Autor: “Hermann Bellinghausen ”

México: Narcogobiernos y crimen organizado se suman a la represión en Chiapas

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declaró la guerra al gobierno federal. Declaración por cierto que es vigente. Y el gobierno, sobre todo a partir de 1995, respondió con la guerra a largo plazo. Los choques iniciales en enero de 1994, con el gobierno salinista respondiendo con guerra a la guerra, quedaron chiquitos ante lo que se vivió durante la gestión de Ernesto Zedillo.


México: Descomposición social y violencia desbordada golpean a Chiapas

Mientras el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) señala que Chiapas se encuentra “al borde la guerra civil” en un escueto y tremendo comunicado (19 de septiembre), resulta evidente que las autoridades civiles federales, su Guardia Nacional y el propio Ejército federal son permisivas, y en los hechos dejan desamparadas a las decenas de comunidades agredidas.


México: ¿Presidentes asesinos?

En la reciente consulta del gobierno sobre si se debe juzgar a los ex presidentes, nunca se enfatizó que algunos, además de pillos, son asesinos impunes. Ni siquiera tienen esa marca en el imaginario popular.


Usos del gato

Los hay meteorólogos, entomólogos, ornitólogos, esotéricos, cazafantasmas y con botas. Hay, en fin, gatos para todo.


México: 500 kilos de huesos humanos

A corta distancia, en La Bartolina, fueros encontrados hace poco unos 500 kilos de huesos humanos, estableciendo un abrumador récord lingüístico y numérico aún para nosotros que constantemente rompemos esa clase de récords. Tuvo que ser en el borde más oscuro de México; se prevé que otras fosas anónimas rebasen pronto esa media tonelada de osamentas en un sitio arquelógico más del horror reciente. Resulta que desde 2016 el gobierno supo que allí había enterramientos de magnitud pero no lo hizo público y por lo visto tampoco le movió. Un lustro después la mierda pega en el ventilador.


Zapatismo aéreo

El primer ataque conocido de la fuerza aérea zapatista ocurrió al amanecer el siglo, el 3 de enero de 2000, en las afueras del ejido Amador Hernández, al fondo de la selva Lacandona. El segundo está por iniciar con el desembarco en algún puerto de Europa de un contingente aerotransportado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). A pesar de las dos décadas y muchas otras cosas que las separan, ambas operaciones comparten la misma paradoja: son pacíficas, su arma es la palabra.


‘Desinformémonos’ retoma demandas del EZLN en voz de mujeres indígenas

Las demandas originales de los rebeldes zapatistas de Chiapas se crecieron a semillas. Inicialmente 11, y pronto 13, han servido de guion subterráneo para la mayor parte de las luchas indígenas contemporáneas de México.


Cabalgata nocturna en la Lacandona

Otro mundo posible se sueña por aquí, en un suelo que no se asusta con estas tormentas. La selva nocturna nos espía en esplendor invisible: el jaguar, la lechuza, el tapacaminos, el tepezcuin-tle, la nauyaca. Se oye en coro un silbido de alondras y, en seguida, el himno alevoso del gallo que sabe que aún ahora que no se ven las manos frente a la cara, en una orilla del mundo ya se desencadenaron las manos de la aurora.
(Un insurgente zapatista y el enviado de La Jornada, Hermann Bellinghausen, se ocultan de los helicópteros del Ejército federal durante una entrevista con integrantes del EZLN en algún lugar de la selva Lacandona, en enero de 1994)


Ortega, el repugnante

El daño que Daniel Ortega causa al sandinismo histórico y a su pueblo es inadmisible e imperdonable.


La cuestión judía / La cuestión palestina

Para Estados Unidos e Israel la Biblia provee los títulos agrarios necesarios para reclamar esas “tierras baldías” ocupadas por salvajes, brutos y terroristas. El primer derecho sagrado de ambas naciones es el de “defenderse”. Toda la basura que sostiene la criminal Segunda Enmedia de la Constitución estadunidense se basa en ese derecho, ya que los brutos, sean apaches o palestinos, no dejan de atacar y responder cuando se les arrebatan sus tierras y les cercenan sus vidas.
Estados Unidos es un hecho consumado. Dos siglos de sufrimiento y exterminio redujeron a los pueblos originarios a guetos y reservaciones donde ya no estorben. El Dios de Occidente decidió que los legítimos dueños son quienes llegaron a invadir.
Uno diría que el reclamo israelí está mejor fundamentado. No del todo, simplemente su mitología es tan antigua que pasa por Historia, y para colmo “sagrada”. Ni los arqueólogos ni los historiadores judíos y occidentales han encontrado evidencias reales de buena parte de esas fabulaciones legendarias y maravillosas, sin duda con cimientos históricos, pero que empieza por la creación del mundo en siete días.


