:: Salud comunitaria

México. Montaña Alta de Guerrero: La medicina de hacer pueblo aún en la muerte

La enfermedad que asfixia, como muchas otras, arrasa al mundo por un desequilibrio en la armonía que mantiene la vida, para curarla tendremos que entender con curiosidad, humildad y respeto cómo se sostiene la vida en cada territorio. Las y los médicos, ¿seremos capaces de hacer pueblo para lograr esa escucha?


Colombia: Boletín informativo 2021 sobre situación de salud de las comunidades de acuerdo a los indicadores de vida

El presente documento relaciona los resultados de buen vivir de las comunidades indígenas en el departamento del Cauca, para lo cual se tuvo en cuenta el concepto de salud y fuentes de información resultado de instrumentos construidos en la vigencia 2019-2021 y aplicados por los diferentes programas de salud en su escala territorial, en lo que hoy se denomina “proceso de caracterización de la familia y el territorio”.


Comunismo yonki. Nadie es desechable

Carcaj    09.Dic.21

En noviembre de 1970, lxs Young Lords y el Black Panther Party tomaron una sección del Hospital de Lincoln, estableciendo el primer programa de desintoxicación del sur del Bronx, el centro de la epidemia de heroína en la ciudad. La «Desintoxicación del pueblo» operaba en la antigua residencia de enfermeras bajo una coalición de nacionalistas de izquierda, socialistas y trabajadores médicos radicales, todxs Negrxs y Puertoricanxs. Influenciadxs por el trabajo psicológico de Frantz Fanon.


Pandemia y biopolítica: los límites de la ciencia y el diálogo de saberes

Si la gestión sanitaria de la crisis se inscribe en el régimen “normal” de las sociedades modernas, resulta sin embargo sorprendente constatar que ella ha conducido a la reactivación de un modelo antiguo, el confinamiento general de la población, que revela los límites de la política basada en la ciencia.


Jtijatï: Nociones de salud entre los Amerindios del Amazonas Venezolano

Las nociones de salud, al igual que las de naturaleza, persona e incluso cuerpo humano (Zent-López, 2006; Zent, 2014, son polisémicas y diacrónicas. No solo han cambiado a lo largo de la historia entre los diferentes grupos humanos y étnicos, sino que devienen de contextos políticos, económicos y ecológicos específicos, muchas veces estos mismos poco estables. Deriva de ello la dificultad de extrapolarlos con ligereza. La noción de salud es particularmente sensible en tanto que se articula a los enunciados más básicos de ser y estar feliz, presumiblemente el objetivo final que quiere alcanzar cualquier persona. Este texto ofrece una interpretación sinóptica pero fiable de lo que significa estar y ser saludable en el Amazonas, especialmente entre los jotï, un grupo étnico que ocupa porciones de la selva de los estados Amazonas y Bolívar al sur de Venezuela.


Antropoceno y sistemas agroalimentarios: repensando el futuro a través del alimento

Los cambios climáticos y la crisis ecológica y ambiental son las manifestaciones más perceptibles de una nueva época geológica que la comunidad científica internacional ha denominado Antropoceno. Una de las cuestiones centrales radica en comprender si es un “Antropos”, la especie, la responsable del contexto de devastación que estamos experimentando en la actualidad o si es un sistema económico, una forma de entender y explotar la naturaleza y la vida desplegada por el capitalismo industrial.En los ámbitos urbanos hay una desconexión entre la producción y el consumo de alimentos. Se desconoce el origen de lo que consumimos y el impacto negativo de las producciones intensivas – agricultura y ganadería – en la naturaleza y en la sociedad.


México: Celebran indígenas de San Lorenzo Azqueltán ocho años de autonomía inaugurando su clínica autónoma

Villa Guerrero, Jal., San Lorenzo Azqueltán, donde habitan en forma armónica indígenas wixaritari y tepehuanos en 38 mil hectáreas en el norte de Jalisco, festejó el octavo aniversario de su declaratoria de autonomía con la inauguración de una clínica inspirada en el sistema de salud de los caracoles o Centros de Resistencia Autónoma y Rebeldía Zapatista, en Chiapas.


