:: Construcción desde abajo

México. Conversatorio: Tenencia comunal de la tierra en Milpa Alta: Retos y desafios para re-organizar y re-estructurar la vida comunal para la defensa de la vida.

En todas partes se están dando procesos de reorganización por abajo para la defensa de la vida.


Mientras Israel se expande con territorios palestinos, Turquía hace lo mismo invadiendo Siria e Irak y mandando tropas a Libia y Somalía

El gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan ha enviado, en los últimos años, a los soldados turcos a la acción en Siria, Libia y Somalia. A esa lista se sumó hace dos semanas el norte de Irak, cuando ordenó transportar unidades de comando a la zona.


Autonomía, democracia y gobierno de los comunes. El modelo Neozapatista

En este texto se abordan los principales elementos del modelo analítico de Elinor Ostrom para comprender el manejo comunitario de recursos naturales. Para ello se utiliza el ejemplo de autonomía y democracia directa practicado por los neozapatistas, se enseña una forma política dentro del gobierno de los comunes más amplia y se plantea la necesidad de multiplicar los entramados institucionales dentro de los niveles de autogobierno: pasar del local, al municipal y al regional. Ello, aunado a una formación política clara y abierta para los miembros de una comunidad, así como a acciones para mejorar sus condiciones de vida, son los ejes indispensables para los gobiernos de los comunes del siglo XXI.


¡Cambiemos! Las luchas de abajo no están consiguiendo detener los cambios que nos meten los de arriba.

Las batallas de abajo sólo obtuvieron el blindaje y reforzamiento de los estados. Estamos en el momento de cambio de la estrategia popular.


Ajuste antipopular, resistencia y construcción en tiempos de COVID-19

En tiempos de crisis del capital, solo el pueblo salva al pueblo. Y hay mucho por hacer a más de la lucha en las calles, desde la conformación de redes comunitarias de productores y consumidores, cajas de ahorro, trueques, acciones de ayuda mutua y solidaria, y demás formas de organización popular anticapitalistas. Si no nos dejan democratizar la política económica y siguen acelerando el ajuste antipopular, pues democraticemos la economía con nuestras propias manos, desde abajo, con autonomía y, sobre todo, desde la resistencia y la esperanza.


Nace desde Chile el grupo de intercambio de experiencias, reflexiones y debates sobre modos de construir municipios autónomos

NO SOMOS ILEGALES, PERO TAMPOCO SOMOS LEGALES RESPONDEMOS A LA DEMOCRACIA DIRECTA DE LOS BARRIOS Y AUTONOMÍA DE LAS FORMAS COMUNITARIAS DEL BUEN VIVIR


Reconstruir España desde abajo, desde las comarcas, comunas e identidades nacionales

Frente a los caciques y su “autonomía”: ¡El Sur de Castilla en rebeldía!
Apostemos por una Castilla soberana que garantice los derechos de la clase trabajadora y de las mujeres, así como la vida de los recursos naturales, medio rural y particularidades culturales de provincias y comarcas. Desde el Movimiento Popular Castellano no buscamos una unificación ni una uniformidad forzosa propia del proyecto españolista, sino que proponemos un nuevo modelo de construcción nacional plural, respetuoso con nuestra historia, en el que todos y todas quepamos, seamos manchegas, alcarreñas o serranas.


Autonomía democrática y autogobierno

La democracia de base es la antítesis del sistema estatista, que establece un parlamento al más alto nivel y lo impone a la sociedad. Por el contrario, la democracia radical es un sistema en el que los consejos se constituyen desde la base, desde los distritos y las aldeas, para permitir que cada individuo participe en los mecanismos de toma de decisiones de estos consejos


De la emergencia a la insurgencia

Tan irresponsable resulta cultivar el miedo como alzarse de hombros. No es “la crisis de salud más grave de la historia”, ni una simple gripa o una nueva versión del chupacabras, como se dice en Juchitán. Se trata de crisis profundas y catástrofes muy reales que exigen respuestas apropiadas.


La distancia física también es una distancia social

Mi militancia dentro del feminismo es una política de la amistad, de una trama íntima con las personas, de una construcción de la proximidad. Tengo una relación muy hermosa con muchas mujeres. La mayoría de ellas son más jóvenes que yo. Es una amistad dotada de politicidad. La politicidad en clave femenina, la politicidad de un espacio doméstico ampliado. Eso es política también. Mi feminismo es un feminismo de la amistad, un feminismo de los vínculos que vamos trabando a lo largo de la vida; es un feminismo del día a día, del cotidiano. El mundo que imagino como un mundo agradable es un mundo sin hegemonía, sin que ninguno de los mundos y de las propuestas dominen sobre las otras, es un mundo suelto, radicalmente plural, sin los imperativos de las vanguardias, un lugar donde diferentes formas de felicidad, realización, satisfacción y bienestar puedan existir sin agredirse mutuamente.


Hambre y redes solidarias

La autoorganización de la sociedad desde su experiencia comunal, urbana y rural, alumbra un camino alternativo que puede reducir las carencias y quién sabe, ojalá, salvar vidas.


