Autor: “Jaime Yovanovic (Profesor J)”

Lo que no ve -o no quiere ver- Manuel Cavieses en la explosión social chilena

El director de Punto Final, revista que fue importante en la lucha revolucionaria en Chile hasta que se transforma en aliado de la dictadura de Maduro en Venezuela y del progresismo que repartió derechos a los pueblos acrecentando el extractivismo capitalista, hoy día lamenta la falta de conducción política que lleve al pueblo chileno a la lucha por el poder.


Constituyente en Chile: Cambiar el poder centralizado por la democracia real

Ya dice el gran constitucionalista argentino Roberto Gargarella que todas las constituciones de nuestro continente ha reconocido muchos derechos sin tocar la sala de máquinas de la constitución que es el poder, que es donde se decide finalmente si se aplican o no se aplican esos derechos. Así a nuestro entender, los derechos quedan muy bonitos en el papel, pero los partidos políticos no pueden discutir el poder debido a que lo necesitan para aplicar sus miradas aún por encima de los intereses o decisiones democráticas de la población.


Chile y Bolivia: estertores de moribundo de la vieja pugna izquierda-derecha por el reparto del poder.

Ni en un país ni en el otro se ejerce hasta ahora, y más bien se debilita, la vieja guerra de los dioses en el Olimpo, donde los puestos del poder son disputados a brazo partido por quienes se auto-titulan representantes del pueblo, pueblo que ni se entera de los conciliábulos y negociaciones que hacen estos gatos entre gallos y medianoche.


Asamblea constituyente (8): Marx, el estado y la comuna

Para los lectores de Marx, el estudio más alto alcanzado por el autor sobre el estado y la comuna está en su libro “La guerra civil en Francia”, donde estudia la insurrección de los obreros de París que sustituyeron el gobierno del estado por el gobierno de la comuna.


Asamblea Constituyente (7): Sustituir el poder centralizado vertical por la democracia barrial

Si la democracia formal ha sido prostituida por los partidos políticos que sólo viven de disputar el poder, y por las fuerzas armadas que han declarado públicamente -bombardeando el palacio presidencial- que pueden derrocar violentamente a cualquier gobierno, una asamblea constituyente debe ir más allá y asumir una nueva modalidad.
Primero: debe desmantelar el poder público que ha mostrado que puede ser instrumentalizado con independencia de la soberanía popular y usado contra ella.


Asamblea constituyente (6): Democracia y transferencia de la soberanía

Como dijimos en texto anterior, Thomas Hobbes es el padre del individualismo moderno, divide el sujeto comunitario Nosotros y lo transforma en una larga fila de Yos donde cada uno representa un voto que apunta a elegir a otro Yo al cual se transfiere, personaliza e individualiza la soberanía popular. A eso lo llamaban gobierno del pueblo, donde el pueblo delega su capacidad de decidir, dirigir y gobernar en uno o decenas de sujetos que forman una capa, o casta burocrática intocable en lo que se llama vulgarmente la maraña del poder, donde se forman los partidos.


Asamblea constituyente (5): La soberanía y la ley natural del Leviatán de Hobbes y la teoría de los tres poderes de Montesquieu

Estos dos autores fueron la base de las constituciones de nuestro continente que copiaron las cartas magnas de Francia e Inglaterra que han sido las madres y guías de las constituciones chilenas.


Asamblea constituyente (4): historia y carácter patriarcal de la ley

Muchos esclavos emprendían las de Villadiego y otros trataban de capturarlos para hacerlos suyos negándose a restituirlos al anterior propietario, lo que generaba enemistades y rencores entre los poderosos puesto que la competencia era la regla de oro. Así llegaban al acuerdo de otorgar carácter obligatorio a la norma de devolución del esclavo fugitivo bajo pena de sanción. Esa era la ley, lex, que deriva del “aporte” conceptual de los ideólogos religiosos que rodeaban al patriarca y al conjunto, grupo, capa, casta o clase de los señores patriarcas.


