Gaby Lasky, la abogada defensora de la adolescente palestina Ahed Tamimi

Actual secretaria general del partido Meretz (socialdemócrata), sostiene que Ahed Tamimi no favorece la violencia. Va de candidata al parlamento israelita en las elecciones del 9 de abril. Es lo que hay mientras los kibutz no recuperen su carácter de autonomía comunitaria y los barrios comiencen a desarrollar su autoorganización hacia los autogobiernos locales, de tal modo que ya no sean necesarios los estados de Israel ni el de Palestina.



Gaby Lasky, judía mexicana, busca un escaño en la Knéset

10 ENE, 2019
ENLACE JUDÍO MÉXICO

Enlace Judío México e Israel – Con el objetivo de cambiar las leyes a favor de un mejor Israel, la renombrada abogada mexicana-israelí Gaby Lasky buscará obtener uno de los 120 escaños en la vigésima primera legislatura de la Knéset que los israelíes conformaran con su voto el próximo 9 de abril.

¿Quién es Gaby Lasky?

Nacida en la Ciudad de México y alumna de la Tarbut hasta la secundaria, Lasky hizo aliyá hacia el Estado de Israel a los 15 años de edad. Si bien con un interés inicial por la Historia del Arte, la Antropología y la Sociología, finalmente se decidió por el Derecho como su profesión de vida, el cual estudio en la Universidad de Tel Aviv y en la Universidad Northwestern de Chicago, EE.UU.

Así, con una visión progresista, estableció un despacho jurídico enfocado hacia los Derechos Humanos y especializado en la defensa de la libertad de expresión y el derecho a la protesta. Su labor en este campo la ha hecho defensora de organizaciones y activistas tanto israelíes como palestinos. Su reconocido trabajo como abogada en Israel le ha significado la obtención del Premio Emil Grunzweig de Derechos Humanos en el año 2012.

Una de las figuras a las que defendió recientemente en los tribunales fue Ahed Tamimi, la hoy mundialmente famosa adolescente palestina que fue condenada a 8 meses de prisión por agredir a soldados de las FDI en Cisjordania en diciembre de 2017. Días después de la detención de Tamimi, Enlace Judío platicó con Lasky al respecto del caso. Otra de las personas a las que defendió hace poco fue a la palestina Dareen Tatour, condenada a 5 meses de prisión por un poema que publicó en redes sociales en el año 2015, el cual los fiscales israelíes consideraron como una incitación a la violencia.

Además de su profesión, Lasky ha ejercido distintos cargos públicos, entre ellos miembro del consejo municipal de la ciudad de Tel Aviv (por parte de Meretz) y del Museo de Arte de la misma ciudad entre 2013 y 2018, ex secretaria general de la organización de izquierda Paz Ahora, y expresidenta de la Comisión de Legislación y Derechos Humanos de la Barra de Abogados de Israel.

Lasky también es parte de Havaya, un organismo dedicado a organizar ceremonias de matrimonio judías fuera del marco ortodoxo obligatorio de Israel, y se considera a sí misma como una activista política, social y feminista desde hace años.

En marcha hacia Givat Ram

Lasky buscará, en las elecciones primarias que se realizaran el próximo 14 de febrero, obtener su posibilidad para ser candidata de lista del partido Meretz, en el que ha militado desde hace varios años, después de que la Knéset fuera disuelta el mes pasado por la coalición de gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu y se fijaran elecciones generales anticipadas para el próximo 9 de abril.

Meretz, que se define como un partido de izquierda, ambientalista y socialdemócrata, fue fundado en el año 1992 tras la fusión de tres históricos partidos progresistas: Mapam, Ratz y Shinui. El nombre mismo, cuyo significado en hebreo es “vigor”, es un acrónimo de dos de las anteriores extintas agrupaciones políticas.

En ese mismo año, Meretz, con su mayor número histórico de 12 escaños obtenidos, formó parte del gobierno de coalición del primer ministro Yitzhak Rabin, artífice de los Acuerdos de Oslo y asesinado en 1995 por un israelí extremista de derecha. Shulamit Aloni, presidenta del partido en ese entonces, fungió como titular del Ministerio de Educación entre 1992 y 1993. Desde entonces, el partido ha mantenido presencia en la cámara legislativa. En las últimas elecciones de 2015, Meretz logró obtener 5 escaños, y su presidenta actual es Tamar Zandberg.

Uno de los ejes fundamentales del partido encaminado a obtener la paz entre israelíes y palestinos, es su oposición a lo que llama la “ocupación” de Israel en Cisjordania y Gaza, territorios sobre los que el Estado judío logró el control en 1967 tras la Guerra de los Seis Días, fin que lleva a la vez el hipotético establecimiento de un Estado palestino. Si bien Israel abandonó el territorio de Gaza en 2005, el destino material definitivo de Cisjordania continúa siendo una de las disputas primordiales ideológicas entre la derecha y la izquierda israelíes, y Lasky, desde este último campo, asegura que luchará por acabar con esta situación.

“Competiré por un escaño en la Knéset porque veo día con día qué es lo que la ocupación nos genera y qué es lo que nosotros le hacemos a otros. Competiré por la Knéset porque este gobierno niega los principios comunes que fueron establecidos en la Declaración de Independencia y ha creado un Estado de división, sin igualdad y que atenta contra la democracia. Competiré por la Knéset para luchar en contra de cada coma y letra de la legislación que perjudica a la democracia y a los Derechos Humanos, y que fortalece la existencia de la ocupación y la discriminación”, asegura la jurista israelí en su plataforma de campaña al explicar su intención para ser parte del poder legislativo del Estado judío.

