Venezuela: Ante la crisis política institucional, ni guerra civil ni intervención imperialista, a convocar al soberano

Mientras se intensifican los sufrimientos de todos los venezolanos y venezolanas ante el horror económico y social de la hiperinflación, maxidevaluación, escasez de medicinas y alimentos, fallas de los servicios, descalabro en la salud y la educación; la crisis política se ha acentuado hasta un nivel explosivo, con la descarada injerencia del gobierno norteamericano y sus aliados, la estrategia de “gobierno paralelo” de la oposición de derecha que es una provocación a la guerra civil y la intervención militar directa del imperialismo y la irresponsabilidad del gobierno de la cúpula burocrática-militar de impedir un camino democrático a la grave crisis institucional que ha suspendido la Constitución instaurando un régimen de facto con unos Poderes Públicos controlados directamente por la cúpula.



Ante la crisis política institucional, Ni guerra civil ni intervención imperialista, a convocar al soberano

Grupo de Pensamiento Crítico |
Domingo, 10/02/2019 07:23 AM
Aporrea

Mientras se intensifican los sufrimientos de todos los venezolanos y venezolanas ante el horror económico y social de la hiperinflación, maxidevaluación, escasez de medicinas y alimentos, fallas de los servicios, descalabro en la salud y la educación; la crisis política se ha acentuado hasta un nivel explosivo, con la descarada injerencia del gobierno norteamericano y sus aliados, la estrategia de “gobierno paralelo” de la oposición de derecha que es una provocación a la guerra civil y la intervención militar directa del imperialismo y la irresponsabilidad del gobierno de la cúpula burocrática-militar de impedir un camino democrático a la grave crisis institucional que ha suspendido la Constitución instaurando un régimen de facto con unos Poderes Públicos controlados directamente por la cúpula.

La escalada de la polarización nuevamente alcanza niveles preocupantes que pueden derivar en escenarios de guerra civil e intervención militar extranjera. Nosotros rechazamos terminantemente la descarada injerencia norteamericana en nuestro país, así como las sanciones económicas que sólo afectarán a nuestro pueblo y las amenazas de intervención militar directa del imperialismo. También rechazamos el entrampamiento de la polarización que encubre la realidad de una mayoría del pueblo que desea construir juntos una Patria, superando la catástrofe socioeconómica que sufrimos.

La confrontación política pasa por un conflicto de interpretaciones de la Constitución que ha cristalizado en un escenario de supuestos “dos gobiernos” y hasta dos institucionalidades. Por una parte, se ha suspendido la Constitución cuando se instala un poder supraconstitucional, una supuesta Asamblea Nacional Constituyente, estructurada corporativamente sin apoyo en la Constitución y sin consulta democrática al pueblo, como nos había enseñado Chávez con la primera Asamblea Nacional Constituyente de 1998. Igualmente, se ha neutralizado el Poder Legislativo por un presunto desacato cuya solución, la elección de los diputados de Amazonas, fue obstaculizada por el Poder Electoral y el Judicial conformados por militantes al servicio de la cúpula dominante. Por otra parte, la oposición de derecha, urdiendo una conspiración internacional junto al imperialismo norteamericano, pretende instaurar un gobierno “de transición” por la vía de la intervención militar extrajera, violando la soberanía nacional.

Ante las amenazas mutuas y la crisis política-institucional, frente al peligro de la guerra civil que será de inmediato internacional, se hace necesario convocar al Soberano, al Pueblo venezolano en pleno, para que consiga un camino para la restitución de la Constitución, a través de un referendum consultivo que abra la posibilidad de unas elecciones generales de todos los Poderes.

Se trata de una situación extraordinaria porque está en juego la integridad de la PATRIA. Por ello saludamos la iniciativa de los gobiernos de México y Uruguay para, junto a otros gobiernos que han ofrecido mediar para llegar a una negociación política, que pueda concretar esa convocatoria al Pueblo Soberano gracias a un nuevo Poder Electoral que sirva de árbitro confiable en el referéndum consultivo y las elecciones generales.

SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO¡¡¡!!!

ACUERDO NACIONAL REFERENDUM Y ELECCIONES GENERALES!!!!

GRUPO DE PENSAMIENTO CRÍTICO:

Norelyz Muñoz

José León Uzcátegui

Orlando Zabaleta

Jesús Puerta

Jesús Urbina