Autor: “Hermann Bellinghausen”

México: Los intelectuales liberales y los comicios

Llegados al fin de la encrucijada electoral que lleva meses fatigándonos, cuando ellos no han dejado de hablar, publicar, postear, atormentarse, balconearse, insultarnos y hacerse víctimas de jaurías que imaginan, lo dejan a uno pensando que por su boca muere el pez. Pocos de estos autodenominados liberales conocen la intemperie de México. De la realidad se enteran interpósita persona.


Ningún partido o candidato puede decidir por nosotros, advierten indígenas de Ciudad de México

Los pueblos y comunidades de la Asamblea Autónoma de los Pueblos de la Cuenca de México (AAPCM) dieron a conocer su Tercera Declaración de los Pueblos.


Gol de México: ¿a qué le tiras cuando sueñas, mexicano?

“¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?/ Con sueños de opio no conviene ni soñar:/ sueñas un hada y ya no debes nada,/ tu casa está pagada, ya no hay que trabajar,/ ya’stá salvada la Copa en la Olimpiada,/¡soñar no cuesta nada … qué ganas de soñar!”


Mundo M (Notas sobre el colonialismo actual)

Si no nosotros, ¿quién? Si no ahora ¿cuándo? La descolonización mental encuentra pretextos todo el tiempo para posponerse como conciencia de los pueblos, que han aprendido a sobrevivir en primera instancia adaptándose, flexibles como carrizos al viento. Hasta quebrarse, a no ser que antes les venga la conciencia de quienes son y dónde están, y de por qué asumirlo con orgullo y fortaleza es una de las mejores cosas que los pueblos pueden ofrecer al mundo.


¿Fue traicionado el 68?

De que fue un año excepcional, que ni qué. El historiador Mark Kurlansky inicia su recuento general, El año que sacudió al mundo, con la frase de Pound y enseguida afirma que nunca antes hubo alguno así: Hubo otros años de revolución. 1848 fue uno, pero en contraste con 1968, sus acontecimientos se circunscribieron a Europa y sus rebeliones eran contra lo mismo.


¡Infocalpsis ahora!

Apocalipsis de la información


Los premios: fin de una época

La edad de los premios literarios como los conocíamos toca a su fin. La crisis de legitimidad ética del Premio de Premios culmina un proceso de dilución del modelo, producto de su propio éxito, si bien la polémica recurrente sobre la pertinencia del Nobel acompaña a la Academia Sueca desde su primera vez, cuando optó, no por Tolstoi, que era el gallo de entonces, sino por un poeta de mármol hoy olvidado y nunca really hot.


El profeta de las fotos

Días de amor y aventura. ¿Te acuerdas? Con la luz de tu parte, el mundo era una nuez abierta en tus ágiles manos. El primer día, a nuestra llegada, ayudamos a trasladar un herido de bala. Se respiraba un aire de revolución, resistencia, atrevimiento.
Cualquier cosa puede comenzar cuando el tiempo se termina. En el Pueblo de Dios hace 29 años, el fin del mundo ya era cosa del pasado.


México: Las campañas electorales ignoran a los pueblos originarios

La propaganda electoral que nos atiborra estos días hasta la náusea deja claro a qué grado la clase política sigue ignorando (en el sentido de desconocer: los candidatos son ignorantes al respecto) a los pueblos indígenas de una manera que, tratándose de México en el siglo XXI, podemos calificar como aberrante.


Nuestras cacerías de migrantes

En la infinita cascada de desgracias que caracterizan las experiencias de migración centroamericana, opera la ley del gallinero durante el viaje a contracorriente de millares que huyen de sus pueblos y regiones a través de un país, el nuestro, que no los atiende como personas con derechos. Al contrario: los persigue, explota, ejecuta o expulsa por la ley del Estado o contra ella.


El agriopuerto de Peña Nieto, y nosotros

Siempre fue un elefante en el cuarto. Sólo la avaricia irresponsable aconsejaba ese camino. Ahora vienen comicios otra vez, el chance de cambiar el rumbo. Después de años de permitir que el peñato avanzara en su meganegocio –arropado en los funcionarios del socavón, la verdad histórica de Ayotzinapa, el ridículo ante Washington o las propiedades mal habidas– nos percatamos del despropósito ambiental y urbanístico.


