Autor: “Manuel Sutherland”

¿A dónde va Venezuela? (si es que va a alguna parte)

Maduro lleva cinco años seguidos prometiendo exactamente lo mismo: un cambio, y demandando más poder para tener la capacidad de hacer «más cosas por el pueblo».

Pablo Stefanoni, que aún no se sabe si es periodista veleta (apunta al sentido del viento) o si ha madurado con los fracasos del progresismo latinoamericano, al estilo de Oyantay Itzamá de Guatemala y tantos otros que adoraban a Lula, Evo Morales, Maduro, Correa, Ortega, etc. y hoy día son severos críticos de esos próceres, esta vez entrevista al economista Manuel Sutherland, y lo hace destacando elementos que hacen crisis en ese país, o sea, Stefanoni ya no parece estar defendiendo a los progresistas como hacía por ejemplo en Le Monde Diplomatique filial chilena -antro del viejo reformismo obrero travestido hoy de reformismo pequeño-burgués- (ver: https://www.lemondediplomatique.cl/Revolucion-democratica-en-Bolivia.html ).


La ruina de Venezuela no se debe al “socialismo” ni a la “revolución”

Más que una transformación socialista (o desarrollista), la economía venezolana vivió una masiva transferencia de renta hacia el capital importador y hacia una casta burocrático-militar que vive a costa de las arcas públicas mediante la sobrevaluación del bolívar y las importaciones fraudulentas para captar divisas a precios preferenciales. El proceso bolivariano ha sido más bien una variante del rentismo petrolero que ya se había registrado durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1979). Antes que a las revoluciones socialistas clásicas, el proyecto bolivariano se parece a un nacional-populismo militarista.


La ruina de Venezuela no se debe al «socialismo» ni a la «revolución»

Más que una transformación socialista (o desarrollista), la economía venezolana vivió una masiva transferencia de renta hacia el capital importador y hacia una casta burocrático-militar que vive a costa de las arcas públicas mediante la sobrevaluación del bolívar y las importaciones fraudulentas para captar divisas a precios preferenciales. El proceso bolivariano ha sido más bien una variante del rentismo petrolero que ya se había registrado durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1979). Antes que a las revoluciones socialistas clásicas, el proyecto bolivariano se parece a un nacional-populismo militarista.