Autor: “Gustavo Esteva”

México: La otra corrupción

Bajo la aparente bendición de transferencias financieras a los pobres, se fomenta esa otra corrupción, de efectos particularmente perversos. Se inserta a los despojados en un consumismo insensato que los hunde aún más en la condición atroz en que se encuentran, ahora dependientes de un subsidio estatal que puede desaparecer en cualquier momento. En vez de atender el fondo del asunto, el despojo de todo lo que tienen, territorios lo mismo que derechos, en vez de aliarse con los despojados para fortalecer su defensa y su construcción de una vida digna, un gobierno que se pretende de izquierda se alía con los despojadores y les garantiza su operación.


El siglo de Zapata

La tradición de Emiliano Zapata, que el EZLN actualizó y renovó, apunta hoy a formas de existencia social que representan una innovación radical. Circulan por el mundo como baluartes ante el horror y como posibilidades reales de mundo nuevo. Este ha de ser su siglo, cuando la gente construirá su vida sin subordinarse al Estado o al mercado, al capital.


Zapata vivo

Es la hora de la violencia. El patriarcado capitalista dominante ha adoptado un patrón autodestructivo que no es una oportunidad de emancipación, sino un deslizamiento a la barbarie. México y Siria ocupan el primer lugar en el mundo por índices de violencia. En ambos países las únicas áreas seguras, donde se puede vivir con tranquilidad, son aquellas en que se realiza un experimento social radical: los kurdos de Rojava, en Siria, y los zapatistas de México. Los dos grupos están armados, pero no usan sus armas para crear su seguridad, la cual se basa en las relaciones sociales que han establecido, en sus formas autónomas de gobierno.


México: funeral sin cadáver

Se decretó el funeral del neoliberalismo, pero no sabemos cuál cadáver enterrarán.


México: 100 días de claridad

El nuevo gobierno no parece haber tomado en cuenta las propensiones actuales del capital al despojo ni su ímpetu destructivo, que arrasa todo a su paso. Pasó ya la era en que algo como el desarrollo estabilizador era viable. Muchos grupos, particularmente los pueblos indios, resistirán por todos los medios a su alcance el desarrollo capitalista depredador que se les promete como solución de todos sus males. No sólo amenaza sus territorios y todos los bienes comunes, sino también y sobre todo sus modos de vida. La política oficial consiste expresamente en incorporarlos a otra forma de vivir, que considera superior.


México: la lucha ideológica

Rogelio Jiménez Pons, director de Fonatur, acaba de afirmar lo siguiente: “Somos un gobierno de izquierda que más que otra cosa está instaurando un verdadero capitalismo, más allá del capitalismo de cuates que hay en México”.


¿Y ahora?

Desde México, Gustavo Esteva, discípulo de Iván Illich, nos explica como entiende su postura de apoyo a los zapatistas en medio de la ofensiva antipopular del presidente López Obrador, las amenazas externas y pugnas internas en Venezuela y los importantes logros de los chalecos amarillos en su propuesta de descentralización y potencialidades de las asambleas locales.


México: Perversión de la esperanza

Necesitamos retirar la esperanza de cualquier mesías y de meras ilusiones para arraigarla en quienes pueden realmente convertirla en fuerza social, en los abajos y construir una alternativa real al régimen que nos destruye y nos divide.


México: la gran transformación

Para mi, como para muchas y muchos, la gran transformación empezó en 1994.
Hasta diciembre de 1993, unos veían la globalización neoliberal como promesa, y otros como amenaza, pero todos la veíamos como realidad, un dato que debíamos aceptar. El ¡Basta ya! zapatista fue la primera llamada a la rebelión, como reconocen ahora todos los movimientos antisistémicos. Hizo posible plantarse a resistir la ola destructiva dedicada al despojo y la nueva colonización.


México: Cómo transformar sin violencia la transformación que se va convirtiendo en amenaza

Para el gobernador Murat, de innegable estirpe priísta, el presidente López Obrador hará por Oaxaca más de lo que se ha hecho en los últimos cien años. Anuncia, pues, que la Revolución al fin hará justicia a la pobre Oaxaca; recibirá lo que le falte de la Tercera Transformación y además le caerá encima la Cuarta, cuando se realice en el Istmo de Tehuantepec el viejo sueño de Porfirio Díaz.
López Obrador criticó abucheos a Murat. “Exijo respeto a las autoridades –señaló. Ya chole con los pleitos, ¡ya!… Pasó la campaña; es tiempo de reconciliación”. El Corredor Multimodal Interocéanico va porque va, subrayó el mandatario, aunque no se hará nada sin consultar a las comunidades, ¿Cómo se resolverá esto? Muchos ya dijeron que no va…


