Tras nueve meses de negociaciones ha salido el parto del nuevo gobierno de Líbano

Comparten la cúpula del aparato del estado mitad y mitad cristianos con musulmanes y uno de estos últimos representa a los chiitas del poderoso grupo paramilitar pro iraní Hezbolá. Veremos lo que sucede, ya que tienen de frontera a Israel y Siria, donde pululan los kurdos con sus banderas de la autonomía comunitaria y los autogobiernos locales. temas de abajo que bien poco interesan a los de arriba, pero es contagioso…



Tras nueve meses de negociaciones, el Líbano conforma un nuevo Gobierno

France24
02/02/2019 - 00:53
Líbano. EFE / Dalati Nohra

El nuevo gobierno libanés es liderado por el anterior primer ministro, Saad Hariri, quien recibió el encargo del Parlamento de formar un nuevo gabinete, el cual cuenta con cuatro mujeres y un equilibrio entre cristianos y musulmanes.

El Líbano comienza a dar pasos importantes para superar la crisis política que tenía prácticamente paralizado el gobierno por falta de consenso y según Saad Hariri, falta de voluntad política para poner en marcha la maquinaria ante las necesidades del país.

Entre el nuevo grupo de ministros sobresalen cuatro mujeres y por primera en la historia del país, una de ellas, Raya Al Hassan, ocupará el cargo de ministra del Interior. Las otras tres mujeres son Nada Boustany, Violette Khairallah Safadi y May Chidic, esta última una periodista que fue víctima de un atentado en 2005 que le provocó la pérdida del brazo y la pierna izquierda.

A través de su cuenta en la red social Twitter, el primer ministro Hariri expresó su beneplácito por la cuota femenina elegida para hacer parte del gobierno libanés y mediante un trino expresó: “orgulloso de la mujer libanesa, orgulloso de las cuatro mujeres ministras en el gobierno, orgulloso del primer ministro del Interior en el mundo árabe, orgulloso del futuro, orgulloso del Líbano”.

Equilibrio de poderes entre cristianos y musulmanes

Las carteras ministeriales están repartidas de forma igualitaria entre cristianos y musulmanes, pero uno de los ministros representa a los seis diputados suníes afiliados al grupo chií Hezbolá, que se había encargado de obstaculizar la formación del gabinete porque exigía tener presencia en el mismo.

Es por este motivo que el partidario de Hezbolá, Yamil Yabaq, estará al frente de la cartera de Salud, que es uno de los cuatro ministerios que cuenta con mayor presupuesto para este nuevo mandato.

Hariri aseguró ante los medios de comunicación que el nuevo Gobierno “tendrá que hacer frente a numerosos retos económicos y sociales”, entre los que están “la situación regional y las amenazas israelíes”, en alusión al incremento de la constante tensión que mantienen los dos países que cuenta con una frontera común de 79 kilómetros fuertemente custodiada en ambos lados.

Una extensa agenda de trabajo está pendiente

“El Gobierno tiene una agenda que no puede retrasarse. Las soluciones no pueden esperar y es necesario un programa claro y reformas atrevidas y desarrollar leyes”, resaltó el primer ministro que, de acuerdo con la Constitución de Líbano, debe ser un musulmán suní.

El premier libanés agregó que la financiación de múltiples proyectos “existe gracias a la solidaridad de la comunidad internacional”, pero el Ejecutivo del país es el que tiene que asumir la “responsabilidad” para realizar sus tareas pendientes debido a la falta de la conformación de un gobierno.

El nuevo gabinete se reunirá por primera vez el sábado 2 de febrero, cerrando así el ciclo de vacío de poder que ha afectado principalmente la economía del país, frágil por naturaleza, que entre sus dificultades tiene sobre la responsabilidad de atender a los cerca de un millón de refugiados sirios, según lo estiman las autoridades libanesas, a lo que se suma las tensiones regionales de Medio Oriente.
Con EFE y Reuters
——————————————–

Hezbolá (adaptación fonética al español del árabe حزب الله, ḥizbu-’llāh(i), “Partido de Dios”, desde ḥizb, partido y Allah, Dios), también escrito como Hizbulá o en sus formas menos castellanizadas Hizbullah o Hezbollah, es una organización islámica musulmana chií libanesa que cuenta con un brazo político y otro paramilitar. Fue fundado en el Líbano en 1982 como respuesta a la intervención israelí de ese momento y fueron entrenados, organizados y fundados por un contingente de la Guardia Revolucionaria iraní.45 Hezbolá recibe armas, capacitación y apoyo financiero de Irán67 y ha «funcionado con bendición de Siria» desde el final de la Guerra Civil Libanesa.8910 Incluso, la forma en que Irán mostró su apoyo militar al presidente sirio Bashar al Asad en contra de los rebeldes fue enviando milicianos de Hezbollah para combatir junto a los soldados sirios.111213 Su máximo líder es Hasan Nasrallah.

