Jóvenes kurdos de campamentos de refugiados de Afrin invadido por Turquía organizan taller de producción de halva (dulce de repostería)

Halva es como turrón y puede ser de sémola o sésamo y goza de gran popularidad en las regiones de Oriente Medio. Estos jóvenes rompen con la rutina tradicional de los campamentos de refugiados como centros de hacinamiento que reciben cajas de alimentos de entidades internacional para transformarse en factor productivo autogestionario al estilo cooperativo llegando hay a producir 2000 cajas diarias.



A pesar de las dificultades los jóvenes de Afrin abren un taller en Shehba
A pesar de las dificultades que enfrentan los residentes de Afrin que viven en los campamentos de desplazados internos construidos en Shehba, los jóvenes de Afrin abrieron un taller para producir Halva.

ANF SHEHBA
viernes, 11 ene 2019, 12:35

El estado turco y sus mercenarios en marzo de 2018 ocuparon la región de Afrin en el norte de Siria, como resultado de lo cual cientos de miles de ciudadanos de Afrin se vieron obligados a huir al vecino cantón de Shehba, al norte de Alepo. Las personas en los campamentos de desplazados internos en Shehba están mostrando una resistencia heroica para superar las dificultades que acompañaron al desplazamiento y que son la causa de las duras condiciones de vida que atraviesan.

Un joven de Afrin, Zakaria Rashid y un grupo de sus amigos desplazados iniciaron la apertura de una pequeña fábrica (Taller Cûdî) para la producción de Halva con el fin de crear oportunidades de empleo.

“Abrimos el taller Cûdî para crear oportunidades de empleo, desafiar el desempleo y proporcionar condiciones de vida adecuadas para la gente”, dijo Zakaria Rashid a la Agencia de Noticias Firat (ANF). “Al principio, uno de mis amigos y yo hicimos pequeños pedazos de Halva en casa como un experimento y, después de planearlos con cuidado, fundamos el taller, que lleva tres meses en funcionamiento”, agregó el joven.

Zakaria indicó que “El número de trabajadores es actualmente de 11, trabajando de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. El trabajo es principalmente manual y producimos 2000 cajas por día. La caja de Halva se vende por 350 libras sirias, el precio podría ser más bajo si las materias primas fueran fáciles de encontrar”.

“En los próximos días habrá otros proyectos pequeños que queremos implementar, siempre estamos listos para ayudar a nuestra gente”, expresó finalmente a ANF Zakaria Rashid.