La coyuntura actual y las posibilidades de un cambio del sistema de salud mental.

«Soy un abolicionista del sistema de salud mental». Además de su labor de asesoramiento, aboga por las personas que han sufrido abuso físico y sexual en ese sistema, y organiza campañas como parte del movimiento de sobrevivientes psiquiátricos, que ha luchado por los derechos de los pacientes psiquiátricos y por alternativas a la psiquiatría desde la década de 1960. Ahora, dice, «siento que tenemos una oportunidad increíble, debido al liderazgo del movimiento Black Lives Matter, para hacer un cambio».


Argentina: Un año de Guernica. Sin vivienda digna no hay salud posible

Desde el comienzo de la recuperación de tierras en Guernica vecines, enfermeres, mediques y otres profesionales de la salud nos autoconvocamos para tratar garantizar el acceso a la salud de quienes comenzaron a construir sus viviendas en el predio. Cosa que el gobierno y el estado nunca hicieron.


Kurdistán: Nace la primera Academia de Salud en Rojava

En la ciudad de Hesekê (Rojava), se inauguró la primera Academia de Salud del Norte y Este de Siria (ASNES). Numerosas personas asistieron a la ceremonia de apertura de la institución educativa, entre ellas el médico Ciwan Mistefa, copresidente del Comité de Salud de la Administración Autónoma; Sîham Mele Ali, portavoz del Comité de Hesekê; los copresidentes del Consejo Popular Xebat Silêman y Semer Abdullah, así como muchos residentes de la ciudad.


La defensa de los cuerpos y los territorios es lo mismo. Nuestros cuerpos son cuerpos-territorios

Estamos viviendo en territorios arrasados, en territorios contaminados, en territorios que han sido planificadamente transformados en territorios enfermos. Y por lo tanto, los que vivimos y habitamos esos territorios también estamos enfermos. Nuestros cuerpos son cuerpos-territorio, el primer territorio que habitamos es nuestro cuerpo. Entonces lo que hemos hecho a lo largo de la historia, desde hace más o menos 150 años, es artificializar nuestros cuerpos y naturalizar esa acción, con lo cual también construimos una idea de que el territorio puede ser artificializado en beneficio de lo que necesite el mercado.


México: Pronunciamiento de pueblos, organizaciones y sanadores indigenas ante la reforma de ley de salud.

Denunciamos que al estado mexicano no le ha interesado promover la medicina tradicional pues sus elementos terapéuticos surgen del territorio que se habita y actualmente son los mismos territorios destruidos por megaproyectos. Los habitantes de esos territorios son a quienes el gobierno ha perseguido, desaparecido o asesinado por defenderlos.


El sonido de la música como terapia corporal

En la Universidad Autónoma Indígena UAIIN- CRIC encontramos al The’sa Luis Aureliano Yunda, encargado de dinamizar la parte espiritual y rehabilitación de madre tierra quien desde alrededor de quince años se encuentra acompañando los procesos de tejido espiritual. Desde su infancia encuentra el gusto por la música al escuchar los sonidos emanados por la naturaleza y los instrumentos que dentro de su comunidad y su familia fueron fundamentales.


Las escuelas autónomas de salud comunitaria

En varios países desde la autonomía comunitaria y sobre la base de la multiplicación de la autogestión se están formando estas escuelas y aquí traemos la info de la escuela Alina Sánchez, con la esperanza de que otras experiencias nos hagan llegar su info para estimular en otras partes que esta tarea sea abordada desde la propia gente, en especial vecinos de un barrio.


