España y la debacle de los partidos

Ante la falta de acuerdo para formar gobierno entre los partidos parlamentarios, finalmente se ha disuelto el parlamento recién electo para realizarse nuevas elecciones que serán efectuadas el 26 de junio



España y la debacle de los partidos

Por jaime Yovanovic Prieto

Ante la falta de acuerdo para formar gobierno entre los partidos parlamentarios, finalmente se ha disuelto el parlamento recién electo para realizarse nuevas elecciones que serán efectuadas el 26 de junio, o sea, en un mes y medio desde hoy, donde los electores decidirán un nuevo parlamento de donde saldrá el gobierno.

Antes era fácil, los dos partidos poderosos el PP (derecha liberal) y el Psoe (derecha socialdemócrata), se repartían o disputaban el naipe sin contrapesos. Hoy día son cuatro los partidos que negociaron sin acuerdo alguno, pues surgió “Ciudadanos”, un nuevo partido de derecha, llamado a si mismo de centro-derecha, y Podemos, mezcla de socialdemocracia tradicional con eurocomunismo, llamado a si mismo de “izquierda”, siendo en realidad más conservadores que los ex izquierdistas del PC chileno.

PP y Psoe dificilmente podrán aumentar su caudal de votos, ya que han sido sentados en la picana por la población, Ciudadanos podría aumentar sus votos y Podemos puede mantenerse o disminuir, por lo que ahora busca aliarse a Izquierda Unida, bloque apéndice del Partido Comunista, lo que podría tener como resultado un leve aumento para cada uno, ya que los votantes izquierdistas abstractos (contemplativos, que votan por su club, pero no mueven un dedo, aunque a veces van a las marchas) no están mucho para peleas por detalles y se re-encantarán si se forma un bloque al estilo UP chilena, pero nunca van a alcanzar a disputar el segundo lugar, a lo más el tercero codo a codo con Ciudadanos, que si obtiene el aumento deseado, podría hacer gobierno con el PP o con el Psoe, ya que el Psoe por nada del mundo iría con Podemos, a menos claro, que sus viejos amigos del PC hagan de puente de plata. El festín está puesto en la mesa, los políticos tendrán otra fiesta y voladores de luces para la población cada vez más angustiada por la crisis económica que avanza en Europa y el mundo a paso de hormiga que parece marabunta.

¿Y la gente?

La gente no está con la espectativa de soluciones por parte de los políticos, en especial tras la estrepitosa caida y entrega de Syriza en Grecia, que hizo votar a la gente el plan que mayoritariamente aprobó la población para un golpe de timón en las negociaciones con la Troika, y al momento de los quiubos se dieron vuelta y aplicaron lo contrario, lo que dejó a todo el mundo boquiabierto, obligando a los militantes y parlamentarios más críticos a salir en desbandada del partido.
Stipras, líder de Syriza en Grecia, y Pablo Iglesias, de Podemos en España, provienen de la misma corriente: el eurocomunismo. Ambos salieron del PC para la famosa política de aproximación a la socialdemocracia, luego la ruptura con la socialdemocracia y finalmente un partido liberal como el Partido Democrático Italiano, actualmente en el gobierno y que es lo que queda del viejo Partido Comunista, del que, como en Chile, han salido una corriente tras la otra, cada una más verdadera que la otra.

De allí que la población ha quedado desguarnecida, no como antes que la vieja izquierda se la jugaba y mantenían sus fuertes lazos sindicales y sociales con una parte sólida de la población. Iglesias en España es un tránsfuga transhumante, ya que después de miitar en el PC formó un grupo tras otro hasta inventar la que llamó “Izquierda Anticapitalista”, a sabiendas que el inutil discurso del “anti” atraería miembros a su nuevo club, y con ellos se metió a la dinámica de los Indignados del 15M evitando que una buena parte de la juventud crítica se fuera a los barrios como hicieron muchos, divididos en toda España en dos grandes corrientes por abajo: la izquierda de abajo y los autónomos partidarios de instalar nuevas formas de vida influidos por la experiencia zapatista de México y la práctica del Buen Vivir comunitario de Abya Yala, nuestro continente.

