Autor: “Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil de Nicaragua”

Plan de Lucha de la resistencia popular de Nicaragua contra la dictadura de Ortega

El presente Plan de Lucha recoge las opiniones y voces, que desde diferentes espacios y organizaciones, han venido expresando la necesidad de una nueva cultura política y de la refundación de Nicaragua. Expresa también las propuestas y esperanzas de vivir en un país que nos permita crecer y desarrollarnos como personas, como ciudadanía, con una patria libre para vivir con dignidad, con paz, desarrollo humano y plenos derechos, manteniendo vivo y vigente el espíritu de abril 2018. Después de más de dos años de lucha y tenaz resistencia, consideramos que es momento de fortalecer y desarrollar nuevas formas de lucha, que nos lleven a la salida de la dictadura criminal que se ha entronizado en el poder sobre la sangre, libertades y sufrimiento del pueblo.


Declaración de la resistencia nicaragüense respecto de Bolivia: El triunfo es del pueblo boliviano y en el pueblo tiene que permanecer

Se refiere a la movilización popular para sacar a Evo Morales que fue aprovechada por la derecha y ahora ha sido ganada por la fuerza aymaquechua que está destacando por fuera y por dentro del viajo partido de Morales.
Nuestro propósito es contribuir a la construcción de una sociedad libre, democrática y con justicia social, promoviendo una nueva cultura política que respete los derechos humanos, la equidad de género, la naturaleza, la interculturalidad y la multiculturalidad.


Nicaragua, la voz de la resistencia popular: Pandemia y dictadura. Posicionamiento de la Articulación de Movimientos Sociales

A pesar de las profundas diferencias políticas y serias desconfianzas que tenemos con los partidos tradicionales y con el gran capital, hemos participado (a través de la UNAB) en la construcción de la Coalición Nacional, esperando que todos los sectores opositores tengan la madurez política de sentarse en una misma mesa y construir consensos a la altura de las demandas populares de un país destrozado por una nueva dictadura.
Participamos en estos espacios unitarios con pleno conocimiento de las diferencias irreconciliables que tenemos con sectores conservadores y neoliberales, a los que también responsabilizamos por la gravedad de esta crisis. Sin embargo, comprendemos que ningún sector tiene la fuerza suficiente para salir, por sí solo, de esta dictadura genocida en el poder. Por ello, hemos decidido participar desde nuestras agendas por la defensa del carácter innegociable de los derechos humanos, sociales, culturales, ambientales, de género, diversidad sexual, laborales, etc.
Por ello estamos conscientes que esos sectores, junto al régimen, mantienen campañas de desprestigio para intentar aislarnos y debilitar nuestras demandas para la transición democrática que impulsaremos en Nicaragua, que incluyen el desmantelamiento del régimen represivo y del corporativismo que por décadas nos somete a la injusticia e inequidad. Estamos dando estas batallas al interior de los sectores opositores.