Mientras los estados y la prensa mundial sufren por la falta de soluciones en la crisis siria, los kurdos entraron a Deir Ezzor y cercan campamento final del Estado Islámico

La crisis siria ha llegado al punto en que la gente ya no sabe si es peor someterse a la dictadura de los diferentes grupos que disputan el poder o subordinarse al gobierno del dictador Bashar al-Ásad, mientras sigue creciendo el territorio liberado por los kurdos que ya alcanza a la tercera parte del país donde la gente vive más tranquila y organizando las asambleas de autogobierno que se van asociando horizontalmente en el confederalismo democrático.



Milicianos kurdos arremeten contra el último bastión del Estado Islámico en Siria

Agencias
12/03/2019 -

DEIR EZZOR, Siria. Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos y respaldada por Washington, tomaron el control de varios puntos de Bhaguz, una localidad considerada como el último bastión del Estado Islámico (EI) en Siria y que es escenario de la ofensiva final contra el grupo yihadista.

“Las FSD han avanzado y controlan algunos puntos” en el norte y el oeste de Bhaguz, aseguró el portavoz de las milicias, Mustafá Bali, en declaraciones a la agencia EFE en las afueras de la pequeña población fronteriza con Irak.

Las milicias están “cercando a los combatientes del EI en el campamento” que instalaron los extremistas dentro de la ciudad, donde están sometidos a ataque de artillería por parte de las FSD.

Además, se están produciendo bombardeos por parte de los aviones de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

Los yihadistas todavía controlan el barrio de Sheij Hamad y un campamento en dentro de la ciudad, que conforma un área de 300 metros de ancho por 300 de largo.