Después de meses de arrinconamiento y persecución represiva, la resistencia popular nicaragüense sale otra vez a las calles

La retirada de los estudiantes de la mesa de negociación amarilla con el dictador Ortega ha sido recibida con beneplácito por el movimiento social que este sábado demostrará si ha sido derrotado por las conducciones vacilantes y conciliadoras.
He ahí lo que le hace falta a los venezolanos: el protagonismo social autónomo, autoconvocado y autogobernante. Este sábado será el día D para la dictadura que tendrá la obligación histórica y trascendental -junto a los amarillos- de impedir a toda costa que el despliegue de la potencia social pueda autoconstituirse en algo nuevo, sin nombre, liberado de las ideologías que terminan negociando la libertad.
Nicaragua, Nicaragüita, has recibido el beso de amor que te despertó.



Convocan a movilización por la liberación de “presos políticos” en Nicaragua

La Vanguardia
14/03/2019 20:02

Managua, 14 mar (EFE).- La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco nicaragüense convocó este jueves a manifestarse el próximo sábado en las calles en demanda de la liberación “incondicional y absoluta” de cientos de detenidos por protestar contra el Gobierno de Daniel Ortega.

“Hacemos un llamado a todas las organizaciones que componen la Unidad Azul y Blanco y a la ciudadanía a movilizarnos por la liberación incondicional y absoluta de todos los presos políticos”, anunció esa coalición en una declaración.

Por ello, agregó, “convocamos y vamos junto a la ciudadanía, exiliados políticos y la diáspora nicaragüense este 16 de marzo a movilizarnos y volver a la calle”, a pesar de la prohibición emitida por la Policía Nacional para este tipo de manifestaciones.

Las marchas no oficialistas fueron prohibidas por la Policía Nacional de Nicaragua desde el pasado mes de septiembre, en que amenazó con encarcelar a quienes las promuevan.

En enero pasado, los empresarios de Nicaragua acordaron cancelar una manifestación que habían convocado, después de que la Policía les denegara el permiso.

El jefe de la Dirección de Seguridad Pública, Olivio Hernández, dijo entonces que la Policía decidió “no autorizar ninguna actividad que exponga a personas, familias o bienes, al peligro; que alteren el orden y los derechos sociales, y el derecho a la paz de las familias nicaragüenses”.

El jefe policial basó la decisión en que “los solicitantes fueron partícipes en el golpe de Estado fallido de abril del año pasado”.

Según la Policía, los empresarios “actuaron delictivamente contra la Constitución Política de Nicaragua, pretendiendo cambios institucionales a través de la violencia y el terror”.

La Unidad Nacional Azul y Blanco -a la que pertenece la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que es la contraparte del Gobierno en las negociaciones que comenzaron el 27 de febrero-, hizo esa convocatoria el mismo día en que se reanudaron las conversaciones.

Al respecto, esa unidad opositora consideró que el Gobierno sigue sin brindar “muestras contundentes” para encontrar soluciones integrales a la crisis que vive el país.

Por tanto, respaldaron la decisión de la Coalición Universitaria, miembro activo de la Alianza Cívica, de no participar en la mesa de negociación.

El Gobierno y la Alianza Cívica, sin la presencia de la representación estudiantil, retomaron este jueves las negociaciones que estaban suspendidas tras la decisión del Episcopado de no participar en el proceso.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha ocasionado 325 muertos desde abril del año pasado, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado. EFE
————————————

Opositores del norte de Nicaragua rechazan acuerdo entre Gobierno y Alianza
“Rechazamos el comunicado de la Alianza Cívica, ya que no se prestan las condiciones básicas para seguir negociando”.
Por EFE El Mar 14, 2019

El Gobierno de Nicaragua y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia acordaron este miércoles retomar las negociaciones para superar la crisis local a partir de este jueves, a cambio de la “excarcelación de un núcleo apreciable” de manifestantes presos. EFE/ Jorge Torres
Managua, 14 mar (EFE).- Grupos opositores del norte de Nicaragua rechazaron este jueves el acuerdo entre la Alianza Cívica y el Gobierno, para restaurar las negociaciones sobre la crisis local, sin que las autoridades garanticen las “condiciones básicas” para que el proceso continúe.

“Rechazamos el comunicado de la Alianza Cívica, ya que no se prestan las condiciones básicas para seguir negociando”, informó el Bloque Norte de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, a la que pertenece la Alianza.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia aceptó anoche retomar las negociaciones a cambio de la “excarcelación de un núcleo apreciable” de manifestantes presos, en una reunión con el Gobierno que no fue informada hasta concluir.

El Bloque Norte está conformado por miembros de la Unidad que representan a los opositores de los departamentos (provincias) septentrionales de Nicaragua, como son de Estelí, Jinotega, Madriz, Matagalpa y Nueva Segovia, un tercio de las jurisdicciones del país, sin incluir las dos regiones autónomas del Caribe.

