:: Barrio y ciudad

Despojo en el campo y gentrificación urbana, avanza impetuoso el capital extractivo. El ejemplo de Alemania

El Salto    18.Ene.19

La lucha de las izquierdas por darle sentido de derecho social a la vivienda, está siendo derrotada en todas partes por la gentrificación. Sólo la autonomía comunitaria y los autogobiernos locales podrán revertir la situación.


Ciudades rebeldes. Del derecho de la ciudad a la revolución urbana. Libro completo. Parte I

La Universidad Libre de la Tierra y del Común en preparación de sus actividades curriculares del año 2019, presenta este libro como primera bibliografía para sus talleres y trabajos prácticos de arquitectura, urbanismo, ambiente y otros. Nuestros talleres y prácticas se efectúan en los cerros de Valparaíso como complemento a los estudios formales de las universidades oficiales, sus actividades son gratuitas y voluntarias, se realizan con y entre vecinos, participando con ellos en la construcción de su protagonismo social y formas de vida comunitaria en la realización de otro modo de vivir compartido sin depender de los lazos económicos y políticos, religiosos y administrativos que llueven sobre ellos, y aprendiendo entre todos a desarrollar servicios autosustentables (como energía alternativa, producción de alimentos, educación y salud propia, etc) bajo la idea de políticas públicas no estatales. Así el estudiante universitario aprende su oficio o profesión en el mundo de la vida y se siente transformando el mundo, aprendiendo a diferenciar la relación jerárquico-autoritaria que le exige la entidad pública o la empresa privada. Así aprende también que las ideologías y los partidos políticos viven para administrar el poder, por lo tanto la autonomía social es el crisol donde la potencia social cristaliza las propuestas e iniciativas que vienen directamente de los cuerpos y no de los pillastres ni de los superhéroes de las vanguardias.


Ciudades rebeldes. Del derecho de la ciudad a la revolución urbana. Libro completo. Parte II

El sistema no sólo está descompuesto y al descubierto, sino que parece incapaz de ninguna otra respuesta que no sea la represión. Por eso nosotros, el pueblo, no tenemos otra opción que luchar por el derecho colectivo a decidir como reconstruir el sistema y con que hechuras. El partido de Wall Street tuvo su oportunidad y ha fracasado miserablemente. La construcción de una alternativa sabre sus ruinas es tanto una oportunidad como una obligación insoslayable que ninguno de nosotros puede ni querría siquiera evitar.


Ciudades rebeldes, resistencia urbana y capitalismo

La cuestión de qué tipo de ciudad queremos no puede divorciarse de la cuestión de qué tipo de personas queremos ser, qué tipo de relaciones sociales buscamos, qué relaciones con la naturaleza mantenemos, qué estilo de vida deseamos o qué valores estéticos tenemos.


Brasil. palomas en el basural: evangélicos, obras faraónicas y favelas

Nadie podría decir que existe la menor preocupación por el ascenso de Jair Bolsonaro. Sólo los que compartimos la mesa hablamos de política, los demás se mueven al ritmo lento y cansino de la favela.


Aumentar y multiplicar los espacios urbanos ocupados-recuperados

El CSR es un espacio ocupado y autogestionado por y para los y las vecinas donde poder juntarse al margen de la tutela institucional. El CSR surge al calor de la lucha contra el Bulevar en enero de 2014.
Es un lugar de encuentro vecinal que mediante la asamblea y la autogestión está impulsando diferentes luchas, como la campaña “Fuera salas de Juego de los barrios”, y además, en él se realizan tanto actividades culturales, sociales y políticas.


Resistencia Cultural, autogobierno y descolonialidad

La construcción comunitaria de una utopía autogestionada


México: Nueva ley para la reconstrucción “tan violatoria de los derechos humanos y excluyente como su antecesora”

La nueva Ley para la Reconstrucción Integral de la Ciudad de México “es tan violatoria de los derechos humanos y excluyente como su antecesora”, pues excluyó a las familias afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017 e “intentó simular que había participación de damnificados para ganar una falsa legitimidad”, denunció el colectivo Damnificados Unidos de la Ciudad de México.


De las barricadas de ayer a las victorias del mañana. De la acción directa de los chalecos amarillos y de los pueblos catalanes

La Haine    11.Dic.18

Este artículo difunde con certeza la necesidad de acrecentar la acción directa defensiva, aunque no queda claro contra qué o de qué. Se lucha contra el estado o en favor de qué. El énfasis en la lucha antes que en la construcción de la otra cotidianeidad y las formas de vida comunitaria, vacía de contenido a las organizaciones revolucionarias y subordinan finalmente a sus seguidores a las prácticas reformistas de toma del poder central manteniendo o disputando el control de las instituciones estatales. Como ocurrió con Podemos, que canalizó parte importante de la protesta hacia su ingreso a las instituciones oficiales, especialmente debido a la ausencia de construcciones concretas que practiquen otras relaciones sociales, en tanto las pocas que avanzan quedan aisladas y auto-aisladas en forma de colectivos de afinidad (clubes de formación e ingreso racionalista) y ghetos opuestos a las dinámicas e intereses de los vecinos. Seguimos con el viejo espíritu de la vanguardia que tanto daño ha hecho y seguirá haciendo a los movimientos y dinámicas sociales que arden por desplegar su potencia.