Los izquierdistas en los barrios han constituido una multiplidad de partidos y agrupaciones nuevas que prefiren la lucha reivindicativa antes que las formas de vida compartida en proceso de construcción y apoyo a sujetos locales independientes de los partidos, ya que esos izquierdistas sólo desean acumular fuerzas para un futuro asalto al poder, es decir la mismo vieja política izquierdista, por lo que son el mismo perro con diferente collar, aunque al algunos casos apoyados por los autónomos barriales formaron bloques para las elecciones municipales y conquistaron varios municipios, entre ellos el de Barcelona, donde quedó alcaldesa Ada Colau, que viene de la izquierda de la lucha contra los desahucios sin tradición partidaria.

Esos grupos izquierdistas barriales y municipales son el manjar deseado por Iglesias para acrecentar su votación parlamentaria, por lo que un ejército de militantes Podemos afilan estacas para arrojarse sobre ellos ofreciendo el oro y el moro, y más aún si se alían con la IU del PC, que no quiere ver a esos pequeños grupos ni en misa, lo que indica que Podemos deberá moverse con arte diplomática entre los burócratas del PC y las decenas de grupos que pululan en las comunas. Así se arma el tejido izquierdista que aspira a arrastrar a la población a la disputa de los escaños necesarios para el disfrute del reparto de la torta del poder.

En el campo de la autonomía barrial y comunal, aún tiene cierto peso el lenguaje y tácticas izquierdistas y anarquistas, aunque los primeros están perdiendo argumentos y los segundos están divididos claramente en dos: los vanguardistas y los comunitarios. Los vanguardistas salen a la lucha cada vez que pueden o arman “modelos” económicos o sociales para contar con referentes que otras personas puedan copiar o integrarse, o sea la vieja tradición anarquista. En tanto los anarquistas comunitarios tienen claro que es la gente del barrio la que va caminando según se vayan encontrando en actividades cotidianas, con lo que se han aproximado a los autónomos, que son los que más han ido consiguiendo paso a paso definir un perfil que pasa por esos encuentros y actividades barriales que puedan ser sujetos creadores de su propia subjetividad y no adherente a ideologías propuestas por alguien que intelectualmente “la tiene clara”.

Son tres los referentes prácticos que coadyuvan a las reflexiones, discusiones y prácticas de los sectores que llamaremos partidarios de la autonomía comunitaria de protagonismo barrial: los municipios autónomos zapatistas, el confederalismo democrático kurdo y el buen vivir de Abya Yala, aunque algunos siguen estudiando y analizando la rica experiencia argentina de las asambleas vecinales autónomas, que en su mayoría fueron destruidas por los partidos de izquierda y peronistas kirchneristas apoyados fuertemente por las escuelas de cuadros del brazo agrario del PT brasileño, el MST, que hoy día pretende lavarse las manos pero no conseguirá desprenderse del cerrojo Lula.

Las dinámicas barriales españolas autónomas cuentan hoy día en esta segunda elección que se viene, con la posibilidad de separar aguas con las izquierdas de abajo, que serán disputadas por las izquierdas de arriba, y atraer mucha gente desde allí que no aceptará sumarse a los aparatos burocráticos del Podemos y de la IU-PC, pero ello sólo será posible si se acrecientan las actividades de huertas barriales, economía alternativa, emprendimientos autogestionarios, energía alternativa, juegos de niños, reciclaje participativo horizontal no institucional, reforzamiento escolar, salud natural y comunitaria, etc. que vayan resolviendo situaciones, problemas y necesidades específicas a partir de las propias manos y desde los corazones.

Jaime Yovanovic Prieto
Correo: profesor_j@yahoo.com
Féisbuc: https://www.facebook.com/YovanovicProfeJ
Tuiter: @YovanovicProfeJ
Blog: http://yovanovic.blogspot.cl

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google