Autor: “Edgardo Lander”

La larga crisis terminal del modelo rentista petrolero venezolano y la profunda crisis que actualmente enfrenta el país

Uno de los principales teóricos de Venezuela nos entrega un descarnado análisis de la situación actual.
Venezuela es hoy un campo de batalla decisivo, no sólo en el ámbito geopolítico del las competencias inter-imperiales. Es también un terreno privilegiado de la confrontación de ideas, en debates críticos sobre cómo avanzar en la dirección de una sociedad democrática post-capitalista que supere el patriarcado, el antropocentrismo y el racismo, así como el estado de guerra permanente que caracterizan al sistema mundo contemporáneo. Un debate reflexivo, crítico, del proceso político venezolano es indispensable si esta experiencia ha de contribuir a la construcción de otro mundo posible.


La asamblea constituyente madurista

El sociólogo venezolano que integra la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución en Venezuela, y fue uno de los principales organizadores del Foro Social Mundial de 2006 en Caracas, respetado por las izquierdas a nivel mundial, nos muestra como se gestó esta maniobra del sector de Maduro que rompe con la constitución de Chávez para consolidar el aparato burocrático, evitar el papel de las comunas, negociar con la oposición por arriba y acrecentar el extractivismo.


Entendiendo lo que ha pasado: La implosión de la Venezuela rentista

El detonante principal de la crisis por la cual atraviesa hoy Venezuela, más obviamente no la única causa, ha sido el colapso de los precios del petróleo de los últimos tres años. Mientras en el año 2013 el precio promedio de los crudos venezolanos fue de $100, bajó a $88,42 en el año 2014 y a $44.65 en el 2015. Llegó a su nivel más bajo en el mes de febrero del año 2016, con un precio de $24,25


Cuestiona la “solidaridad incondicional” de la izquierda latinoamericana con el chavismo

hay lugares donde hay mayor capacidad de autonomía y autogobierno. Pero en términos generales se puede decir que la reacción que se vive hoy es más en términos competitivos, individualistas. De todos modos, creo que quedó una reserva que en algún momento puede salir a flote.