En Venezuela el chavismo burocrático aplasta al chavismo crítico, pero en Ecuador es el correismo crítico que se ha lanzado desde el nuevo presidente contra el correismo burocrático y corrupto. Correa echa fuego de rabia. No hay recetas ni caminos Hay que observar, aprender y apoyar por donde puede desplegarse la potencia social

Correa amenaza hacer otro partido.
Moreno negocia con las comunidades, que son el pánico de Correa, y para peor, le corta las patas al vicepresidente Glas, el delfín de Correa.
El tema está en como va a conciliar Moreno el extractivismo destructor de la naturaleza y las formas de autonomía y defensa de territorios ancestrales y la vida de las comunidades originarias.



El caudillo fragmentado

El ejercicio del poder mostró las diferencias entre el concertador Moreno y el intemperante Correa.

Por: Eduardo Durán Cousin
06 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

Ecuador es un país de gran inestabilidad política y, por ende, propenso a los caudillismos.

Desde el inicio de la República, al menos cinco hombres fuertes han dominado su historia, y, en la primera década del siglo XXI, un nuevo periodo de inestabilidad abrió el espacio para el ascenso de un nuevo caudillo, Rafael Correa, quien, dueño de una personalidad dominante hasta la inflexibilidad, ganó las elecciones en 2007.

Tras nueve años de gobierno autoritario, entre 2007 y 2016, la bonanza petrolera, que le había posibilitado realizar una importante obra pública en medio de un gasto fiscal incontrolado, llegó a su fin, determinando la decisión de Correa de no presentarse a la reelección y la necesidad de escoger un sucesor “manejable” que mantuviese en su nombre el proyecto político socialista.

El escogido fue Lenín Moreno (exvicepresidente, 2007–2012), quien, siendo el hombre más popular del gobierno, era además el único que por el oficialismo podía imponerse electoralmente, aunque acarreaba la profunda desconfianza del caudillo, temeroso de que una vez en el poder no podría controlarlo.

Así, Correa armó la fórmula poniendo en segundo lugar, para proteger su predominio político, a Jorge Glas, su hombre de confianza, aunque fuertemente cuestionado por sospechas de haber participado en casos de corrupción, como vicepresidente entre 2013 y 2017.

La fuerte disputa electoral dio un aparente sentido de unanimidad a la fórmula oficialista. Sin embargo, el ejercicio del poder sacó a la superficie las diferencias entre el estilo concertador de Moreno y la intemperancia de Correa, quien denunció como traición su diálogo con la oposición.

No obstante, fue la herencia de gasto fiscal incontrolado lo que llevó a una espiral de enfrentamientos, al poner Moreno en evidencia una deuda pública casi inmanejable dejada por Correa.

Aunque el vicepresidente Glas guardó silencio ante el giro tomado, esto duró poco al conocerse también su probable participación en el escándalo Odebrecht. Entonces, Glas negó las imputaciones y, en un ejercicio defensivo, se enganchó aún más al sector político afín a Correa, declarando su oposición a Moreno, precipitando con ello una ruptura en el Ejecutivo y alimentando la creciente división del partido oficialista.

EDUARDO DURÁN COUSIN
Analista internacional y exdiplomático ecuatoriano
———————————————————————

Ecuador: Correa sale en defensa de vicepresidente destituido Jorge Glas
Domingo 06 de agosto del 2017 | 07:50
Presidente Moreno señaló que la justicia será “independiente”, a diferencia del gobierno anterior.

Rafael Correa , ex presidente de Ecuador (2007-2017), criticó a su sucesor, Lenín Moreno, al señalar que las actuales acusaciones de corrupción contra el vicepresidente Jorge Glas se parecen al caso de la destituida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

“Después de ser destituida por el Congreso e imputada judicialmente, ahora resulta que es inocente de todo. La diferencia de Brasil con el caso ecuatoriano es que los roles de Dilma y Temer (quien asumió el cargo de presidente) están invertidos”, escribió Correa en Twitter.

Estas declaraciones se dan luego de que Moreno manifestara que “lastimosamente el dedo apunta cada vez más a Glas”, refiriéndose a las acusaciones por presuntamente haber recibido US$14.1. millones como sobornos de Odebrecht para que favorezca a la constructora en la adjudicación de obras. Glas fue despojado de sus funciones el jueves pasado.

Cabe precisar que este caso de corrupción ha originado una decena de detenidos en el país, entre ellos Ricardo Rivera, tío de Jorge Glas.

Enfrentamiento

Por otro lado, Lenín Moreno declaró que Glas será juzgado “de forma independiente, no como estaba ocurriendo antes”, refiriéndose al gobierno de Correa. Ante ello, el ex mandatario respondió que “todo lo que dice de malo de mi gobierno, significa que fue cómplice o miente”.

Sabía que

Jorge Glas fue también vicepresidente de Rafael Correa desde 2013.

Correa ha criticado a Moreno por reunirse con sus rivales políticos.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google