Es, junto con el Movimiento Amal, la principal expresión política y militar de la comunidad chií del Líbano, actualmente el grupo religioso más numeroso del país.

Tanto la Unión Europea 14 como Estados Unidos15 consideran oficialmente a Hezbolá o su brazo armado como una organización terrorista, además de otros países tales como Australia,16 Canadá,1718 Reino Unido,19 Países Bajos,2021 Francia,22 Israel,23 Baréin,242526 el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo27 y Egipto.28 Por el contrario, parte de los gobiernos del mundo árabe consideran a Hezbolá un movimiento de resistencia legítimo.29

Orígenes
Hezbolá se originó en la comunidad chií del Líbano, que ha vivido allí durante más de 1.000 años. Según la CIA, se estima que los chiíes aglutinan al 41% de la población libanesa. Después de que Líbano obtuviera su independencia el 22 de noviembre de 1943 y el Ejército francés retirara sus soldados del país en 1946 el Pacto Nacional del Líbano, que es un acuerdo teórico y no oficial, ha asignado la Presidencia del Parlamento a los chiíes en el reconocimiento de la importancia demográfica y política, pero siguen estando social y económicamente marginados.[cita requerida]

En lo que respecta a la influencia de Hezbolá en la Guerra Civil Libanesa, Hezbolá es la única milicia que operaba en Líbano y que no se desarmó tras los Acuerdos de Taif (1989), que pusieron fin a 15 años de guerra civil.[cita requerida]

Después de 1990
A principios de 1990 Hezbolá se sometió a lo que varios observadores han calificado como proceso de “libanización”, que se refleja en la aceptación de un Líbano multiconfesional, el acercamiento con una variedad de fuerzas no islamistas, la participación en la política electoral y un énfasis en proveer para el bienestar social de su circunscripción chií. Esta tendencia se expresó en términos religiosos, así como estratégicos. 30 31 32

En 1992 Hezbolá decide participar en las elecciones libanesas y Alí Jamenei, Líder Supremo de la República Islámica de Irán, apoyó la decisión. Hezbolá ganó en las 12 circunscripciones en las que se presentó. Para el final de ese año Hezbolá comienza a dialogar con los cristianos libaneses.33

En 1997 Hezbolá forma una Brigada Libanesa multiconfesional para luchar contra la ocupación de Israel, en un intento de revivir la Resistencia Nacional y secular contra el Estado hebreo, marcando así la “Libanización de la Resistencia” .34

En mayo de 2000, Israel se retiró unilateralmente del sur del Líbano tras 18 años de ocupación, retirada completa que fue certificada in situ por la ONU. Hezbolá reivindicó entonces las Granjas de Shebaa, una pequeña área fronteriza de 20 km² que Israel arrebató a Siria en 1967 y es reclamada por Líbano.[cita requerida]

La no devolución de estos territorios fue la razón esgrimida por Hezbolá para no desarmarse. La retirada israelí se interpretó en medios islamistas como una victoria de Hezbolá e hizo que aumentase su popularidad entre los musulmanes libaneses. Inmediatamente después Hezbolá penetró en la zona desalojada por el Tsahal, provocó la caída de la milicia cristiano-falangista libanesa y del proisraelí Ejército del Sur del Líbano (SLA), y mantuvo desde la frontera su hostigamiento militar hacia Israel pese a que, en septiembre de 2004, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó la Resolución 1559, auspiciada por Francia, que instaba al desmantelamiento de todas las milicias armadas que operaban en el Líbano, resolución que ha incumplido repetidamente el Gobierno libanés en el caso de Hezbolá, alegando que esa organización armada no es una milicia.[cita requerida]

Ideología de Hezbolá
En 1985 Hezbolá hace público su primer manifiesto, describiendo su ideología y objetivos, entre los cuales preconizaba la implantación de una República Islámica en el Líbano,31 objetivo que es redefinido en su segundo manifiesto, de 2009, en el cual, además de omitir toda referencia al establecimiento de un orden islámico en ese país ,35 36 la organización, establece como meta el establecimiento de una democracia mayoritaria y secular .1 37

La Carta Abierta a los Oprimidos de Líbano y el Mundo
Se le considera el texto fundacional de Hezbolá, bajo el nombre de Al-Nass Al-Harfi Al-Kamil li-Risalat Hizbullah ila al-Mustad‘afinin (Texto Original completo de la Carta Abierta de Hezbolá a los Oprimidos). El documento fue publicado en al-Ahd, el periódico del Partido el viernes 22 de febrero de 1985. La Carta Abierta había sido leída en la mezquita de Uza’i el 16 de febrero de 1985 por Sayyid Ibrahim Amin al-Sayyid, portavoz del partido 38. La fecha de este discurso data del aniversario de la muerte de Ragheb Harb, clérigo que motivaba a la comunidad chiíta de Jibsheet a levantarse contra Israel, quien fue asesinado por el ejército israelí en 1984.

