Autor: “Posta Porteña”

Memorias de la insurgencia: historias de vida y militancia en el MLN-Tupamaros 1965-1975

Amodio comenta partes del libro de Clara Aldrighi y Mauricio Rosencof. Siendo opiniones distintas la idea es conocer, aprender y superar, no repetir o copiar. El proceso uruguayo tiene aún muchas cosas oscuras que aclarar, pero eso le corresponderá al sujeto autónomo comunitario autogobernante, no a las actuales y venideras burocracias autodenominadas de izquierda.


De como la ideología burguesa del bolchevismo se sobrepuso al anarcosindicalismo

Los comentarios de Pestaña sobre la “instrucción pública” no se pueden entender sin recordar que Pestaña es un buen sindicalista socialdemócrata, reformista y progresista. Como tal, considera que el Estado hace cosas malas y buenas, la represión es mala, la educación es buena; el burocratismo es malo, la ciencia es buena; la ganancia capitalista es mala, la “mejora de la condición” del esclavo asalariado es buena; etc. Como buen reformista y progresista admira el lado científico, modernizante, progresista del capital y adula al Estado cuando mejora la ciencia y la cultura. No puede ni siquiera imaginar que la ciencia no es neutra sino una potencia productiva del capital y de su ganancia, que la cultura popular mejora la esclavitud del proletariado y los beneficios para el capital, que el sacar al pueblo del analfabetismo hace mucho más fácil la trasmisión del mensaje del Estado y los mecanismos opresivos y que el Estado ruso al modernizar la educación y cultura popular estaba profundizando los mecanismos de opresión y despotismo.