Chile: Pánico en las alturas. La recesión 2020 se adelanta

El optimismo de Piñera, entendible por ser la economía su gran y tal vez única herramienta para mantener su flotación política, está contrastado con la mayoría de proyecciones de bancos de inversión, agencias y organismos financieros.



04-01-2019
Pánico en las alturas
La recesión 2020 se adelanta

Paul Walder
Rebelión

La caída en los precios de las acciones de Apple vuelve a confirmar las previsiones no sólo de agoreros sino de de bancos y agentes del establishment: una recesión, cuya magnitud está por verse, está a la vuelta de la esquina. En Chile, pese a las réplicas sentidas en el precio del cobre y del dólar, el gobierno insiste en los tiempos mejores.
Se viene abajo la estantería. Ayer por la tarde, cuando los principales mercado de valores ya estaban cerrados, Apple Corporation, la principal corporación por valor de mercado y piedra angular en la modelación de las nuevas tecnologías, anunciaba que los negocios no avanzan como se esperaba. A causa de una desaceleración del mega mercado chino, las ventas para sus productos estrella del 2018 en China, el Iphone X y el nuevo Ipad, no han sido las calculadas, lo que ha llevado a una rebaja en las estimaciones del negocios. Apple ha rebajado las utilidades para el primer trimestre del año fiscal en curso (terminado el 29 de noviembre) nueve mil millones de dólares, anuncio que ha desplomado, una vez más para los últimos meses, acciones, divisas y hasta commodities. Aquellos vaticinios iniciales no sólo de oscuros economistas desde las redes, sino también en estos meses y semanas, por agencias y bancos de inversión, comienza a cumplirse: estamos en las puertas de una nueva recesión.

Esta mañana el portal Bloomberg cambiaba el diseño de la página para titular a cuatro columnas la crisis de Apple y la caída de las acciones en Wall Street. Un titular y una escena de pánico financiero bien medida y expresada en números. Los principales índices de acciones, todos caían hoy con fuerza y acumulaban enormes pérdidas: Dow Jones, cae 2,5% el S&P 500 bajaba en torno a un dos por ciento y Apple, por cierto, más de un siete, perdiendo el lugar de la empresa más valorizadas.

Los recortes en las proyecciones de ganancias de las empresas manufactureras publicadas hoy se suman a otros números rojos en Estados Unidos. La venta de viviendas cayó en los últimos meses del año pasado, la deuda corporativa sigue en alza, y el petróleo y otros commodities en baja, clara brújula para los mercados, el gran gurú de los inversionistas, de un oscuro horizonte. En el caso de Apple, se especula con una reacción de los consumidores chinos, alimentada por el gobierno, para boicotear los productos estadounidenses. Si resulta ser verídica esta hipótesis, otras corporaciones habrían sufrido presiones similares, las que revelarán en el corto plazo.

La economía chilena, como vagón de cola del capitalismo global, ya resiente, y con notoriedad, este trasiego. El cobre cayó hoy más de un dos por ciento para cerrar en 2,5 dólares la libra. Hace exactamente un año atrás el metal se valorizaba en 3,7 dólares. Cae el cobre y se dispara el dólar, que este jueves ya superó los 700 pesos.

En este trance, esta mañana Sebastián Piñera promulgó una ley de pago a 30 días para las pymes. En el punto de prensa, el presidente chileno reiteró que la economía nacional creció un cuatro por ciento el 2018 pese a los no escasos cuestionamientos a este guarismo y no dejó pasar la oportunidad para destacar el (supuesto) buen curso de la economía chilena. Para ello, echó mano a las comparaciones: “Lo que uno ve especialmente en nuestros continente son nubarrones, obstáculos. Brasil lleva tres años de estancamiento; Argentina lleva ocho meses de recesión; Venezuela está viviendo una crisis que muchos creen que es terminal y por eso es bueno mirar lo que tenemos en nuestros país”.

El optimismo de Piñera, entendible por ser la economía su gran y tal vez única herramienta para mantener su flotación política, está contrastado con la mayoría de proyecciones de bancos de inversión, agencias y organismos financieros internacionales. Al cinco por ciento previsto hace un par de meses por el Banco central, estas oficinas prevén un aumento de la actividad en torno a un tres por ciento. Ante estas holgadas diferencias, Piñera puede decir lo que le plazca en la escena de las fakenews.