Chile: Asamblea constituyente (3): ¿Cómo y por qué se organiza el poder patriarcal? ¿Queremos que todavía siga en nuestra nueva Constitución?

Cuando nace el patriarcado los seres humanos vivían en grupos estrechamente vinculados entre ellos y con la naturaleza, siendo la mujer el eje de la colmena o enjambre social, que llamamos comunidad, o sea en común, y como dicen los zapatistas de México, para todos todo y para nosotros nada. No tenía cabida el individualismo y Gabriela Mistral estaría feliz de ver que todo es ronda, flujo y circulación de afectos y energía.


Chile: Asamblea constituyente y nueva constitución en la crisis del poder

En el contexto chileno de estancamiento del poder, su accionar intensamente represivo y posterior repliegue táctico para abrir espacios de negociación con los partidos de oposición, por todas partes crece la necesidad de una nueva constitución. Por ello esta serie de escritos, que nos ayudarán a escoger los mejores caminos para evadir las tentativas de los partidos parlamentarios, extraparlamentarios, de izquierda, centro y derecha, legales o ilegales de hacernos creer que debemos volver a lo mismo


Chile: ¿Y en qué estábamos nosotros, que la explosión social nos pilló a todos por sorpresa?

La toma del poder es algo sencillo, lo difícil es cambiar el mundo.


Las no reglas de la explosión social en Chile, la bestia peluda y la cándida bella durmiente que despierta al beso de la protesta.

Despertamos todos juntos y nos encontramos que no sólo nos estaban metiendo el palito en el ojo, sino en todas las cavidades posibles, nos hemos levantado con furia incontenible, no para que terminen los gorilas peludos de meternos esos palitos, sino también que caigan fuera los lindos profesionales jóvenes que se han instalados en los sillones del parlamento y los municipios a afilar sus palitos para ensartar incautos, que aún quedan –aunque cada vez menos- .


Chile: ¿Asamblea constituyente para salvar el estado que se cae a pedazos?

Los partidos parlamentarios de la nueva mayoría, incluyendo al partido comunista, los del frente no tan amplio y los extraparlamentarios troskistas, estalinistas, frentistas, miristas y otros grupos partidarios de la vieja lucha armada, todos ellos, en santa cruzada, han encontrado su vellocino de oro, su arca de las alianzas que les permitirá sentirse juntos bajo el mismo techo en la tabla de conciliación de la asamblea constituyente, que fácilmente podría aceptar la derecha pinochetista enquistada en los falsos aparatos partidarios de la dura derecha chilena que hoy saca sus garras y sus galones pinochetistas para reprimir al pueblo machacándolo a palos hasta que se doblegue y acepte tragarse el nuevo estado que harían en conjunto en la asamblea constituyente.


Chile: antecedentes, configuración, sujetos y roles de la actual explosión social

La potente explosión social chilena tiene claros antecedentes, configuración, sujetos y roles que vienen desde la constitución de los órganos de poder popular que rodearon con un millón de personas el palacio presidencial para pedir armas a Allende y la disolución del congreso golpista, así como en las protestas y barricadas populares que llevaron a los militares a entregar el aparato del estado a los partidos políticos, en la revolución pingüina del 2006, la revolución universitaria del 2011 y la huelga de los profesores de este año que escapó a las dirigencias que disputaban y disputan los cargos del micro-poder magisterial, así como varias pequeñas grandes luchas parciales como la de los portuarios de Valparaíso, luchas ambientalistas en defensa de la madre tierra y la vida, luchas feministas y la pertinaz lucha del pueblo mapuche que finalmente confluye en el Xawün de Temucuicui tras el asesinato de Catrillanca de la Alianza Territorial Mapuche ATM.


