Autor: “Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución Bolivariana”

Venezuela: Condenamos la muerte en cautiverio del Capitán Acosta Arévalo: “Toda la línea de mando debe ser llevada a juicio”

Desde la Plataforma en Defensa de la Constitución queremos hacer un enérgico pronunciamiento de condena, dirigido a la opinión pública nacional e internacional, así como a los organismos judiciales correspondientes, con respecto a la trágica muerte bajo custodia del Capitán Acosta Arévalo, perpetrado en las instalaciones de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) el pasado 21 de junio.


Venezuela: vamos todos a rechazar la derogación de la Constitución

Gobierno de Maduro quiere acabar con la Constitución y hacer otra desde arriba a la medida de sus intereses de subordinación al capital globalizado.


Venezuela: Rechacemos la Derogación de la Constitución Bolivariana. Unidos ganaremos el Referendum Constitucional

La conducta errática del liderazgo de la MUD la llevó a dilapidar el triunfo electoral obtenido en las parlamentarias y al abandono de las movilizaciones populares, lo cual fue respondido con provocaciones y una conducta más autoritaria y anticonstitucional por el gobierno madurista.
Este referéndum, sería una extraordinaria oportunidad para que más del 80% de los venezolanos y venezolanas que nos oponemos al gobierno autoritario de Maduro y compañía, reivindiquemos la democracia participativa y protagónica consagrada en nuestra constitución aprobada en 1999 y ratificada en 2007 por el pueblo, demos un paso al frente para rechazar la constitución madurista y reafirmemos la plena vigencia de la constitución bolivariana. Es por esa razón que desde la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, proponemos la construcción de un movimiento de participación popular unitario para impulsar una salida pacífica, constitucional y soberana a la crisis, rechazando cualquier injerencia externa


Venezuela; La crisis se profundiza y el gobierno contribuye cada día con ella

La crisis tiene como primero y fundamental elemento el que, ante la ausencia de hegemonía en lo político, los grupos que gobiernan, en su prioritario (y al parecer único) objetivo de permanecer en el poder por el poder en sÍ mismo, acuden al expediente de la llamada Asamblea Nacional Constituyente, electa en forma antidemocrática e inconstitucional, por corporaciones y no en elecciones universales directas y secretas que, además, violando la Constitución, se erige por la fuerza en una instancia que directamente ejecuta acciones de gobierno que, de acuerdo a la CRBV, no le corresponden (Artículo 347). La ANC de esta manera es ahora supraconstitucional, supra legal, supra poderes y, al parecer, también supra temporal. Esta crisis de hegemonía es reforzada día tras día por las decisiones que se anuncian y no se toman, y por aquellas que, también día a día, se toman y no se anuncian.