Autor: “Raúl Zibechi”

Estamos ante una crisis civilizatoria que comenzó antes de la pandemia

Recuerda el periodista e investigador uruguayo Raúl Zibechi la siguiente idea del Subcomandante Marcos, formulada en 2007: “Las grandes transformaciones no empiezan arriba ni con hechos monumentales y épicos sino con movimientos pequeños en su forma y que aparecen como irrelevantes para el político y analista de arriba”.


Los (supuestos) límites del capitalismo

No se puede derrotar el capitalismo si a la vez no se construye otro mundo, otras relaciones sociales. Ese mundo otro o nuevo, no es un lugar de llegada, sino un modo de vivir que en su cotidianidad impide la continuidad del capitalismo.


Las urgencias y el pragmatismo demolieron el pensamiento crítico (r)

Si el pensamiento crítico naufraga en la cortedad de miras, ha optado también por culpar de todos los problemas a la derecha. De este modo, al amputarse la autocrítica con la excusa de no dar argumentos al adversario, queda impedido de aprender de los errores, de confrontar abiertamente y debatir en colectivo para llegar a conclusiones comunitarias que orienten la acción.


La descomposición del sistema-mundo

Una mirada amplia, permite concluir que la descomposición del sistema-mundo ya ha comenzado, que puede llegar a ser traumática y, sobre todo, que los pueblos debemos tomar nota de la brutal tormenta que se cierne, ante la cual debemos decidir cómo defendernos.


2021: un año de resistencias por la vida en AL

El parlamento de la provincia de Chubut, sur de Argentina, aprobó una ley a favor de la minería en diciembre, pero debió anularla una semana después ante la insurrección masiva de la población. En Chile, el año comenzó con un sostenido aumento de la insurgencia pacífica mapuche, que no se ha dejado desgastar por los procesos electorales. El hecho más significativo del año fue la gigantesca movilización lanzada por el pueblo colombiano el 28 de abril. En esa fecha fue convocada una huelga de 24 horas por las centrales sindicales, pero las y los jóvenes desbordaron la convocatoria. En el norte del Perú se formó en diciembre el Gobierno Territorial Autónomo Awajún. .


Gobierno Autónomo Awajún. El imparable crecimiento de las autonomías de abajo

Indigna que la prensa de izquierda y de arriba, se desborde de titulares cada vez que un caudillo progresista gana elecciones sólo para administrar el modelo, ya que no podrá hacer cambios estructurales, como lo han demostrado todos los gobiernos recientes de esa tendencia. Pero no escriben una sola línea cuando pueblos enteros toman el camino de la autonomía.
En realidad, no creen que las y los de abajo podamos tomar nuestro destino en propias manos, y sólo confían en que algunos especialistas con vocación de caudillos puedan hacerlo. Contra toda evidencia.


Tiempos de colapso III: Construcción y luchas de pueblos en resistencia

Este tercer volumen de la colección Tiempos de Colapso, coordinado por Raúl Zibechi, viene cargado de textos que nos acercan a las distintas formas en que se muestra el colapso en las periferias internas y externas de esta Europa del capital que nos retiene.


Los 40 ladrones

El concepto de burguesía ha ganado un lugar importante en las ciencias sociales establecidas y sigue siendo habitual en el pensamiento crítico de las varias tendencias que lo integran. Prefiero utilizar el concepto de Abdullah Öcalan, quien define a la clase en el poder como “los 40 ladrones. Öcalan dice que el capitalismo se afirma en el poder militar y político para usurpar los “valores sociales”, entre los que destaca “la mujer-madre por el hombre-fuerte”, por “el grupo de bandidos y ladrones que le acompañan”. Aquí no hay “inversión” de capital, sino especulación o robo.


Colombia. Entre la rebeldía y la esperanza. Reflexiones en torno a la Movilización social 28A 2021

Esta reflexión analítica y etnográfica trata de entender como esas diversas iniciativas y expresiones de organización social, popular y comunitaria emergen generando un nuevo ámbito político, que desborda la cultura de la representatividad, potenciado por nuevas subjetividades y colectivos sociales, que avanzan en términos de conciencia colectiva de bien común y en cultura política confrontativa como clase precarizada, hacia la transformación de la oficialidad opresiva secuestrada por las agremiaciones económicas de beneficio privado, bajo el modelo neoliberal.


Cuidar el bosque, cuidar la vida

Desde hace 16 años el Comité en Defensa del Bosque Nixticuil, una brigada comunitaria situada en la colonia Tigre II, en la periferia de Zapopan (Guadalajara), viene preservando, protegiendo y reforestando un área codiciada por la especulación inmobiliaria. Frente a este capital mafioso, los miembros del Comité oponen la cohesión y firmeza comunitarias, la autogestión que se plasma en rifas, ferias y fiestas para recaudar fondos que les permiten comprar herramientas. Han creado un espacio de mujeres que resulta clave para la continuidad del colectivo, ya que “no es posible la liberación de la tierra sin la liberación de la mujer”, como sostiene una de ellas, destacando la conexión de la lucha contra el patriarcado con la defensa del territorio.


