Autor: “Subcomandante Insurgente Moisés”

Economía política desde las comunidades I

Segunda parte
Del capítulo Nuestra mirada hacia adentro, en el libro del EZLN: El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista. Tomo I


Economía política desde las comunidades II

Del capítulo Nuestra mirada hacia adentro, en el libro del EZLN: El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista. Tomo I


300. Tercera y última parte: Un desafío, una autonomía real, una respuesta, varias propuestas, y algunas anécdotas sobre el número “300″

Nosotros queremos refrendar -lo consultamos con nuestros pueblos-: cualquier capataz va a ser enfrentado, cualquiera; y no sólo quien propone una buena administración y una correcta represión -o sea, este combate a la corrupción y el plan de seguridad basado en la impunidad-; también quienes detrás de sueños vanguardistas pretendan imponer su hegemonía y homogeneizarnos.


300. Segunda parte. Un continente como patio trasero, un país como cementerio, un pensamiento único como programa de gobierno, y una pequeña, pequeñísima rebeldía.

Ustedes saben que todo el esfuerzo del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, y de López Obrador y su equipo, desde el 1º de julio, es por congraciarse con la clase dominante y con el gran capital. No hay ningún indicio (nadie se puede llamar a engaño), ningún indicio que diga que es un gobierno progresista, ninguno. Sus principales proyectos van a destruir los territorios de los pueblos originarios: el millón de hectáreas en la Lacandona, el Tren Maya, o el corredor del Istmo que quieren hacer, entre otros. Su franca empatía con el gobierno de Donald Trump es ya una confesión pública. Su “luna de miel” con los empresarios y los grandes capitales está representada en los principales puestos de su gabinete y en sus planes para la “IV transformación”.


El mundo capitalista es una finca amurallada

Aquí, el capitalismo ahora, una finca, cuando el patrón capitalista dice: “voy en mi finca la mexicana, voy en mi finca la guatemalteca, voy en mi finca la haitiana, voy en mi finca la costarricense… todos los que son países capitalistas subdesarrollados va a ser la finca.


Café organizado contra el muro

Yo no sé cómo deberían hacer un trabajo colectivo los maestros y maestras. No sé cómo va a hacer un trabajo colectivo las obreras o los obreros. Cada quien en donde está la tendrán que inventarla, la tendrán que crearla, la tendrán que imaginarla y estudiarla y decidirla y ponerla en la práctica.


Palabras de clausura del Seminario de Reflexión Crítica “Los muros del capital, las grietas de la izquierda”

Así como no nos pidieron permiso si nos van a explotar, pues así no hay por qué vamos a pedir permiso de cómo vamos a organizarnos en contra de esa explotación.