Autor: “José Steinsleger”

La derechización del progresismo continúa: Después de Uruguay sigue Argentina: ¿un peronismo “progresista” y socialdemócrata?

Las ideas de Alberto Fernández distan de encolumnarse en el peronismo “de izquierda”, el sindicalismo corporativo, o el enredado “populismo” teorizado por Ernesto Laclau, que de buenas a primeras entusiasmó a muchos intelectuales “cristinistas”. Distan de encolumnarse en el peronismo “de izquierda”, el sindicalismo corporativo, o el enredado “populismo” teorizado por Ernesto Laclau, que de buenas a primeras entusiasmó a muchos intelectuales “cristinistas”.
Quizá convenga, por ahora, olvidar la admiración de Alberto por los tenebrosos Pactos de la Moncloa (Madrid 1977), que en Chile la “Concertación” copió con regla y compás (Santiago, 1988). O su escasa simpatía por la revolución bolivariana, que al kirchnerismo le dio, generosamente, la liquidez monetaria para existir.