Autor: “Lila María Feldman”

No nos mueve el deseo. Nos mueve la conciencia feminista

No nos mueve el deseo (en todo caso eso nos mueve a todos, también a los asesinos dice Cristina Lobaiza). Nos mueve la conciencia feminista.


Oíd mortales

No teman, mortales. El comunismo no se aplica en vacunas. Es responsabilidad de todos, cada día, ver qué hacemos de lo común.


Oh que será… Siete notas sobre los destinos de lo común (imaginando una pospandemia)

La libertad, no es un bien del que disponer, ni un derecho o acceso al consumo, ni una expresión más de la propiedad privada, ni tampoco la capacidad de imponer deseos, sino la brecha que se construye singular y colectivamente cada vez que achicamos, disminuimos, desarmamos y combatimos el predominio de la desigualación, y construimos un “común”.