Así mismo, dice buscar “crear un lugar donde sea bueno vivir en favor de todos”, comprometiéndose así a lograr un libre ejercicio del derecho a la libre expresión y la protesta, de representar a aquellos que no tienen voz, de honrar a los trabajadores y de combatir a la discriminación por género.

De joven, cuando trabajó como asistente de un legislador de Meretz en la Knéset, recuerda haber llegado al punto de “entender que por medio de la ley se pueden cambiar muchas cosas para mejorar el mundo”, según dijo en una conferencia ofrecida en la Comunidad Sefaradí el año pasado en una visita a su natal Ciudad de México, donde también abordó la situación política actual en Israel. Así, hoy su eslogan con el que se ha lanzado a la carrera por el voto de sus conciudadanos israelíes es “Cambia las leyes”.

En su recién lanzada página de campaña de Facebook, Lasky publicó un video en el que, en una curiosa mezcla de hebreo y español se lanza contra el polémico Oren Hazan, legislador de derecha por el partido Likud que es conocido por sus declaraciones y actos intempestivos, al que llama “payaso” y “absurdo”. Recientemente y en uno de sus innumerables exabruptos, Hazan llamó “semihumano” al legislador discapacitado Ilan Gilon, miembro del partido de Lasky.

“¿Dices que los izquierdistas necesitan explotar? ¡Tú eres el globo que necesita explotar! ¡Y yo no lloro!”, arremete contra el pintoresco político, de manera firme y decidida, como probablemente lo pueda llegar a hacer próximamente ante el pleno de la Knéset, con la mente fija en lograr el cambio para el Estado judío con la ley en la mano.

———————————————————–

Por qué Gaby Lasky, una judía mexicana, defiende a Ahed Tamimi, la palestina que abofeteó a soldado israelí

7 ENE, 2018
ENLACE JUDÍO MÉXICO

Enlace Judío México- Enlace Judío entrevistó a Gaby Lasky, la abogada judía mexicana que defendió a la joven palestina, Ahed Tamimi, de 16 años acusada el lunes pasado en Israel de asalto con agravantes a soldados, tras haber empujado y abofeteado a un soldado de las FDI en su pueblo de Nebi Saleh en Cisjordania, mientras la grababa un familiar. Ver el video al final del artículo.

“El video muestra la esencia del conflicto entre Israel y los palestinos”, enfatizó. “Dependiendo de dónde se encuentres, y tal vez quién eres, el ver a una niña de 16 años enfrentar a dos soldados israelíes fuertemente armados puede reforzar la narrativa palestina o la narrativa israelí”.

“Dentro del público israelí, hubo quien pensó que los soldados se comportaron como deberían, otros dijeron que fueron humillados”.

Gaby Lasky, quien viene de una familia sionista y estuvo en las filas de Hashomer Hatzair, es actual secretaria general del partido Meretz. Tomó el caso de Ahed Tamimi en los tribunales.

Lasky hizo “Aliyá” (decidió ir a vivir en Israel) y, en entrevista, dijo que lo hizo “por sionismo y sigo siendo sionista”.

En esta entrevista, la abogada desmiente el historial violento de la familia Tamimi diciendo que es una familia grande y que tachar a la familia de violenta sería como acusar a la familia “Cohen” de algo que hizo uno de sus miembros.”Es una familia muy lejana. No viven ni siquiera en el mismo (lugar)…es como decir Cohen, que alguien de la familia Cohen hizo algo, entonces todos son de la familia Cohen. No. Sí es una familia que hace manifestaciones y sí quiere terminar la ocupación, pero es una familia que acepta la solución de los dos estados”. dice Lasky.

Sin embargo, la prima hermana de Ahed, Manal Tamimi, publicó en las redes que Yom Kippur es el día en que “Los vampiros sionistas” [sic] están “celebrando bebiendo sangre palestina”, una práctica que espera que eventualmente resulte mortal. Cuando un pistolero árabe-israelí mató a dos e hirió a siete en un bar en Tel Aviv el 1 de enero de 2016, Manal Tamimi se llenó de júbilo: “#TelAviv bajo fuego – No hay ningún lugar seguro donde estos sionistas puedan esconderse”, escribió en un tuit adornado con emojis de victoria.

A su vez, Nariman Tamimi, la madre de Ahed, casi nunca falla en publicar en Facebook después de un ataque terrorista para alabar al perpetrador como un héroe.

Pero es la misma Ahed que declaró en video, cuando se le pidió dar un mensaje al mundo, que “sean acuchillamientos, atentados suicidas o piedras, todos deben de hacer algo para que podamos unirnos”.

Lasky opina: “Primero, no es lo que dice. Lo que dicen que dijo no es lo que dice. La traducción no es lo que ella dice. Lo que ella dice es que llama a todos a participar en las demostraciones y que las demostraciones es lo que va a traer libertad para el pueblo palestino. No es lo que ella dice, no es lo que dice que tiene que hacer, no lo llama a hacer, no lo favorece ( la violencia)”.

“Estamos hablando de una niña de 16 años que no llamó de ninguna manera a hacer atentados. Al contrario, llamó a hacer manifestaciones. Cuando estaba el Mandato Británico en Israel y los judíos querían una independencia, también salieron a pelear por su estado.“.

Lasky opina que los soldados en esta ocasión mostraron un buen ejemplo para los demás miembros del ejército. Reprocha al gobierno de Israel enviar a jóvenes de 18 años a ser policías dentro de una sociedad civil, “en vez de hacer su labor como soldados defendiendo el país”.