Atilio Borón y su miedo al protagonismo social calificando de derrota la victoria indígena en Ecuador

El partido comunista chileno, miembro del bloque neoliberal chileno “Nueva Mayoría”, donde se hermana con el partido demócrata cristiano, que participó activamente en el golpe militar de Pinochet contra Allende, publica en primera página de su diario El Siglo, el artículo de Atilio Borón, muy próximo al partido comunista argentino, donde descalifica al movimiento indígena ecuatoriano.
Borón intenta desprestigiar la victoria y simpatía alcanzada por el movimiento indígena ecuatoriano. Analizamos su texto parte por parte y lo entendemos como parte de los estertores de la vieja izquierda que ha ido desapareciendo a nivel mundial mientras las autonomías crecen en todas partes levantando lo que Borón, Sader y los partidos comunistas tanto temen y han hecho motivo de burla permanente: el socialismo cotidiano que preconizaba el Che Guevara que apunta a las formas de vida diaria antes que a un aparato de poder estatal.


Crónicas del siglo 21 (Parte 87): NIvel alcanzado en el debate y la práctica de autonomía el año 2006, autonomistas centralizadores y autonomía local

Uno de los puntos más elevados del intercambio en esos años fue alcanzado por la profundización del debate entorno al documento de Ezequiel Adamovsky, donde se le dijo:
“Los anarquistas no son individualistas, usted ha elaborado un mal comienzo hacia un “adversario” ideológico. Hay anarquistas que son individualistas, de eso no cabe duda, pero sacarlos de una plumada de la lucha o el debate de la autonomía con ese simple expediente es como una limpieza previa antes de operar.
“No existe el autonomismo, ya que de ser así es una contradicción, puesto que sería entonces una ideología o una doctrina, esto es, un conjunto de ideas apriorísticas, que se asumen o no se asumen, se entra en ello o no se entra.”


La imagen real: el desvío ideológico de las elecciones en Bolivia

El lunes 21 el pueblo boliviano está convocado a votar para presidente de la república y la pelea allá arriba la van a dar Evo Morales, que sigue los pasos de los dictadores Ortega de Nicaragua y Maduro de Venezuela en la parodia de socialismo que ambos realizan en medio de la más dura represión a los pueblos. En el otro rincón está Carlos Mesa, abanderado de la derecha que intenta atraer las dinámicas sociales golpeadas por Morales, sin conseguirlo, aunque muchos van a votar por él para sacarse al Evo de encima. Esa es la rayada de cancha y resulta falsa de todos los lados, pues Evo Morales no puede ir de candidato por cuarta vezs debido a que esa propuesta fue rechazada en referéndum popular


Las mentiras del gobierno ecuatoriano para desarticular la simpatía popular que logra la dinámica del movimiento indígena

Enumeremos las mentiras y difamaciones de Moreno, expliquemos la versión real de los hechos y sepamos en todas partes divulgar los verdaderos acontecimientos:
Primera mentira: Que el gobierno está dialogando con el movimiento.
Segunda: Que Correa y el correísmo conducen el movimiento.
Tercera: Que los manifestantes están provocando caos.
Cuarto: Que quieren sacarlo del gobierno, se trata de un golpe de estado.


Crónicas del siglo 21 (Parte 86). Ecuador años 2005 y 2006: autoorganización de barrios y caída del gobierno Gutiérrerz

Relato donde podemos comprobar como desde abajo se organizaban los pueblos en todas partes y los gobiernos progresistas tuvieron la misión de contener esa autoorganización y subordinar a los movilizados a la cohesión con el estado, como hizo Correa en Ecuador, Evo Morales en Bolivia, Kirchner en Argentina, la Concertación, Nueva Mayoría, Partido Comunista y Frente Amplio en Chile, Lula en Brasil y hoy día López Obrador en México.


Crónicas del siglo 21 (Parte 85). Socialismo por arriba o socialismo con protagonismo social: cercenada la autonomía de los Consejos Comunales venezolanos

En una carta pública, De Gregorio planteó 13 razones por las cuales la ley en cuestión atenta contra la esencia del sistema de planificación, entre ellas, que elimina el carácter autónomo de los consejos comunales y los convierte en órganos dependientes y controlados por el Gobierno nacional, mediante la creación de una Comisión Presidencial encargada de avalar su conformación, existencia y uso de los recursos.