Autor: “UST”

México y su nuevo presidente: Despeñadero

La obra de la Revolución, en que confía el nuevo Presidente, no consiste en el sector público, petróleo, luz y servicios, o mero crecimiento económico. Es sobre todo relaciones sociales. Quienes defienden territorios de sus ancestros, reconocidos por la Revolución, no están dispuestos a entregarlos ni a ponerlos al servicio de quienes hoy se sienten dueños del país. Son los pueblos, finalmente, quienes determinarán el rumbo de este país desgarrado y en ruinas. Si se logra convertir el entusiasmo popular de estos días, en muchas calles y plazas, en capacidad organizada para cambiar, no para aplaudir y apoyar, y esa capacidad se une a la de los pueblos, será posible abrigar esperanzas.


México: Despertar

Ya va a entrar el nuevo gobierno de López Obrador, como la Red de Afectados por la Minería señaló en su comunicado de prensa, la reacción de un senador ante las críticas a la iniciativa no sólo fue ignorante y tramposa; exhibió también soberbia e incapacidad de diálogo. Pero el mal viene de atrás. En el Proyecto Alternativo de Nación que Morena registró ante el INE apenas se menciona el maíz y se aborda el tema en forma equívoca y falaz, con hondo desprecio por pueblos indígenas y campesinos y el ambiente. Es el mismo desprecio, por cierto, que se manifiesta por los pueblos de Yucatán o del Istmo con el Tren Maya o el Corredor Transístmico.
La antesala en que estamos puede ser la del infierno… como de costumbre pavimentada de buenas intenciones.


México: el olvido otro / III y último

México llega tarde al ciclo de gobiernos progresistas que cundió por América Latina desde 2003, con Lula, Correa, Evo Morales, los Kirchner y Pepe Mujica. Fue rasgo de todos ellos pactar con el capital, asumiendo sin dificultad la orientación neoliberal. Sus celebradas políticas redistributivas y de combate a la pobreza extrema se ajustaron habitualmente a los diseños del Banco Mundial. Todos tuvieron confrontaciones con sectores de la base social, particularmente los de inclinación autonómica o quienes resistieron megaproyectos o políticas desarrollistas y extractivistas.


El olvido otro II

Necesitamos recordar… Sólo una conciencia clara de lo que ayer no hicimos permitirá enfrentar con lucidez los retos de hoy.


México: el olvido otro

Falta lo que falta. Al recordar y conmemorar la otra política, la de abajo, no olvidemos el contexto que la sembró. Por buenas razones se destaca Berkeley, el mayo de París, Tlatelolco… Pero los reflectores sobre el 68 y los estudiantes pueden ocultarnos la década entera, que es inevitable llamar revolucionaria.


Argentina: Diques. Razones por las cuales el pueblo aún no estalló contra Macri y su banda

Coincidimos en esas razones, aunque la solución pareciera que para el autor radica en una vanguardia inteligente y honesta que aún no existe, con lo que extrañamente desconoce la enorme profusión de experiencias autónomas y comunitarias que crecen desde abajo y donde se van dando las bases de los futuros autogobiernos.


México: ¿Democracia?

La consulta vinculatoria relacionada con la construcción del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México puede ser la primera de las grandes decisiones del nuevo gobierno. Empezó a gobernar desde el primero de julio, al acentuarse la deserción de las funciones de gobierno de la actual administración, la cual empezó mucho antes. Pero esta sería una de sus primeras decisiones importantes. Tal como está planteada, es una pésima forma de empezar la gestión.
El nuevo gobierno necesita pensar de nuevo lo que ha propuesto. Es muy mala manera de empezar una aventura que se pretende democrática hacerlo con un ejercicio engañoso y ciegamente autoritario. Si ha decidido ya someter la decisión a consulta, tiene que repensar sus términos.


Crisis en Nicaragua: la urgente salida que necesitamos. Apoye la campaña de firmas y ayude a divulgar

Campaña de firmas a Daniel Ortega para que acepte reiniciar el diálogo con el pueblo nicaragüense.


México: en busca de rumbo

Nos amenazan tiempos de confusión. Devaluar las palabras del discurso público, como se está haciendo, busca que su significado dependa de las estructuras de poder para pervertir los imaginarios populares.


México: Cosa de esperanza

“La esperanza en México está en bancarrota” señaló Juan Villoro el 8 de abril, en la perspectiva de las elecciones. Cada persona sabrá, de forma pragmática, a quién le da su voto, pero es importante construir esperanza.


México: ¿Y el PRI?

Lenin ha pasado de moda, pero uno de sus dichos parece muy pertinente: Los de abajo ya no quieren vivir como antes. Los de arriba ya no pueden gobernar como antes.


México: limpiar la mirada

El señor presidente electo haría mal en pensar que 30 millones de personas votaron por él, aunque así lo hayan marcado en la boleta. Muchas y muchos votaron en contra, no por él. Hartos del sistema, inmensamente descontentos, votaron contra los que no supieron ni pudieron desligarse de la maquinaria delincuencial a la que pertenecen. AMLO supo captar ese ánimo.