La Carta Abierta fue impresa a modo de folleto que tenía en su portada la foto de Ragheb Harb y en su contraportada al Ayatolá Jomeini. El manifiesto contaba con 25 apartados que trataban sobre: la identidad de Hezbolá, su ideología, sus principales objetivos, a quienes consideraba sus enemigos (énfasis en Israel y EEUU) y aliados (a quienes luchen contra sus enemigos), una invitación a los cristianos a convertirse al Islam, una crítica al régimen político confesional, la propuesta del Islam como sistema de gobierno, reprobación a los países árabes alienados a EEUU, motivación a los ulemas en la dirigencia de la comunidad musulmana, entre otros temas. La importancia de este documento radica que a partir de su publicación, Hezbolá pasa de tener sus actividades de resistencia en secreto hacia un trabajo en la esfera pública.

Los cuatro objetivos que Hezbolá establece en su Carta Abierta son:

Expulsar a Israel de Líbano y posteriormente eliminarlo
Expulsar a franceses, estadounidenses y sus aliados de Líbano para eliminar la influencia colonial en el país
Someter a los falangistas a un juicio justo por todos los crímenes perpetrados hacia musulmanes y cristianos
Permitir a la población el derecho a la autodeterminación para elegir libremente un sistema político al que ellos aspiran, invitando a acoger el sistema islámico como sistema de gobierno para asegurar la justicia y dignidad de todos, previniendo la injerencia de cualquier país colonial.
En la Carta Abierta, Hezbolá se identifica con los oprimidos del mundo y hace un llamado para luchar en conjunto contra los opresores del mundo, identificados en EEUU y los países colonizadores. Esto se hace evidente en su texto al expresar:

“Respecto a Líbano y Palestina, estamos comprometidos principalmente en enfrentar a los Estados Unidos porque tiene la mayor influencia entre las potencias coloniales del mundo, y también Israel, que es el producto del sionismo mundial” 38

El manifiesto de Hezbolá
El 30 de noviembre de 2009 Hassan Nasrallah, secretario general de Hezbolá, anunció un nuevo manifiesto político que fue aprobado durante la conferencia general del partido. El documento, de 32 páginas, aborda cuestiones que van desde el sistema político libanés, pasando por las armas de la organización, la cuestión de Palestina y las relaciones del Líbano a nivel internacional. Este nuevo manifiesto contiene lenguaje que resta importancia a la retórica islamista y se centra más en la integración en su comunidad.3536

Contrariamente al manifiesto fundacional de 1985,31 el nuevo documento omite toda referencia al establecimiento de una República Islámica en el Líbano, país con una considerable población cristiana.35

Además, el nuevo manifiesto pide la sustitución del sistema concensual de controles y equilibrios confesionales, por una democracia mayoritaria y secular.1 37