Ecuador. Mujeres de Frente: resistencia y dignidad

Una de las alegrías profundas que me ha deparado la pandemia, pese a todos los dolores, es haber conocido a nuevas organizaciones, siempre abajo y a la izquierda, en diversos países de nuestra América. El colectivo Mujeres de Frente nació en la cárcel de Quito en 2004, “conformado por mujeres presas y no presas, embarcadas en un proceso de investigación-acción feminista antipenitenciaria”


El barrio de Sants, en Barcelona. La retaguardia económica de las resistencias y los cambios

Sants fue el barrio obrero de la ciudad industrial que a fines del siglo XIX ya contaba con sólidas organizaciones obreras y una vasta gama de asociaciones territoriales como cooperativas y espacios de ayuda mutua. Es uno de los territorios catalanes con la mayor densidad asociativa imaginable. Un caso muy particular es Can Batlló, la fábrica textil del siglo XIX que en 2011 fue recuperada y que ahora funciona como Espacio Comunitario y Vecinal Autogestionado (https://canbatllo.org). En ese enorme espacio funcionan 25 comisiones, desde biblioteca popular y circo hasta huertas y rocódromo, una quincena de talleres y diversos proyectos todos autogestionados.


El colapso y la estupidez humana

Debemos construir autonomía, pero antes de eso tenemos que acordar qué entendemos por autonomía. En tiempos de colapso, no se valen autonomías sólo declarativas; deben ser integrales, abarcar la salud, la economía, el agua, la educación y todo aquello que hace a la vida. Porque la vida está en peligro y nadie más que nosotros y nosotras vamos a poder defenderla y reproducirla.


Nicaragua: El golpismo electoral anticipa la descomposición del orteguismo

El domingo 7 las ciudades estaban desiertas. La población se quedó en sus casas, como forma de protesta ante un régimen opresivo incapaz de aceptar el rechazo que genera. El observatorio ciudadano Urnas Abiertas asegura que hubo un 81% de abstenciones, aunque el régimen diga lo contrario.


El rechazo al empleo en el centro de la crisis

La Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos publicó que 4.300.000 trabajadores dejaron sus empleos tan sólo en ese mes. En ese país, desde abril, unos 20 millones de trabajadores abandonaron sus empleos y hubo un récord de jubilaciones, cuya cifra se duplicó frente a 2019. “En 38 países de la OCDE, hay 20 millones menos de trabajadores activos que antes de la pandemia; 14 millones han abandonado el mercado laboral, ni trabajan ni buscan empleo”. La construcción de viviendas ha caído por la falta de mano de obra”. En Reino Unido hay casi un millón de puestos de trabajo sin cubrir. Según The Financial Times, se necesitan 400 mil camioneros en Europa para regularizar el transporte de carga.
Según el Nobel de Economía Paul Krugman, durante la pandemia los trabajadores realizaron un notable aprendizaje. El desorden de trabajo creado por la pandemia fue una experiencia en la que muchos “se dieron cuenta, en sus meses de inactividad forzosa, de cuánto odiaban sus antiguos trabajos”.


La Comunidad y sus vínculos son una alternativa a la vieja política

Raúl Zibechi participa en un conversatorio en el Centre Social Autogestionat (CSA) La Llavor de Torrent (Valencia)


El Estado de Chile usa el terrorismo para seguir sometiendo al pueblo mapuche

La importancia de este apoyo al pueblo mapuche recién la comprendimos, por lo menos en mi caso, cuando en la revuelta de 2019 la bandera mapuche fue la que flameó en todas las manifestaciones, desplazando otras banderas, incluso la del Estado de Chile. Para la izquierda hegemónica el tema mapuche es apenas un punto electoral, su población un posible caudal de votos, y poco más. Pero esto no sucede sólo en Chile, en toda la región latinoamericana las izquierdas no toman en serio a los pueblos originarios.


Ante el colapso global, nuevas relaciones comunitarias son necesarias

El escritor y periodista uruguayo explicó en València los elementos fundamentales que los “pueblos y sociedades en movimiento” ponen en marcha para generar alternativas de vida digna.


La multiplicación de los gobiernos autónomos

El pueblo shipibo-konibo de Perú ha formado su propio gobierno autónomo y llama al gobierno de Pedro Castillo a que lo reconozca oficialmente, como señala una carta abierta publicada el 16 de setiembre.
Desde la revuelta colombiana de este año, comienzan a organizarse “guardias urbanas” en grandes ciudades como Cali, formas de organización que demandarán largos procesos de aprendizajes colectivos. Sin embargo, como los gobiernos autónomos, las formas de organización no estatales ya están caminando, se multiplican en un proceso imparable, interminable.


Hacia la conformación de los autogobiernos indígenas en Bolivia

El Parlamento Indígena, aplicación inmediata de la Constitución, del ejercicio de la democracia participativa, directa, comunitaria y representativa, puede convertirse, con ampliaciones e incorporaciones, en la Asamblea efectiva y plenamente democrática de los pueblos de Bolivia. Por este camino, el de la democracia directa y comunitaria, se pueden conformar los autogobiernos, que es uno de los objetivos enunciados en la marcha.