Venezuela. Enfermeras y Trabajadores Universitarios marcan el camino: Unifiquemos las Luchas por un Salario Digno

Las enfermeras y enfermeros perdieron el miedo a la constante vigilancia y presión por parte del Gobierno para que no protestaran ni paralizaran sus actividades. El deterioro de la calidad de vida de sus familias pudieron más que el temor a que los calificaran de traidores o saboteadores, o peor a ser despedidos de un empleo con salarios de hambre, donde el costo diario de ir a laborar es mayor a lo que se devenga en una quincena. El resto de los trabajadores de la salud (médicos y demás especialistas, trabajadores de servicios, etc) se fueron sumando en diferentes regiones y ahora es una Lucha Nacional.
De igual forma, los trabajadores universitarios han manifestado su inconformidad con los salarios de hambre que devengan y han rechazado el pírrico aumento que les ofrecen. Los trabajadores de las cementeras, luego de una pausa, volvieron a iniciar acciones de calle para manifestar su protesta ante el incumplimiento de las promesas patronales. Los trabajadores eléctricos están iniciando acciones por su contrato colectivo, cuyo punto de honor es el salario digno. Hasta el Sindicato Bolivariano del Metro, oficialista hasta la médula, ha visto la necesidad de introducir un pliego conflictivo ante la Inspectoría del Trabajo, para denunciar sus condiciones de trabajo, la presión para mantenerse con el deterioro reinante y por el tema salarial. También a estas movilizaciones comienzan a sumarse los trabajadores de CANTV y los trabajadores petroleros, específicamente de los mejoradores de PDVSA en Anzoátegui.


México ¿Y ahora?

En este momento de peligro, a escalas nacional y mundial, los empeños que desde abajo se han realizado para reconstruir el país, especialmente por quienes no piensan que los cambios significativos y necesarios puedan venir de arriba, tendrán impacto decisivo. Una de sus tareas más importantes será enfrentar con buen juicio la peligrosa desmovilización que se producirá en quienes celebran hoy el triunfo de AMLO con la convicción ilusoria de que hicieron ya su tarea –votar por él– y ahora toca al líder resolver todos los problemas. Esa desmovilización se combinará con el desmantelamiento de organizaciones y movimientos cuyos dirigentes se incorporarán al gobierno, con la ilusión de impulsar ahí las causas que defienden. Son obstáculos muy serios, de muy graves repercusiones. Pero no son suficientes para detener el impulso de transformación que apareció a ras de tierra el primero de julio y va mucho más allá de esta fecha.


México: ¿Elecciones o ilusiones? El protagonismo social y lo que sigue

Los Cinco parecen haber atrapado la atención general, para convencernos de que nada hay más importante que votar apropiadamente el primero de julio, que ese día podremos dar un paso al abismo o a la felicidad… Como siempre, las apariencias engañan. El balón está en nuestra cancha, no allá arriba. Nos toca hacer lo que falta.
Necesitamos adoptar el horizonte de cada quien, de cada grupo, de cada lugar, y desde ahí dar forma a la tarea: entender bien lo que pasa y hacer lo necesario para tomar el asunto en nuestras manos.
Lo que se requiere es recuperar el sentido, los sentidos, y concebir e implementar las acciones que cada quien, en su contexto, con su grupo, con su organización, puede llevar a la práctica, según las formas específicas que en cada lugar toma el despojo, la agresión, la destrucción, lo mismo que la resistencia, la rebeldía.
La invención de México fue desafortunada. Se le concibió como Estado cuando éramos muchas naciones.
Es importante reconocer la naturaleza global de la ola de despojo, el inmenso ímpetu destructivo del capital globalizado. Pero el horizonte de resistencias y rebeldías, el de la acción real y concreta para enfrentar el horror y construir otra cosa es local y pegado al suelo, sensorial, nuestro…


Nicaragua: El amanecer no ha dejado de ser una tentación

¿Qué más faltaría perder en un país con gobernantes de valores tan carcomidos? Hasta la conciencia y la dignidad han perdido todas sus batallas en ellos. Carecen de ética y de pensamiento suficiente para hacer realidad las letras de aquel himno sandinista, que después de miles de muertos, el amanecer había dejado de ser une tentación.

Ni todas las máscaras de carnaval alcanzan para ocultar tanta hipocresía y mentiras del Gobierno.

Si hay una frase que define realmente la actual cúpula, es la siguiente: antiimperialista por conveniencia, corrupta por convencimiento y represiva por vocación.


Reconstruir esperanza

¿Cómo lidiar con el ánimo que está cundiendo, moldeado con la mezcla de miedo y falsas esperanzas que impone la incontinencia verbal y escénica de candidatos y partidos?


¿Organizarnos?

Organizarnos, hoy, significa ante todo mantener la mirada entre nosotros, a nuestra escala, dentro de nuestro alcance, horizontalmente, conscientes de lo que podemos o no hacer por nosotros mismos para reconstruir la sociedad desde abajo.
Significa también saber que eso exige, entre otras cosas, pensar de nuevo el horizonte. Perdimos el país que teníamos. Se ha desvanecido el marco del Estado-nación


Ser o no ser

Los que se han dejado convertir en un perfil; los que creen que están hablando con otros cuando sólo están intercambiando información con ellos; quienes cuentan satisfechos el número de amigos y amigas que están viendo en ese momento la fotografía de sí mismos, la selfie, que acaban de subir a su página; los que son ya, en la realidad, lo que capta y usa el algoritmo, aquellos y aquellas que se han convertido en lo que su huella electrónica muestra… Sólo por eso el truco funciona. Ese es el verdadero problema.


Un día muy especial

Marchas por todas partes, iniciativas originales y creativas, el mundo entero sacudido por la decisión de las mujeres de poner un hasta aquí a la ola de violencia y discriminación que están padeciendo y dar un paso adelante, firme y decidido, en su lucha de siempre.