Nicaragua hoy: Todos a la calle contra Ortega

“La marcha va, la Unidad Nacional Azul y Blanco mantiene la convocatoria a nuestra marcha este sábado 16 a las 2:00 p.m. en la rotonda de la Centroamérica”, remarcó este viernes Violeta Granera a través de un video.



Unidad Azul y Blanco mantiene marcha para este sábado a pesar de la prohibición de la Policía Orteguista
“La marcha va, la Unidad Nacional Azul y Blanco mantiene la convocatoria a nuestra marcha este sábado 16 a las 2:00 p.m. en la rotonda de la Centroamérica”, remarcó este viernes Violeta Granera a través de un video.

15/03/2019
LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

“La marcha va, la Unidad Nacional Azul y Blanco mantiene la convocatoria a nuestra marcha este sábado 16 a las 2:00 p.m. en la rotonda de la Centroamérica”, remarcó este viernes Violeta Granera a través de un video.

Estas declaraciones fueron brindadas en nombre de la Unidad Nacional para despejar dudas sobre una posible cancelación de la movilización, puesto que horas antes la Policía Orteguista (PO) emitió un comunicado para anunciar que no la autorizaba y amenazando de que si alguien se atrevía, establecería “responsabilidades y cargos contra quienes pretendan alterar la paz y la convivencia propias de nuestro pueblo, de nuestra cultura y tradición”.

La Unidad Nacional convocó a la marcha para demandar la liberación “incondicional y absoluta” de todos los presos políticos, porque este viernes el régimen de Daniel Ortega apenas excarceló a cincuenta personas.

Elvira Cuadra, experta en Seguridad Pública, explicó que con la intención de disipar la movilización Ortega desplegó policías desde este viernes, todo con el fin de intimidar.

“Ortega sabe que se encuentra en un momento de suma debilidad y que uno de sus puntos más frágiles se encuentra en las marchas y expresiones de protesta cívica de la gente, por eso insiste en tratar de impedirlas utilizando a la fuerza policial”, analizó Cuadra.

A raíz de una reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), la población, principalmente universitarios, salieron a las calles a protestar y fueron brutalmente reprimidos por fuerzas de choque y la PO. Pero en vez de renunciar a las manifestaciones, en los siguientes días la ciudadanía salió en masa.

Estas protestas continuaron siendo reprimidas al punto de que empezaron a contarse los muertos y, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cifra es de 325 personas.

Prohibición desde septiembre de 2018
Decenas de protestas fueron atacadas por paramilitares, simpatizantes del orteguismo y la Policía, siendo la más recordada la del Día de las Madres, que salió de la rotonda Jean Paul Genie y finalizó en la entrada principal de la Universidad Centroamericana (UCA), cuya asistencia fue multitudinaria.

Fue en septiembre de 2018 que el régimen, a través de la PO, prohibió cualquier movilización ciudadana y hasta de salir a ondear la bandera de Nicaragua. Quien se atreviera sería detenido.

En octubre se intentó ejercer el derecho pese a la prohibición, y hubo una redada policial que dejó 28 personas detenidas, que posteriormente fueron dejadas en libertad.

Cartas enviadas a la Alianza, Nuncio y OEA
Mediante una carta enviada a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, al nuncio apostólico en Nicaragua —Waldemar Stanilaw Sommertag— y al enviado especial de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, la Unidad Nacional Azul y Blanco aclaró que ejercerán el derecho constitucional a la libre movilización, el que el régimen no permite a los críticos de la dictadura.

CIDH pide respeto al derecho a la protesta
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció con respecto a la marcha prevista para realizarse esta tarde en Managua, la cual ha sido prohibida por la Policía Orteguista.

“La CIDH urge al Estado de Nicaragua, ante el llamado de la oposición para marchar este sábado, a respetar el derecho a la protesta social consagrado en el artículo 54 de la Constitución nicaragüense, que reconoce el derecho de concentración y manifestación pública”, sostuvo el organismo.

La CIDH ha seguido de cerca todo el acontecer en el país desde abril de 2018. Incluso estuvo de visita para constatar la represión desatada por el régimen de Daniel Ortega contra la población.
A nivel internacional, la CIDH ha denunciado la cacería, encarcelación y muerte de decenas de ciudadanos nicaragüenses.