París se prepara como para una guerra, pues mañana sábado manifiestan los chalecos amarillos en toda Francia

Agencias    07.Dic.18

Este sábado, París se parecerá más a una fortaleza que a la Ciudad de las Luces.


Huertos urbanos y activismo en el Lower East Side de Nueva York

40 huertos urbanos sólo en ese barrio nuevayorkino. De imaginar que cada barrio de cada ciudad haga eso, junto con al amoroso entorno de formas comunitarias cotidianas de producir y reproducir el común, podemos entonces recién comenzar a soñar el cambio civilizatorio que salvará el planeta.


Córdoba: 12° Marcha de la Gorra: “Terrorista es el Estado, no quien tenés al lado”

La Tinta    23.Nov.18

“Lo que empezó como una vuelta a la plaza San Martín de pibes de barrio, es hoy un movimiento nacional”, expresan desde la Mesa Organizadora Marcha de la Gorra Córdoba. Y cuentan que esta manifestación nació en la ciudad de Córdoba hace más de una década, en el año 2007, cuando distintas personas y organizaciones que trabajaban en los barrios veían, una y otra vez, el hostigamiento policial y las detenciones arbitrarias que sufrían lxs jóvenes de sectores populares.


Comunicado de la okupa Maravillas Gaztetxea sobre su rechazo al otro espacio

Llevamos un año con el proyecto a pesar de todas las dificultades y vamos a seguir trabajando desde la calle, transformando el barrio, profundizando en la autogestión, tejiendo redes de solidaridad entre todas las trabajadoras. Y sobre todo, para darles a las siguientes generaciones la posibilidad de ver un mundo más justo y cuidado.


País Vasco: izquierda independentista alerta que la Okupa Gaztete Maravillas al decidir quedarse en Rozalejo “pone en peligro el proyecto”

Gara    16.Nov.18

EH Bildo, de izquierda independentista dirige la manicipalidad y desea un diálogo para trasladar la okupa.
Maravillas (la okupa) sostiene que se vive actualmente «un proceso de gentrificación brutal» en el que los vecinos y vecinas se están «viendo obligados a abandonar el barrio debido al encarecimiento desorbitado de los alquileres, la privatización del espacio público, así como la proliferación de negocios de hostelería que perturban el normal desarrollo de la convivencia vecinal».
Para la asamblea, la forma de combatir esta problemática y construir otro modelo de barrio «no pasa por articular espacios que estén bajo la atenta mirada y limitación de unas leyes pensadas para mantener y perpetuar un orden político y económico injusto, precisamente el que ocasiona estos graves problemas para el vecindario de Alde Zaharra».
Frente a ello, optan «por la construcción y organización de espacios de contrapoder popular donde podamos trabajar en conjunto, sin cortapisa alguna, para suplir nuestras propias necesidades». Y entiende que el trabajo que realizan «no se puede llevar a cabo dentro de las limitaciones que supone la institución» ni «dentro de unas limitaciones legales» que a su juicio lo «imposibilitarían».


La asamblea del Gaztexte Maravillas decide quedarse en Rozalejo

Gara    10.Nov.18

Optan «por la construcción y organización de espacios de contrapoder popular donde podamos trabajar en conjunto, sin cortapisa alguna, para suplir nuestras propias necesidades».


Reformulaciones desde abajo y sin partidos. Chile: expériencia autogestionaria en la mítica población La Bandera

La cuarta Fiesta de la Primavera realizada el 22 de septiembre en la Población La Bandera supuso el aniversario de seis años de los Talleres Libres Veintiséis de Enero, cinco del Huerto Reciclón y cuatro de la Biblioteca Popular Doña Araña y la Rata Lectora.


ZAL: Cultura y autogestión ante la crisis argentina

El Salto    30.Oct.18

La Zona Autónoma Liberada (ZAL), en la periferia de La Plata, es una de las realidades que intenta sobrevivir a la crisis y los embates neoliberales que vive la Argentina.


Venezuela: el barrio más combativo de latinoamérica se desgasta en la cotidianeidad de un país en crisis, nos autoconvocamos para auto-organizarnos

Aporrea    28.Oct.18

Tomar el toro por las astas es siempre y en todo lugar tarea de los de abajo desde la cotidianiedad de la vida, con gobiernos de derecha o con gobiernos de izquierda.


Fragmentación espacial y nuevos procesos de integración social “hacia arriba”: socialización, sociabilidad y ciudadanía

Nadie ignora que en América Latina, el pasaje a un nuevo tipo societal ha conllevado una fuerte transformación de las pautas de integración y exclusión social, proceso que ha acentuado las desigualdades sociales preexistentes y el aumento de las distancias sociales. La nueva dinámica societal ha ido configurando una nueva cartografía social que presenta, por un lado, una franja más reducida de “ganadores”, representados por las élites planificadoras, los sectores gerenciales y profesionales, los intermediarios estratégicos, en fin, una heterogénea clase de servicios. Por otro lado, encontramos un vasto y heteróclito conglomerado social de “perdedores” entre los que se cuentan importantes sectores de la clase media tradicional y de servicios que hoy sufre los efectos de la descalificación social y la precarización laboral, así como también un creciente y nuevo proletariado, confinado a realizar las tareas menos calificadas que requiere la economía de servicios.


Nafarroa: El Gaztetxe Maravillas llama a la defensa de los espacios autogestionados

Geroa Bai quiere acabar con todos los espacios autogestionados que se multiplican por Nafarroa y desarticular toda defensa de los mismos