Constituir sentidos ante el paradigma extractivo

La demanda territorial extractivista se hace cada vez más presente y la necesidad de autogobiernos locales debe ser práctica, ya que sin democracia directa no habrá posibilidades de generar resistencias que abran el horizonte a la transformación y un control del territorio. En el contexto de crisis estatal y mundial, la comunidad vuelve a surgir y lo colectivo se posiciona como forma de acción, en la búsqueda de sentidos que nos devuelvan la posibilidad de pensar en otras formas de habitar, de pensar, de gestionar, de producir, de gobernarnos, en definitiva, de existir.


Modernidad y pueblos indígenas: una alternativa desde abajo

Los pueblos indígenas no pueden solos, y así lo reconocen. Lo imprescindible es ahora otro tipo de alianza, llámese por otro tipo de modernidad, o por otro mundo posible, que tenga el sustrato de democracia de abajo y forma-de-vida no capitalista, de los pueblos originarios, la fuerza de la lucha antipatriarcal de las mujeres y de la potencia antineoliberal y antirracista del gran movimiento plebeyo de 2019: quizás así podremos devenir, ya no en un Estado transformado, sino en una sociedad revolucionada.


México: Otro mundo en memoria de Samir

En el México de abajo, después de las actividades dislocadas planeadas para el día 20, aniversario del asesinato de Samir, se convoca a marchar el 21 en la capital y a una asamblea en Amilcingo el 22, actividades agrupadas bajo el nombre: Jornadas en Defensa del Territorio y la Madre Tierra Samir Somos Todas y Todos. Luego vendrá la parte más difícil: hacer brotar las formas de vida no basadas en el capital (como la multiplicación de los caracoles zapatistas en Chiapas), y cómo entretejer y constelar una red que devenga ya no en un mundo donde quepan muchos mundos, sino otro mundo posible. Eso comenzará a decidirse en 2020, a un año del asesinato y siembra de Samir Flores.


Proclama del Parlamento por el Agua y en Defensa del Río Chubut

Mapuche y no mapuche, miembros de la sociedad civil, organizaciones sociales, lof y comunidades sacamos la palabra de manera autónoma, solidaria, colectiva y libertaria. Los primeros convocados a nuestro parlamento fueron lo Ngen y Newen de este territorio. También nuestros antepasados se hicieron presentes a través del Witra-Tripal (ceremonia mapuche) realizada a orillas del Río Chubut. Ellos nos acompañaron hasta la finalización del Parlamento.


Chile: Manifiesto por la recuperación de la soberanía popular

Cambiemos el poder patriarcal del estado y las empresas recuperando la democracia generalizada y las formas de vida comunitaria.


Chile: territorio y poder

Los movimientos antisistémicos y las relaciones sociales no capitalistas, cobran fuerza y se potencian cuando echan raíces en territorios recuperados y bajo control de sujetos colectivos. Una de las claves de esta potenciación de los movimientos consiste en que los territorios nos brindan la posibilidad de construir poderes propios, fuera del control de las instituciones estatales.


Ecuador: Se realizan sesiones del Parlamento de los Pueblos en regiones de la Amazonia ecuatoriana

Agencias    28.Ene.20

Las sesiones del Parlamento de los Pueblos, que comenzaron en pasado fin de semana en la provincia de Loja, se realizarán hasta el próximo viernes en diferentes provincias de la Amazonía ecuatoriana como Pastaza, Morona Santiago y Napo.


Ecuador: organizaciones sociales convocan al Parlamento Provincial de los Pueblos de Loja

La Hora    09.Ene.20

Estarán presentes dirigentes de la Conaie y el prefecto de la provincia del Azuay, provincia dirigida por Yaku Pérez, también de la Conaie.
Mientras los partidos se pelean por el poder, el pueblo desde abajo avanza en su proceso de autoorganización. Paso a paso, como tenemos que hacerlo en Chile donde los únicos apurados son los partidos políticos.


Caminos para la oscuridad

Una fácil descalificación proveniente del así llamado “campo progresista” en esta América Latina inquieta como nunca, dirigida a los críticos de los gobiernos supuestamente “no capitalistas”, es que, al ser “antielectorales”, oponen la utopía de los movimientos a la realpolitik de los partidos que se presentan como única posibilidad contra el neoliberalismo, muy publicitariamente promovido como el “mal a vencer” por gobiernos como los nuevos de México y Argentina, o los ya defenestrados o derrotados en Brasil, Uruguay, Ecuador y Bolivia.
Los pueblos no son los únicos que plantean resistencia y construyen alternativas locales que necesitan de autonomía efectiva, no antinacional, aunque de eso acusen Piñera a los mapuches y AMLO a los mayas del sureste. Combatidos y minados en las entidades donde luchan los movimientos regionales (sean los Chimalapas, el Valle del Yaqui, el Istmo o tantas experiencias más), son de los que, como expresa el CNI, construyen “un camino que perdure en medio de la oscuridad”