Autor: “Jaime Yovanovic (Profesor J) ”

Chile: las garras del capital y la partidocracia se extienden sobre los cabildos

Los cabildos, las comunidades, las organizaciones sociales y las asambleas de vecinos son los portadores de la soberanía popular y capaces de transformarla en formas democráticas de compartir el nicho ecológico del barrio y la localidad para aprender a administrar los asuntos de todos, volver a la relación con la madre tierra y recuperar el común de la especie humana destruido por el patriarcado.
Ante ese peligro que amenaza la reproducción del capital y del poder, se estableció la santa alianza entre los que disputan el poder y la centralidad del estado colonial.


Chile y los símbolos asociativos del marketing de las burocracias

Los símbolos han sido usados históricamente por las burocracias que disputan el poder y que por lo tanto se han separado de la enorme mayoría de los chilenos cansados del ir detrás de quienes con un bello discurso terminan de entregarse a las redes del capital y el autoritarismo, como el caso de la Fech, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, que no es una agrupación de estudiantes debido a su estructura vertical y la ausencia de democracia.


Chile: Encuentro Plurinacional de Cabildos autónomos, comunidades y asambleas vecinales sin partidos

AHORA ESTA VEZ VAMOS ADELANTE CON EL AFICHE, QUE HAREMOS EN FORMA DE CONCURSO CUYO PREMIO SERÁ LA SATISFACCIÓN DE CUMPLIR CON UN HERMOSO GRANITO DE ARENA CON LA TAREA DE TODOS: CAMBIAR EL MUNDO SIN TOMAR EL PODER


Encuentro en Chile de cabildos autónomos, comunidades y asambleas de vecinos.

Quien puede participar. Miembros de los cabildos, comunidades, organizaciones sociales y asambleas de vecinos que no estén dirigidos por partidos políticos, municipios, ONGs o instituciones, o sea, sinceramente autónomos y que tengan su Facebook, sin importar el país o nación.


Chile: Nadar contra la corriente, pero ¿a dónde van estas aguas?

¿Es posible avanzar desde la explosión social a la multiplicación de los cabildos autónomos por barrio?
¿Si la partidocracia de los partidos legales e ilegales que disputan el poder consiguen imponer su nueva constitución, cuáles son las condiciones que permiten la continuidad y expansión de los cabildos autónomos sin ser sometidos por esa nueva constitución y sin caer en actos señalados como ilegales?
De ser así ¿es posible que varios cabildos por comuna puedan autoconstituirse como municipio autónomo sin chocar con los municipios oficiales?


Diferencias de la revolución chilena con las revoluciones anteriores

La revolución chilena tiene varias características que la perfilan y definen, en tanto algunas de ellas la diferencian de las anteriores, siendo la primera el carácter de movilización o insurrección prolongada, la segunda su carácter masivo, la tercera su proximidad al pueblo originario mapuche, la cuarta que va pasando de la explosión original a centenares de micro explosiones barriales, la quinta que ha puesto en cuestión el tema del poder y de la delegación de la soberanía popular, la sexta es la misma que detectó Marx en la Comuna de París: que los insurrectos no necesitan un programa acabado, bastando para ello el vago anhelo de la república social, la séptima que no reconocen vanguardias ni conducción política.


Chile: Primera Asamblea del Arte y la Cultura de los Cabildos y Asambleas Vecinales de la Quinta Región de Valparaíso

Tenemos ya un mes de manifestaciones que han ido pintando el panorama con los colores variopintos de la rebeldía y la creatividad, y de seguro va a continuar. Los de arriba se reúnen para hacer una nueva constitución y todos discuten entre ellos como hacerla sin matar la gallina de los huevos de oro: el poder.
Observamos con atención los cientos de cabildos autónomos y asambleas de vecinos independientes que se reúnen no para dibujar un mono social ni reglas obligatorias, sino para analizar, protestar, proponer y ejecutar, o sea no presentar propuestas para que las hagan otros, pues nunca se hacen, sino para recuperar la soberanía popular.
Esos vecinos están cambiando el barrio encontrándose y tejiendo los afectos para elaborar medidas como los comprando juntos, huertas productivas, juegos de niños, ollas comunes, en fin una multiplicidad de formas de acercarse entre ellos, confiar entre si y conocerse más profundamente en el rescate de la democracia directa y la soberanía popular para aprender a administrar los asuntos públicos de la gran familia del barrio,
En ese contexto ¿Cuál es nuestro papel?
¿Qué hacemos los cultores e interesados en el arte y la cultura en este proceso revolucionario de los cabildos autónomos y asambleas de vecinos independientes?
¿Qué metodologías podemos compartir o experimentar para que el arte y la cultura no sean sólo patrimonio o expresión de los artistas y cultores, sino de la gran familia del barrio?


Chile y los cabildos constitucionales

La explosión social chilena se ha transformado en múltiples cabildos y asambleas vecinales, aunque muchísimas personas siguen y seguirán en manifestaciones y protestas sacándose las palabras y los gritos guardados durante varias decenas de años. Cuesta mucho pasar de la protesta a la propuesta y comprendemos que cuesta aún más pasar de la propuesta a la ejecución sin necesidad de transferir la soberanía popular a representantes que se dan vuelta la chaqueta por su necesidad de articularse con el capital extractivista.


Lo que no ve -o no quiere ver- Manuel Cavieses en la explosión social chilena

El director de Punto Final, revista que fue importante en la lucha revolucionaria en Chile hasta que se transforma en aliado de la dictadura de Maduro en Venezuela y del progresismo que repartió derechos a los pueblos acrecentando el extractivismo capitalista, hoy día lamenta la falta de conducción política que lleve al pueblo chileno a la lucha por el poder.