En el corazón de la pandemia está el sistema agroalimentario

Jaime Breilh es un referente latinoamericano en epidemiología crítica y en el ámbito de la salud colectiva. Docente e investigador, cuestiona las formas hegemónicas de ejercer la medicina y la ciencia. Denuncia “la dictadura del paper científico” y las décadas de domesticación del pensamiento académico. Lejos de los antivacunas, señala riesgos de las nuevas tecnologías que se utilizan contra el coronavirus y llama a “romper la idea de la vacuna como salvación única”. Propone que se apunte a las causas del Covid-19 y asegura que, para la pospandemia, es urgente frenar al extractivismo.


Una gestión democrática de la sanidad es posible, en comunidad, sin estado y sin mercado.

Agencias    24.Ago.21

Cuando hablamos de medicina, partimos de que la medicina farmacéutica no es la solución. Es todo lo que hay antes de lo farmacéutico, nuestra forma de vivir, pero también usar la investigación para encontrar soluciones a enfermedades graves o necesidades para una cirugía adecuada. No debería tratarse del dinero o de la medicación como una forma de obtener beneficios. Se trata de compartir y cuidar los unos de los otros, conectar las decisiones a un marco más general.


Convocatoria de la Comunidad Autónoma de Azqueltán a la inauguración de la Clínica Autónoma Comunitaria y clausura de la Campaña por la Justicia y el Territorio

Hemos decidido sanar el corazón colectivo, crecer junto con la vida y la autonomía de nuestra comunidad; por lo que en el marco de la Campaña por la Justicia y el Territorio en Azqueltán, que iniciamos el pasado 25 de abril de 2021, convocamos a la solidaridad del mundo a través de internet, obteniendo la mano extendida y apoyo necesario para la construcción y equipamiento de un sueño sagrado hecho clínica autónoma. Para ello hemos nombrado promotores y promotoras de salud que se capacitarán para salvar vidas, atender emergencias médicas y conocer del uso tanto de la medicina de bata blanca, como la medicina tradicional y herbolaria.


Buscar opciones

En vez de estar mirando hacia arriba, esperando de los gobiernos remedios a nuestros predicamentos o líneas de comportamiento a seguir, nos toca arraigarnos en nuestra realidad. Se trata de acordar normas de comportamiento, caminos a seguir, formas de organización, con las personas de nuestro entorno. En el caso de la chatarra alimentaria es posible reforzar la voluntad personal con la acción en común. Es lo que hicieron comunidades oaxaqueñas que aprovecharon la pandemia para impedir la entrada de alimentos chatarra y concentrar el empeño colectivo en las capacidades autónomas de producir comida sana. A final de cuentas, se trata simplemente de vivir y cuidar la vida en comunidad, no de “proteger” cuerpos individuales. Nunca debimos abandonar esa actitud. Es la que adoptaron muchas comunidades, particularmente las indígenas, que han tenido mucho éxito en el manejo del bicho.


La venganza de los virus

Al parecer no hemos aprendido nada de estos dos siglos: el bombardeo sistemático a virus y bacterias para combatir infecciones y enfermedades ha dañado nuestro sistema inmunitario, quizá de forma irremediable. Pero seguimos insistiendo en la misma receta, sin hacer balance de lo que nos puede enseñar la larga duración.
Confiar en los estados es tan ingenuo como confiar la salud colectiva a las multinacionales farmacéuticas, que sólo piensan en ganancias gigantes por su control monopólico del mercado. Una salud autónoma que se construya a contrapelo del mercado y del Estado, es tan posible como urgente.


Todo alimento es político

Claro que algunos entienden por política la administración de la polis (la ciudad-estado) y las luchas por alcanzar esos puestos de administración, en tanto otros entendemos por política las formas de vivir la polis, es decir el oikos, la casa, la familia y la comunidad, que es la oiko-logía, que se diferencia de la oiko-nomía, que es la regulación de la casa común, del ambiente, que pasa a ser tasado (nomía=normado) o comercializado para ser administrado por quienes administran la polis en el ágora, donde participa solamente el demos (democracia), que son los señores que tienen más de cierta cantidad de tierras y de esclavos. Veamos los alimentos desde las formas comunitarias de vida.