Viaja al mundo la montaña

En tiempos de nacionalismo integracionista y desfasado neoindigenismo, los pueblos originarios saben ser internacionales con capacidad de diálogo. Aquí es donde pega la quilla y parte las olas la nave zapatista que zarpó de la selva Lacandona para una travesía transatlántica, en un nuevo salto adelante de los indígenas rebeldes de Chiapas.


En los límites del control

En lo que nos hemos convertido. Avanzamos cada día más rápido hacia los establos del control, y conforme pasa el tiempo, de mejor gana. Si nos falta entusiasmo es indolencia, ni siquiera fatalismo. Nos han curado del espanto de pensar que la vigilancia y el control constante son enemigos de lo humano. Aprendemos que la libertad es relativa, no muy importante. Preferimos la seguridad. Cómplice clave del control es el miedo.


Palestina: con el permiso de Dios

Una región que los europeos de religión judía, venidos también de Rusia y Norteamérica, han decidido despoblar, arrasar y apropiarse, al modo de Estados Unidos con los nativos americanos. Donde Dios da permiso, la crueldad, la avaricia y la traición están autorizadas.


La no utopía feminista

El sueño feminista será molesto, agresivo o pesadilla hasta que las sociedades sean horizontales y les quepan todas las libertades, sin faltar ninguna.


¿Es posible la crónica de la pandemia?

Un tópico recurrente en los pensadores en cierto modo reaccionarios, como el alemán Byung Chul Han, parte de que en la actual era virtual y digital (aumentada en pandemia) vivimos un narcisismo “en el vacío”. De allí elabora una serie de interpretaciones negativas del actual aislamiento y el reino de los autorretratos en un mundo de relaciones íntimas-próximas imposibles, suerte de espejismo. Menos terminante, más “filosófico”, Zigmunt Bauman compartía la incomodidad de Byung Chul Han con el estado de cosas en las relaciones humanas.


Los rostros perdidos

Un condón emocional domina las almas. Así, ¿cuándo volveremos a asistir al polifónico concierto de caras y rostros, sin resquemor en el aliento, libres para circular nuestras auras y ponerlas en juego con intenciones buenas o malas, pero transparentes, con nuestros verdaderos ojos y rostros, cara a cara como en los viejos tiempos?


Lo que nos enferma

La ciencia, bien entendida, no es religión ni gobierno. Sí antídoto contra el opio de los pueblos. No se le debe endiosar, sino cuestionarla siempre. En eso consiste su potencia.


México: Indígenas de Aldama denuncian incesantes ataques armados desde Chenalhó

Tan sólo este domingo 13 de septiembre se registró una “intensa agresión armada” desde casi 30 puntos de ataque en Chenalhó. “Hay detonaciones de armas de fuego de los paramilitares en toda la franja del río que divide estos dos pueblos vecinos, en contra de las comunidades de Aldama: Ch’ayom te’, Juxton, Stselej Potov, Cabecera Aldama, Ch’ivit, Yeton, Yoctontik, Sepelton, San Pedro Cotsilna’m, Tabak, Coco’ y Xuxch’en”


A quién culpamos de la pandemia

Cuando la humanidad dejó de culpar a Dios, o a los Dioses, de sus enfermedades y epidemias, aprendió a echarse la culpa y acusar-se entre sí. La aparición en Europa de la sífilis inaugura en el Renacimiento la enfermedad como consecuencia directa de nuestros pecados. El treponema traído del “nuevo mundo” por los conquistadores evidenció la promiscuidad de las realezas y la concupiscencia de las plebes cristianas. La furia calvinista vino a poner coto a las prácticas sexuales con toda clase de castigos y colores del Infierno. La licenciosidad ingenua de Bocaccio, Chaucer y el Arcipreste de Hita acabó en añicos por la Inquisición y el puritanismo angloeuropeo.


Descomunicados

Cuando más cerca parecía el mundo de sí mismo, se le atravesaron nuevas y formidables distancias. Curtidos por una larga cuarentena de hasta 80 días, retornamos a un mundo raro y, si fuera posible, más dividido que antes. Donde los besos en la mejilla son sospechosos, las conversaciones un riesgo, los espacios cerrados un manojo de nervios y las multitudes un imperativo categórico que asusta o exalta la adrenalina y se torna apuesta, albur, desafío, desdén, desobediencia.