Constituyente en Chile: Cambiar el poder centralizado por la democracia real

Ya dice el gran constitucionalista argentino Roberto Gargarella que todas las constituciones de nuestro continente ha reconocido muchos derechos sin tocar la sala de máquinas de la constitución que es el poder, que es donde se decide finalmente si se aplican o no se aplican esos derechos. Así a nuestro entender, los derechos quedan muy bonitos en el papel, pero los partidos políticos no pueden discutir el poder debido a que lo necesitan para aplicar sus miradas aún por encima de los intereses o decisiones democráticas de la población.


Chile y Bolivia: estertores de moribundo de la vieja pugna izquierda-derecha por el reparto del poder.

Ni en un país ni en el otro se ejerce hasta ahora, y más bien se debilita, la vieja guerra de los dioses en el Olimpo, donde los puestos del poder son disputados a brazo partido por quienes se auto-titulan representantes del pueblo, pueblo que ni se entera de los conciliábulos y negociaciones que hacen estos gatos entre gallos y medianoche.


Asamblea constituyente (8): Marx, el estado y la comuna

Para los lectores de Marx, el estudio más alto alcanzado por el autor sobre el estado y la comuna está en su libro “La guerra civil en Francia”, donde estudia la insurrección de los obreros de París que sustituyeron el gobierno del estado por el gobierno de la comuna.


Asamblea Constituyente (7): Sustituir el poder centralizado vertical por la democracia barrial

Si la democracia formal ha sido prostituida por los partidos políticos que sólo viven de disputar el poder, y por las fuerzas armadas que han declarado públicamente -bombardeando el palacio presidencial- que pueden derrocar violentamente a cualquier gobierno, una asamblea constituyente debe ir más allá y asumir una nueva modalidad.
Primero: debe desmantelar el poder público que ha mostrado que puede ser instrumentalizado con independencia de la soberanía popular y usado contra ella.


Asamblea constituyente (6): Democracia y transferencia de la soberanía

Como dijimos en texto anterior, Thomas Hobbes es el padre del individualismo moderno, divide el sujeto comunitario Nosotros y lo transforma en una larga fila de Yos donde cada uno representa un voto que apunta a elegir a otro Yo al cual se transfiere, personaliza e individualiza la soberanía popular. A eso lo llamaban gobierno del pueblo, donde el pueblo delega su capacidad de decidir, dirigir y gobernar en uno o decenas de sujetos que forman una capa, o casta burocrática intocable en lo que se llama vulgarmente la maraña del poder, donde se forman los partidos.


Asamblea constituyente (5): La soberanía y la ley natural del Leviatán de Hobbes y la teoría de los tres poderes de Montesquieu

Estos dos autores fueron la base de las constituciones de nuestro continente que copiaron las cartas magnas de Francia e Inglaterra que han sido las madres y guías de las constituciones chilenas.


Asamblea constituyente (4): historia y carácter patriarcal de la ley

Muchos esclavos emprendían las de Villadiego y otros trataban de capturarlos para hacerlos suyos negándose a restituirlos al anterior propietario, lo que generaba enemistades y rencores entre los poderosos puesto que la competencia era la regla de oro. Así llegaban al acuerdo de otorgar carácter obligatorio a la norma de devolución del esclavo fugitivo bajo pena de sanción. Esa era la ley, lex, que deriva del “aporte” conceptual de los ideólogos religiosos que rodeaban al patriarca y al conjunto, grupo, capa, casta o clase de los señores patriarcas.


Chile: Asamblea constituyente (3): ¿Cómo y por qué se organiza el poder patriarcal? ¿Queremos que todavía siga en nuestra nueva Constitución?

Cuando nace el patriarcado los seres humanos vivían en grupos estrechamente vinculados entre ellos y con la naturaleza, siendo la mujer el eje de la colmena o enjambre social, que llamamos comunidad, o sea en común, y como dicen los zapatistas de México, para todos todo y para nosotros nada. No tenía cabida el individualismo y Gabriela Mistral estaría feliz de ver que todo es ronda, flujo y circulación de afectos y energía.


Chile: Asamblea constituyente y nueva constitución en la crisis del poder

En el contexto chileno de estancamiento del poder, su accionar intensamente represivo y posterior repliegue táctico para abrir espacios de negociación con los partidos de oposición, por todas partes crece la necesidad de una nueva constitución. Por ello esta serie de escritos, que nos ayudarán a escoger los mejores caminos para evadir las tentativas de los partidos parlamentarios, extraparlamentarios, de izquierda, centro y derecha, legales o ilegales de hacernos creer que debemos volver a lo mismo


Chile: ¿Y en qué estábamos nosotros, que la explosión social nos pilló a todos por sorpresa?

La toma del poder es algo sencillo, lo difícil es cambiar el mundo.


Las no reglas de la explosión social en Chile, la bestia peluda y la cándida bella durmiente que despierta al beso de la protesta.

Despertamos todos juntos y nos encontramos que no sólo nos estaban metiendo el palito en el ojo, sino en todas las cavidades posibles, nos hemos levantado con furia incontenible, no para que terminen los gorilas peludos de meternos esos palitos, sino también que caigan fuera los lindos profesionales jóvenes que se han instalados en los sillones del parlamento y los municipios a afilar sus palitos para ensartar incautos, que aún quedan –aunque cada vez menos- .