Autor: “Byung-Chul Han”

El móvil es un instrumento de dominación. Actúa como un rosario

El filósofo surcoreano, una de las estrellas del pensamiento actual que han llamado rockstar de la filosofía, profundiza en su cruzada contra los ‘smartphones’. Estima que se han convertido en una herramienta de subyugación digital que crea adictos.


Cansancio, depresión, videonarcisismo: los efectos de la pandemia

El destacado filósofo surcoreano analizó en un ensayo los efectos del coronavirus en nuestro tiempo. Para él, la pandemia ha venido a agudizar males endémicos de las sociedades neoliberales, como el cansancio, la excesiva preocupación por la imagen y la depresión.


La nueva fórmula de dominación es «sé feliz»

“Recopilar más y más datos sobre nosotros y el mundo no explica el mundo mejor, es solo un dataismo sin sentido.” Artículo del filósofo surcoreano Byung-Chul Han, publicado por primera vez en la revista digital Ethic, y que forma parte del libro publicado por la Editorial Herder, titulado “La sociedad Paliativa”


¿Por qué la revolución ya no es posible?

El poder de preservación del sistema no es represivo, sino seductor.
El sujeto subyugado ni siquiera es consciente de su subyugación.
La economía compartida conduce a la comercialización total de la vida.
Es importante distinguir entre el poder que postula y el poder que preserva. Hoy, el poder que mantiene el sistema asume una apariencia «inteligente» y amigable. Al hacerlo, se vuelve invisible e inexpugnable.
Nosotros apostamos por la autogestión generalizada y los autogobiernos


La emergencia viral y el mundo de mañana

El filósofo coreano nos dice desde Berlín que los países asiáticos están gestionando mejor esta crisis que Occidente. Mientras allí se trabaja con datos y mascarillas, aquí se llega tarde y se levantan fronteras.
China podrá vender ahora su Estado policial digital como un modelo de éxito contra la pandemia. China exhibirá la superioridad de su sistema aún con más orgullo. Y tras la pandemia, el capitalismo continuará aún con más pujanza.