El principal problema en el sistema político libanés, que impide su reforma, desarrollo y constante puesta al día es el sectarismo político.
El hecho de que el sistema político libanés fuera establecido sobre una base sectaria constituye en sí mismo una fuerte restricción a los logros de la auténtica democracia, en los que una mayoría electa pueda gobernar y una minoría pueda ejercer la oposición, abriendo la puerta a una auténtica alternancia en el poder entre la coalición pro-gubernamental y la oposición. De este modo, la abolición del sectarismo es la condición básica para la implementación de la regla de la mayoría y la minoría.
Sin embargo y hasta que los libaneses puedan alcanzar a través de su diálogo nacional este sensible e histórico logro, que es la abolición del sectarismo político, y dado que el sistema político libanés descansa sobre unas bases de tipo sectario, la democracia consensual continuará siendo la base fundamental de gobierno en Líbano porque ella plasma el espíritu de la Constitución y la esencia de la convivencia recogida en la Carta.
De aquí, cualquier enfoque sobre los temas nacionales basado en la ecuación de la mayoría y la minoría habrá de esperar a que se den las condiciones históricas y sociales que permitan el ejercicio de una democracia efectiva en la que el ciudadano tenga valor en sí mismo. Entretanto, los libaneses vivirán juntos en dignidad y con iguales derechos y obligaciones, lo que requiere una cooperación constructiva con el fin de consolidar el principio de la auténtica asociación, que constituye la fórmula más apropiada para proteger la diversidad y estabilidad tras una era de inestabilidad causada por las diferentes políticas basadas en la tendencia hacia el monopolio del poder y la exclusión.
La democracia consensual constituye una fórmula apropiada para garantizar la auténtica asociación y contribuye a abrir las puertas para que todo el mundo participe en la fase de construcción del estado garante.
Nuestra visión del Estado que queremos construir juntos en Líbano está representado por un Estado que preserve las libertades públicas; un Estado que busque la unidad nacional; un Estado que proteja la tierra, al pueblo y la soberanía del país; un Estado que tenga un ejército nacional, fuerte y preparado; un Estado que esté estructurado sobre la base de instituciones modernas, efectivas y que promuevan la cooperación, un Estado que esté comprometido con la aplicación de las leyes a todos los ciudadanos sin distinción; un Estado que garantice una representación parlamentaria correcta y justa sobre la base de una moderna ley electoral que permita a los votantes escoger sus representantes sin verse afectados por presiones; un Estado que dependa de personas cualificadas con independencia de cuáles sean sus creencias religiosas y que establezca mecanismos para la lucha contra la corrupción en la Administración; un Estado que disponga de un Poder Judicial independiente y no politizado; un Estado cuya economía promueva los sectores productivos y trabaje para fortalecerlos, en especial la agricultura y la industria; un Estado que aplique el principio de desarrollo equilibrado entre todas las regiones; un Estado que cuide a sus ciudadanos y les suministre los servicios adecuados; un Estado que se ocupe de la joven generación y ayude a los jóvenes a desarrollar sus energías y talentos; un Estado que trabaje para consolidar el papel de las mujeres en todos los niveles; un Estado que se ocupe de la educación y trabaje para mejorar las escuelas y universidades oficiales y aplique el principio de la escolaridad obligatoria; un Estado que adopte un sistema descentralizado; un Estado que trabaje duro para frenar la emigración y un Estado que cuide a sus ciudadanos en todo el mundo y les proteja y se beneficie de sus conocimientos y posiciones para servir a la causa nacional.
El establecimiento de un Estado basado en estas especificaciones y requisitos es un objetivo para nosotros del mismo modo que para todo libanés honesto y sincero. En Hezbollah realizaremos todos los esfuerzos posibles, en cooperación con las fuerzas políticas y sociales, para lograr este noble objetivo nacional .1 37

Capítulo 2 - “Líbano”
Sección 3 - “El Estado y el sistema político”
Manifiesto de Hezbolá
El nuevo manifiesto afirma que los Estados Unidos e Israel continúan siendo los principales enemigos de Hezbolá. Además, se elimina la posibilidad de un debate abierto sobre su derecho a portar armas.1 37

El papel de la Resistencia es una necesidad nacional mientras las amenazas y ambiciones israelíes continúen. Así pues y en ausencia de un equilibrio estratégico entre el Estado libanés y el enemigo, la amenaza israelí obliga a Líbano a adoptar una estrategia defensiva que depende de una resistencia popular que participe en la defensa del país y de un ejército que preserve la seguridad del mismo, en un esfuerzo complementario que ha demostrado tener éxito en la fase anterior.
Esta fórmula, desarrollada desde dentro de la estrategia defensiva, constituye un paraguas de protección para Líbano, especialmente después del fracaso de distintas opciones basadas en otros “paraguas”, ya sean internacionales o árabes, o en las negociaciones con el enemigo. La adopción del camino de la Resistencia en Líbano logró liberar la tierra, restaurar las instituciones del Estado y proteger la soberanía. Después de eso, los libaneses están determinados a salvaguardar y mantener este modelo porque el peligro israelí amenaza a Líbano en todos sus componentes, lo que requiere la participación libanesa más amplia posible en lo que se refiere a la asunción de las responsabilidades de defensa.
Finalmente, el éxito de la experiencia de la Resistencia en la lucha contra el enemigo y el fracaso de todos los complots y planes para eliminar el movimiento de resistencia, aislarlo o incluso desarmarlo, unidos a la continuación de la amenaza israelí contra Líbano, obliga a la Resistencia a hacer todo lo que esté en su mano para reforzar sus capacidades y consolidar su fuerza con el fin de asumir sus responsabilidades nacionales y liberar el territorio que queda bajo ocupación israelí -las Granjas de Shebaa, las Colinas de Kfarshuba y la localidad libanesa de Gayar-, así como lograr la liberación de todos los detenidos, conocer el paradero de los desaparecidos y recuperar los cuerpos de los mártires .1 37

Capítulo 2 - “Líbano”
Sección 2 - “La resistencia”
Manifiesto de Hezbolá