México y su nuevo presidente: Despeñadero

La obra de la Revolución, en que confía el nuevo Presidente, no consiste en el sector público, petróleo, luz y servicios, o mero crecimiento económico. Es sobre todo relaciones sociales. Quienes defienden territorios de sus ancestros, reconocidos por la Revolución, no están dispuestos a entregarlos ni a ponerlos al servicio de quienes hoy se sienten dueños del país. Son los pueblos, finalmente, quienes determinarán el rumbo de este país desgarrado y en ruinas. Si se logra convertir el entusiasmo popular de estos días, en muchas calles y plazas, en capacidad organizada para cambiar, no para aplaudir y apoyar, y esa capacidad se une a la de los pueblos, será posible abrigar esperanzas.


México: Despertar

Ya va a entrar el nuevo gobierno de López Obrador, como la Red de Afectados por la Minería señaló en su comunicado de prensa, la reacción de un senador ante las críticas a la iniciativa no sólo fue ignorante y tramposa; exhibió también soberbia e incapacidad de diálogo. Pero el mal viene de atrás. En el Proyecto Alternativo de Nación que Morena registró ante el INE apenas se menciona el maíz y se aborda el tema en forma equívoca y falaz, con hondo desprecio por pueblos indígenas y campesinos y el ambiente. Es el mismo desprecio, por cierto, que se manifiesta por los pueblos de Yucatán o del Istmo con el Tren Maya o el Corredor Transístmico.
La antesala en que estamos puede ser la del infierno… como de costumbre pavimentada de buenas intenciones.


México: el olvido otro / III y último

México llega tarde al ciclo de gobiernos progresistas que cundió por América Latina desde 2003, con Lula, Correa, Evo Morales, los Kirchner y Pepe Mujica. Fue rasgo de todos ellos pactar con el capital, asumiendo sin dificultad la orientación neoliberal. Sus celebradas políticas redistributivas y de combate a la pobreza extrema se ajustaron habitualmente a los diseños del Banco Mundial. Todos tuvieron confrontaciones con sectores de la base social, particularmente los de inclinación autonómica o quienes resistieron megaproyectos o políticas desarrollistas y extractivistas.


El olvido otro II

Necesitamos recordar… Sólo una conciencia clara de lo que ayer no hicimos permitirá enfrentar con lucidez los retos de hoy.


México: el olvido otro

Falta lo que falta. Al recordar y conmemorar la otra política, la de abajo, no olvidemos el contexto que la sembró. Por buenas razones se destaca Berkeley, el mayo de París, Tlatelolco… Pero los reflectores sobre el 68 y los estudiantes pueden ocultarnos la década entera, que es inevitable llamar revolucionaria.


México: ¿Democracia?

La consulta vinculatoria relacionada con la construcción del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México puede ser la primera de las grandes decisiones del nuevo gobierno. Empezó a gobernar desde el primero de julio, al acentuarse la deserción de las funciones de gobierno de la actual administración, la cual empezó mucho antes. Pero esta sería una de sus primeras decisiones importantes. Tal como está planteada, es una pésima forma de empezar la gestión.
El nuevo gobierno necesita pensar de nuevo lo que ha propuesto. Es muy mala manera de empezar una aventura que se pretende democrática hacerlo con un ejercicio engañoso y ciegamente autoritario. Si ha decidido ya someter la decisión a consulta, tiene que repensar sus términos.


México: en busca de rumbo

Nos amenazan tiempos de confusión. Devaluar las palabras del discurso público, como se está haciendo, busca que su significado dependa de las estructuras de poder para pervertir los imaginarios populares.


México: Cosa de esperanza

“La esperanza en México está en bancarrota” señaló Juan Villoro el 8 de abril, en la perspectiva de las elecciones. Cada persona sabrá, de forma pragmática, a quién le da su voto, pero es importante construir esperanza.


México: ¿Y el PRI?

Lenin ha pasado de moda, pero uno de sus dichos parece muy pertinente: Los de abajo ya no quieren vivir como antes. Los de arriba ya no pueden gobernar como antes.


México: limpiar la mirada

El señor presidente electo haría mal en pensar que 30 millones de personas votaron por él, aunque así lo hayan marcado en la boleta. Muchas y muchos votaron en contra, no por él. Hartos del sistema, inmensamente descontentos, votaron contra los que no supieron ni pudieron desligarse de la maquinaria delincuencial a la que pertenecen. AMLO supo captar ese ánimo.