Autor: “Tlachinollan”

México: 15 años blandiendo el acero de la resistencia

En la comunidad de Huamuchitos, bastión de la resistencia del Acapulco rural, se dieron cita miembros del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (Cecop) que estuvieron acompañados por madres y padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa, así como una comisión del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco, liderados por Ignacio del Valle. Fue muy simbólica la presencia de los coordinadores de las Casas de Justicias de San Luis Acatlán y de El Paraíso, en representación del proyecto histórico de la Policía Comunitaria, que ha sido un ejemplo a nivel nacional e internacional de cómo los pueblos indígenas son capaces de autogobernarse y garantizar seguridad y justicia a la población en general.
Estuvieron también organizaciones hermanas de Oaxaca que libran una ardua batalla contra las empresas mineras y proyectos hidroeléctricos. Fue muy importante la llegada de las esposas de los veinticinco detenidos del Cecop, quienes enfrentan un proceso penal plagado de irregularidades en la cárcel de Acapulco. Compañeras y compañeros de la CETEG hicieron patente su solidaridad y su compromiso de luchar por la libertad de Marco Antonio Suástegui y los veinticuatro campesinos del Cecop. De la Ciudad de México llegaron compañeros del Sindicato de Trabajadores del Transporte Colectivo y del Sindicato Mexicano de Electricistas. Estuvieron presentes también compañeras y compañeros del Consejo Indígena y Afroguerrerense, de la Organización Indígena Campesina Vicente Guerrero y del Frente de Organizaciones Democráticas de Guerrero.
mensaje a quienes acompañaron al Cecop en sus quince años: “No vamos a dar ni un paso atrás, seguiremos luchando, no le vamos a ceder ni un centímetro cuadrado de nuestras tierras ¡La Parota no va!
“Somos un movimiento social ejemplar digno, autentico, fuerte, solido, unido, limpio no tenemos miedo porque nuestra causa es justa, defendemos nuestros derechos… aquí nacimos y aquí moriremos, nuestros antepasados nos heredaron este territorio y lo vamos a seguir defendiendo machete en mano, como lo hemos venido haciendo todo este tiempo.


México: Estado de guerra

Vivimos en un estado de guerra, donde las instituciones están rebasadas y las organizaciones criminales se han apoderado de los espacios públicos y han demostrado tener más valor y decisión para actuar con armas de alto poder contra una población inerme. Desconocemos cuántos efectivos policiacos y militares están adscritos en nuestro estado y sobre todo en los municipios más violentos. No hay ninguna diferencia en la cantidad que puedan estar desplegados, porque las estadísticas mismas nos dicen que los homicidios van a la alza cada mes que se hace el recuento de los daños. No se ha dado ninguna acción orientada a contener a las fuerzas del crimen organizado


Reencuentro y articulación: XXII Aniversario de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (Crac-PC)

Diversas organizaciones sociales, autoridades comunitarias de la Montaña, mujeres, colectivos, académicos y estudiantes del estado de Guerrero y otras partes del país acudieron a Colombia de Guadalupe, Malinaltepec, Guerrero y reafirmaron su compromiso para continuar la articulación y resistencia en defensa de los sistemas normativos, la defensa del territorio, la lucha de las mujeres en los espacios comunitarios, por las personas desaparecidas y por las violaciones a los derechos humanos que se agudizan en el país.


Autodefensa de la comunidad: Cecop y Crac somos un mismo frente

Cuando supimos de la construcción de una presa hidroeléctrica dijimos abiertamente ¡No a la Parota! Nos organizamos más de 20 comunidades para impedir la entrada de los camiones y la maquinaria de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Por asumir esta postura el gobierno se enojó y no nos perdonó lo que le hicimos. Empezó a perseguir a nuestros líderes.