El ejército de Argelia en un callejón sin salida

Es evidente que desea mantener la estructura vertical del estado dictatorial y va proponiendo nombre tras nombre que son rechazados por las multudinarias protestas que parecen crecer en la medida que pasa el tiempo. Si las protestas no pasan a un segundo nivel de autoorganización para los autogobiernos, vendrá la represión y una salida “democrática” restringida.



El Ejército quiere una solución a la crisis en Argelia a la “mayor brevedad”

EFE - Argel
16/04/2019 - 18:58h

El jefe del Estado Mayor del Ejército argelino, Ahmed Gaid Salah, reiteró hoy el compromiso de la institución castrense en acompañar el período de transición y encontrar una solución a la crisis a la “mayor brevedad” posible, dado que esta situación “excepcional y compleja no puede durar más”.

En un discurso ante los oficiales en la cuarta región militar (sureste del país), donde se encuentra de visita, Gaid Salah priorizó el mantenimiento de la solución constitucional, pero sin excluir cualquier otra opción para una salida a la crisis que atraviesa Argelia desde hace más de un mes.

“Por nuestra parte, reiteramos el compromiso del Ejército Nacional Popular de acompañar a las instituciones del Estado durante esta transición (…)”, destacó.

Según el general, “respetamos las disposiciones de la Constitución para acompañar la transición, todas las perspectivas posibles siguen abiertas para superar las dificultades y encontrar una solución a la crisis a la mayor brevedad posible, ya que la situación no puede perdurar más y el tiempo se agota”.

Aseguró que el Ejército sigue estando movilizado “para cumplir el compromiso que asumió, con el fin de lograr las reivindicaciones y aspiraciones legítimas del pueblo”.

Gaid Salah instó al pueblo a no recurrir a la violencia, en contraste con los disturbios que marcaron, el pasado día 12, el octavo viernes consecutivo de protestas populares, cuando la Policía usó gases lacrimógenos y balas de caucho para dispersar a los manifestantes.

“La realización de esos objetivos requiere varios pasos que necesitan de la paciencia, la comprensión y el rechazo de toda forma de violencia. Hemos dado instrucciones claras y sin equívocos para la protección de los ciudadanos, especialmente en las manifestaciones. Esperamos, en contrapartida, por parte de nuestro pueblo, evitar el uso de la violencia, preservar los bienes públicos y privados y evitar obstaculizar los intereses de los ciudadanos”, señaló.

Por otra parte, Gaid Salah volvió a pedir a la Justicia que acelere las investigaciones sobre corrupción y derroche de bienes públicos, acusando a algunas personas de haberse beneficiado de créditos por valor de muchos “miles de millones”, en alusión a casos de corrupción como el Al Khalifa y el del gigante petrolero Sonatrach.

Acusó en concreto al antiguo jefe de la Inteligencia militar el general Mohamed Medienne, alias “Tawfik”, por haber participado en reuniones secretas para, según declaró a finales del pasado mes, preparar un plan para “socavar la credibilidad del Ejército y burlar las demandas legítimas del pueblo”.

“Hago a esa persona un último apercibimiento y, en casos en que persista en sus actos, se tomarán en su contra medidas legales firmes”, advirtió.

La intervención de Gaid Salah se produjo pocas después de la dimisión del presidente del Consejo Constitucional, Tayeb Belaiz, un hombre que generaba dudas entre el movimiento popular.

Las protestas comenzaron a mediados de febrero contra un quinto mandato de Abdelaziz Bouteflika, que ocupó el poder desde 1999.

Tras su dimisión el 2 de abril, el reto es la salida de todas las personas que formaban parte del régimen y la cancelación de las próximas elecciones presidenciales.