Nicaragua: policía niega permiso a marcha opositora de mañana miércoles, organizadores mantienen actividad

“Respaldamos la convocatoria de marcha nacional realizada por estudiantes, jóvenes y organizaciones que integran la Unidad Nacional Azul y Blanco, a realizarse en Managua el día 17 de abril del 2019, a las 2:00 p.m.”



Nicaragua: policía niega permiso a marcha opositora, organizadores mantiene actividad

Por George Rodríguez
El Periódico
16 Abril, 20191

George Rodríguez EP. La Policía Nacional nicaragüense negó, este martes, la autorización solicitada, por la opositora y multisectorial Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), para llevar a cabo, el miércoles, una manifestación pacífica el día antes de cumplirse un año del estallido de la violenta crisis sociopolítica que afecta a Nicaragua.

Por su parte, la UNAB anunció, a sus simpatizantes, que la actividad se mantiene.

“Resuelvo (…) no autorizar la movilización pública que pretende realizar grupo de personas el día miércoles 17 de abril del 2019”, de acuerdo con lo indicado en la Resolución firmada por el jefe de la Dirección de Seguridad Pública de la Policía Nacional, comisionado general Olivio Hernández.

En el texto de un solo punto resolutivo, el jerarca de la fuerza de seguridad indicó, sin mencionar a la UNAB, que dos personas entregaron, en la sede central policial, el texto de solicitud de autorización para llevar a cabo la actividad pública.

Al inicio de la resolución de seis considerandos contenidos en cuatro páginas, el funcionario policial se refirió a “dos personas que entregaron escrito, comunicando que han decidido realizar movilización pública el día miércoles Santo, 17 de abril del año 2019”.

Entre los aspectos considerados para negar la autorización, el comisionado señaló que el texto no cumplió los requisitos establecidos para ello, y agregó que quienes entregaron la solicitud participaron en recientes manifestaciones opositoras pacíficas llevadas a cabo en Managua, la capital Nacional, actividades –“piquetes exprés” y “sentadas”- que fueron reprimidas por efectivos policiales.

Las protestas realizadas por grupos reducidos de personas, que reemplazaron las manifestaciones también prohibidas por la autoridad policial, se llevaron a cabo los pasados tres sábados.

“Las personas que entregaron el escrito (…) estuvieron involucradas en las graves alteraciones al orden público ocurridas durante los últimos fines de semana, en centros comerciales de la ciudad de Managua”, indicó Hernández, en la resolución de este martes.

La UNAB emitió, tras haber conocido la resolución policial, un comunicado en el que confirmó la realización de la marcha.

“Respaldamos la convocatoria de marcha nacional realizada por estudiantes, jóvenes y organizaciones que integran la Unidad Nacional Azul y Blanco, a realizarse en Managua el día 17 de abril del 2019, a las 2:00 p.m.”, indicó la agrupación opositora.

La UNAB solicitó, asimismo, el monitoreo de la comunidad internacional y de los testigos y acompañantes del diálogo que el gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y la opositora y multisectorial Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) llevan a cabo para dar solución a la crisis que afecta al país centroamericano.

La negociación cuenta con la participación, en calidad de testigos y acompañantes, del nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, como representante del Vaticano, y Luis Ángel Rosadilla, en calidad de representante de la Secretaría General (SG) de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Solicitamos a la comunidad internacional, a los testigos y acompañantes de la mesa de negociación velar por el correcto desarrollo de estas actividades”, planteó.

También en la red social Twitter, la UNAB confirmó la realización de la manifestación.

“#LaMarchaVA Nicaragua mantiene la convocatoria, Mañana todos y todas nos movilizamos. Nos vemos en la Rotonda Centroamérica a las 2:00 pm Miércoles 17 de Abril #ALaCalle #UnidadNacional”, tuiteó la agrupación.

La manifestación está programada para llevarse a cabo un día antes de que se cumpla un año desde el comienzo de la dramática situación nacional.

Estallada el 18 de abril –hace casi un año-, la violenta crisis sociopolítica nicaragüense se caracteriza por la represión policial y parapolicial antiopositora, que ha cobrado centenares de vidas, generado miles de heridos, detenidos, y desaparecidos, dañado en gran escala a la economía nacional, y determinado que decenas de miles de nicaragüenses emigren, principalmente hacia la limítrofe Costa Rica -donde más de veinte mil personas han solicitado refugio-.

La represión ha sido, desde entonces, la respuesta sostenida del régimen de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, ante la masiva exigencia popular de que ambos renuncien.

Las acciones policiales y parapoliciales se han centrado, más recientemente, en periodistas y medios independientes así como en organizaciones no gubernamentales de derechos humanos.