria, voluntarios médicos internacionales se dirigían al noreste del país. Su propósito era apoyar a la administración autónoma local en la zona mayoritariamente kurda conocida como Rojava, amenazada por la invasión de Turquía.


El cambio desde nosotros. Nuestro consumo es un acto político donde perfilamos la realidad

Para no terminar “Al borde de un ataque de compras”, hablamos con Brenda Chávez, periodista y experta en consumo que acaba de publicar, con este sugerente nombre, una guía accesible y sencilla para incorporar en nuestra vida cotidiana prácticas de un consumo responsable y transformador.


Mientras llega el cambio o se compadecen los de arriba, vamos cambiando acá abajo: Viviendas autogestionadas

Viviendas cooperativas, autogestionadas, colaborativas o terrenos compartidos son algunas de las modalidades que permiten hacer una vivienda para todos los bolsillos, pero también que las personas se impliquen en sus domicilios y el ecosistema que les rodea.


Chile: así empieza una revolución

Relato emotivo de una española que quedó entre las barricadas y las lacrimógenas, se envolvió y terminó participando.


El Hirak pide el boicot de las elecciones en Argelia

Argelia supera los diez meses ininterrumpidos de movilizaciones en las calles con una fuerte oposición a las elecciones presidenciales del 12 de diciembre.


A un año de su surgimiento: El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.


Chile como ejemplo de lucha

Una mirada a este levantamiento popular sirve para ver por qué las democracias liberales están en crisis y por qué el caso chileno es un ejemplo de cómo de verdad se pueden cambiar este tipo de regímenes políticos. Independientemente de que al final se logre más o menos, el grueso de la sociedad chilena se está uniendo gracias a la lucha.


Chile: No es solo el pasaje

El pueblo luchará hasta que la dignidad se haga costumbre. Ese es a día de hoy el lema a seguir para un pueblo, que por primera vez en mucho tiempo, siente que vuelve a escribir su propia historia.


La “agenda social” de Piñera no frena la rebelión chilena y la huelga general

En respuesta a la crisis el presidente de Chile anunció medidas de contención y pidió perdón por la “falta de visión”. Sin embargo, confirmó la continuidad del Estado de emergencia y el toque de queda, mientras organismos de derechos humanos denuncian torturas y desapariciones.


El “Chile despierto” cuestiona el modelo de país heredado tras la dictadura

El modelo chileno, admirado por su solvencia y estabilidad económica, “es hoy el país más desigual y con mayor concentración de riqueza de la OCDE, no sólo de América Latina”.
Una de las cosas que más llama la atención en las revueltas de Chile es la ausencia de dirigencia política. Según las fuentes consultadas y algunos vecinos y ciudadanos de diversa clase, las protestas fueron protagonizadas por amplias capas de población sin necesariamente una tutela partidaria.
La gente se fue uniendo de manera espontánea, sin ninguna dirigencia, era una suerte de revuelta popular que expresaba el cansancio que se había acumulado durante mucho tiempo.
Este es un país que desde hace mucho tiempo no está con grandes mayorías políticas y tiene las tasas más bajas de participación electoral que hay en América Latina. Hay una desindentificación con la política muy fuerte y esto no ha sido canalizada por ningún partido hasta el día de hoy, ni siquiera por el Frente Amplio (fuerza de izquierdas alternativa a los partidos mayoritarios)”.