Autor: “El Viejo Topo”

¿Ha acabado felizmente la Revolución en Sudán?

En Sudán militares y representantes de la Revolución han firmado un acuerdo para compartir el poder durante tres años, tras los cuales deben celebrarse elecciones y establecerse un gobierno civil democrático. Una solución agridulce.


Revoluci?n en Sud?n: todos deben caer

Los marxistas viejos nos quieren vender su ilusi?n de que la resistencia est? dirigida por miembros de los sindicatos (ellos obviamente ven dirigiendo a los partidos. y decir partido es decir “quiero estado”).
Nosotros esperamos para ver, sabemos que hacia occidente del norte africano, y a?n en el mismo Sud?n, se extienden por todos lados las tribus, aldeas y comunidades amazigh (tuareg o berebere) y hacia oriente se esparcen por todas partes los frescos vientos de la autonom?a comunitaria del confederalismo democr?tico kurdo.
Basta ver la notable expansi?n de la presencia de las banderas amazigh en las movilizaciones de Argelia, de Marruecos y las autodefensas amazigh-tuareg en Libia, para saber que debemos incorporar en nuestros an?lisis la emergencia comunitaria autoconstituyente desde abajo, por mucho que le duela a los viejos izquierdistas estatistas.


Yemen. ?Son los huz?es agentes de Ir?n como dicen las empresas de comunicaci?n?

El movimiento huz? no es un instrumento de nadie, sino un movimiento popular que se defiende, y defiende a Yemen, de una agresi?n extranjera, en una guerra enormemente desigual y que sin embargo los poderosos ej?rcitos de Arabia saud? y Emiratos ?con el respaldo y ayuda de EEUU? no consiguen ganar. Mark Aguirre, buen conocedor de la realidad yemen?, da las claves del porqu? de esa resistencia.