Vargas Llosa se acorrala solo

¿Qué esperar de quien legitimó la invasión a Irak y justificó el golpe de Estado en Honduras?


Postales de la revuelta: El cielo tiene la culpa

El sueño de la razón llamado Paraíso Terrenal (lo mismo si procede del cristiano dominante o del islamismo terrorista) (¿y dónde poner al sionista sin freno humanístico?) crea el monstruo definitivo: la depredación del espacio humano en aras de un dios bizarro, el del dinero.


La vida (de las mujeres) no vale nada

La repetición trivializa cualquier cosa. Adormece la sensibilidad. Los asesinatos de mujeres, casi siempre jóvenes, se actualizan día a día entre la estadística y un gore mediático siempre teñido con algo de porno, gansterismo, telenovela, drogas y detalles grotescos que sacien nuestra sed de horror.


El capitalismo es un absolutismo

El capitalismo como lo conocemos hoy, pasado ya el siglo de los grandes nacionalismos y el socialismo real, sigue anclado en la idea estúpida de que la prioridad es acumular riqueza a toda costa y cuanto antes.
Al fin del milenio la fragmentación del mundo, ya globalizado, multiplicó en la pequeña escala las resistencias; ya no guerras en sí, sino luchas en los intersticios de la guerra permanente del capitalismo contra los pobladores de cualquier lugar que contenga riqueza. Quizás nunca se expresaron tantas luchas desde abajo como ahora. Tan sólo en México el mapa de resistencias y conflictos resulta abrumador.


La utopía postpaternalista

Más allá de las habituales comedias románticas y de enredos, la batalla de los sexos se calienta estos días. Y como todo en estos días, no es un mero espectáculo aunque se está peleando desde el mundo del espectáculo protagonizada por figuras del medio. Vivimos en un mundo de representaciones, las series y los reality shows son de, como y sobre nosotros.


A veinte años de la masacre, Acteal es una herida abierta-

Escrito entregado al representante de la ONU: Señor Jan Jarab, como víctimas sobrevivientes de la masacre y miembros del pueblo tzotzil estamos cansadas y cansados de tanta injusticia, humillación, desprecio y discriminación de parte del Estado mexicano. A pesar de ello nos hemos propuesto, junto con otros pueblos originarios, construir Otra Justicia, digna y humanizada. No sabemos cuántos años más deben pasar para conocer la verdad y ver la justicia. Acteal sigue siendo una herida abierta, en México no hay justicia. La dilación es discriminación.


México: El gobierno legaliza guerra de exterminio

Lupita, primera mujer en recibir un bastón de mando para que represente a Las Abejas en el Concejo Indígena de Gobierno del Congreso Nacional Indígena, se refiere a una de las partes más siniestras de aquella desgracia: Nunca olvidaremos a las mujeres embarazadas que les fueron abiertos sus vientres, sacándoles a sus bebés como un mensaje de querer acabar con la semilla.


¿Así, o más a la derecha? La izquierda partidaria es Caperucita en el bosque

Sólo la vocera del Concejo Indígena de Gobierno, haciéndose oír en un mar de tiburones y candidatos sin identidad, sostiene posiciones todavía de izquierda (y pensar que los indígenas no estaban en la lista de Marx). Oponerse al capitalismo es la única forma de salvar a México (al planeta, cabría añadir), rodeados como estamos por esa derecha que los incorrectos políticos dicen que no existe, mientras la izquierda partidaria es Caperucita en el bosque.


Atrapados en el plomo

En pequeñas ciudades del interior como ésta, la ley del plomo rige la vida colectiva a una escala que ni Richter. Son años ya de esta ley violenta y arbitraria que con trabajos te deja en paz cuando te metes a tu casa y atrancas la puerta. No tener que ver con Ellos significa no tener que verlos a los ojos, evitarles la palabra, escurrir el bulto sin llamar su atención.