Las condiciones básicas para el reinicio de las negociaciones son la liberación definitiva de todos los “presos políticos”, cese de la represión, libertad de movilización y expresión, desarme de paramilitares, que organismos internacionales sean garantes de las mismas y que el Episcopado actúe como mediador, según el Bloque Norte.

ENTRADAS RELACIONADAS
Una Decisión Del Supremo Siembra Dudas Sobre Futuro De La Lava Jato En…

Mar 14, 2019
EEUU Ha Revocado Más De 340 Visas A Allegados De Maduro Esta Semana

Mar 14, 2019
Hasta ahora el único compromiso del Gobierno es la “excarcelación de un núcleo apreciable” de manifestantes que han sido arrestados por protestar contra el presidente Daniel Ortega.

“Exigimos una explicación por parte de la Alianza Cívica, y les instamos a escuchar la voz del pueblo y tomar en cuenta sus exigencias”, agregaron los opositores del norte de Nicaragua.

El rechazo del Bloque Norte hacia la decisión de la Alianza se sumó al de la Coalición Universitaria, el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos, y la Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil.

Al menos 777 personas permanecen con algún tipo de régimen carcelario en Nicaragua tras participar en protestas antigubernamentales, según el Comité.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La CIDH ha insistido en que el Gobierno de Nicaragua ha cometido crímenes “de lesa humanidad”, mientras que la aplicación de la Carta Democrática Interamericana (CDI) está en proceso en la Organización de Estados Americanos (OEA).
———————————————————————

Grupos sociales de Nicaragua dicen estar decepcionados con la Alianza opositora
EFE - Managua
14/03/2019 - 17:15h
La Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil informó este jueves “su más profunda decepción” con la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, por haber mantenido “una negociación secreta” con el Gobierno de Nicaragua en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país centroamericano.

En un comunicado, la Articulación expresó “su más profunda decepción y preocupación por la conducta ambigua de la Alianza Cívica, por haber mantenido una negociación secreta con la contraparte dictatorial cuando oficialmente había suspendido las negociaciones, más aún, sabiendo la historia de pactos y componendas que el régimen ha venido realizando los últimos años”.

La Alianza Cívica aceptó anoche retomar las negociaciones a cambio de la “excarcelación de un núcleo apreciable” de manifestantes presos, en una reunión con el Gobierno, el nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla.

La Articulación resaltó “su decidido rechazo a la estrategia de falsa liberación a cuentagotas de presos y presas políticas utilizado por el régimen y aceptada por la Alianza Cívica”.

Asimismo mostró su apoyo a la Coalición Universitaria, que decidió no asistir a la mesa de negociación tras rechazar la decisión de la Alianza, que también fue repudiada por el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos.

Compuesta por decenas de ONGs de la sociedad civil, la Articulación llamó “a la ciudadanía, movimientos y organizaciones en resistencia, nos mantengamos alertas para denunciar y no permitir más negociaciones a sus espaldas”.

(Nota nuestra: está incorrecto decir que la articulación “está compuesta por decenas de ONGs”, pues está “compuesta” de movimientos sociales, entre varios otros está el movimiento campesino y el movimiento autónomo de mujeres, así como de organizaciones de la sociedad civil, entre los cuales se encuentran muchas ONGs. Si autor dice que del texto ha salido así por casualidad, no l,e creemos, pues este diario intenta permanentemente oculpar el protagonismo social)

“Que no aceptamos que el régimen mantenga en prisión a presas y presos políticos, ni que la Alianza Cívica analice sus expedientes, aceptando la validez y legalidad de las acusaciones y los procesos” iniciados, agregó la Articulación.

Esta asociación considera que una parte de los expedientes ya fue analizada por el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), que es coordinado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Consideramos que los negociadores de la Alianza Cívica deben exigir justicia por parte de equipos de investigación independientes, no llevada por los propios aparatos represivos criminales y el sistema judicial de la dictadura”, subrayó.

Las negociaciones habían sido abandonadas por la Alianza Cívica el domingo pasado, después de ocho sesiones sin que las partes se hubieran puesto de acuerdo en los temas de fondo relacionados con la justicia y la democracia.

El Gobierno ofreció liberar a una cantidad no específica de manifestantes presos mañana viernes 15 de marzo.

Al menos 777 personas permanecen con algún tipo de régimen carcelario en Nicaragua tras participar en protestas antigubernamentales, según el Comité.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo sólo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La CIDH ha insistido en que el Gobierno de Nicaragua ha cometido crímenes “de lesa humanidad”, mientras que la aplicación de la Carta Democrática Interamericana (CDI) está en proceso en la Organización de Estados Americanos (OEA).