Autor: “Roland Denis”

La caotización controlada: el ISIS en Venezuela

Más allá del teatro conflictivo y colaborativo entre polos políticos opuestos en que la decadente política de Estado funciona, la espeluznante realidad que nos toca vivir es posible gracias a una asombrosa operación de control social y político –y por ende de conciencia- que se ha ido montado en el transcurso de los años e incrementando de manera violenta y sistemática a lo largo de este gobierno, hasta garantizar una hegemonía política de facto y en un ejercicio descarado de la misma.
Lo incomprensible del caso es que por fuera de este macabro escenario social y político no hay atisbo significativo de un movimiento resistente, redentivo, de una rabia expresiva y orgullosa de su condición de pueblo en lucha para enfrentar con sus derechos en mano, con el orgullo de haber atravesado no hace muchos momentos el límite de una revolución social, semejante situación colectiva.
Venezuela es un laboratorio exitosísimo de la capacidad de caotización controlada de las nuevas formas de dominio que se van creando en la medida en que se endurece ese capitalismo mundial integrado, demostrando con ello no solo su capacidad explotadora sino la crisis total que vive como opción civilizatoria de la humanidad.


Venezuela. Las guerras absurdas y los negociados de los golpes: notas de encrucijada para un pueblo bravío

Se unen elementos mucho menos coyunturales aunque ahora se manifiesten, donde la resquebrajadura luego de la reunificación sobre el propósito revolucionario que se dio entre el 2002 y el 2004 pasada a conspiración oligárquica de entonces, se fue debilitando, descomponiendo, en la medida en que se concentraba el poder sobre una megaburocracia cada vez más nefasta, y el plano material de una nación en los hechos iba convirtiendo un gran anhelo de transformación en una pura fantasía, y los hechos revelaban hasta qué punto una línea terriblemente conspirativa junto a los sujetos más corruptos del “gobierno revolucionario” iba bloqueando un país entero, todos sus flujos productivos y de nueva inversiones convertidas en chatarras, hasta llevarnos a la ruina actual militarizada.


Venezuela: La defensa de una nación: Nuevamente de la moral débil de la víctima a la moral del alzado

La derecha, su papel es liquidar toda forma de insurgencia popular real y desviar los ímpetus hacia una modificación continua de una protesta cada vez más violentista.
La Guardia Nacional siguiendo su causa casi ontológica ha sido en demasiadas oportunidades una bestia de la represión.
El gobierno se lanza por medio de un discurso barato de una izquierda que pareciera que solo aprendió a ser la víctima de enemigos mayores, a justificar lo injustificable, lo realmente atroz que no son los Guardias Nacionales aunque rallen el límite, sino la completa depauperación de la sociedad, de sus clases más pobres y sin capacidad de ponerle coto a nada.


Venezuela: Hay golpe constitucional, ahora, ¿se confrontará por fuera y desde la reconstrucción de la auténtica base del poder constituyente?

Estamos terriblemente entrampados dentro de un teatro de guerra entre los dos polos de un mismo interés. ¿Dónde está ese lugar que irrumpe para mostrar la verdadera resistencia?


Venezuela: Las insurreciones históricas en sus debilidades, y los espectros de una guerra civil inducida

Hay de todas formas una salida realmente libertaria y colectiva que afortunadamente hace parte de un pequeño pero y muy intenso legado de la memoria que dejó la lucha de los noventa y los primeros años de la revolución bolivariana. No se trata de Asambleas Constituyentes decretadas a conveniencia y sin legitimidad convocante, sino del estallido por todos los rincones, centros de trabajo, campos y comunidades, del poder asambleario y constituyente del pueblo, donde entren incluso a transformarse desde sí mismas las FAB. Hecho que se sintetizarían en Asambleas Constituyentes por ciudades y regiones, convertidas en verdaderas comunas revolucionarias, en “otra política”, fraguada y pensada y materializada desde lugares y seres muy distintos a estos decadentes dirigentes. Hechos que reafirmen el principio de Gobierno Popular como autogobierno territorial, constituyente y permanente que no se deje aplastar por ningún gobierno ni Estado.


Venezuela: Bloqueo y Constituyente

Si hay algo que define a la Venezuela actual por decirlo muy sintéticamente es el BLOQUEO de las relaciones sociales bajo el amparo de un Estado cada vez mas represivo y mafioso. Siempre desde el campo revolucionario hemos interpretado el estado de opresión como un modelo de dominio constituido donde se legitiman religiosa o ideológicamente las diversas formas de explotación del quehacer productivo y en general de las energías productoras del ser humano, desde sus formas esclavistas hasta la moderna explotación capitalista, suponiendo que esas energías el poder impuesto hará todo lo necesario para que sigan vivas a través del trabajo.


Venezuela: En la búsqueda de la rebelión popular

En estos días se decidirán los convenios a través de los cuales dos cúpulas políticas se verán las caras –si ya no lo están haciendo– y fijarán los términos de sus acuerdos. La agenda es electoral, probablemente constitucional, aunque la cargada insistencia de la renuncia de Maduro pareciera rondar el espectro chavista y opositor, dada la presión de masas en tal sentido


Venezuela: la verdad violentada. Análisis comunicacional

Estupidez del TSJ por darle poderes a un grupúsculo de interesados que giran alrededor de Maduro en privatizar PDVSA, acelerando los pasos para concretar el modelo de venta de naturaleza y soberanía sobre una economía mixta que tienen prevista.


Venezuela: Carta problemática al magistrado Luis Damiani

¿Qué estás haciendo, a qué estás colaborando? Todas estas torpezas de ustedes como magistrados todos los días le da más poder y razón a la derecha más reaccionaria. Una estupidez, como esta resolución, donde no solo disuelven la AN sino le dan poderes a Maduro para privatizar PDVSA. ¿A qué te estás prestando?


Venzuela: Las manifestaciones vacías; el pleito democrático por la apropiación de nuestra tierra

Es hora de los grandes contratos, de la venta del territorio, del mandato explícito de los grandes vendedores baratos de toda nuestra soberanía.


Venezuela: ¿De quién se trata cuando hablamos de una conspiración histórica?

Conspiración política de fondo a través de las “CONEXIONES” como puntos de intersección de intereses globales con expresiones políticas e ideológicas concretas, y que en su conjunto actúan como grandes hilos nerviosos por donde se anima la contrarevolución mundial, utilizando cerebros políticos, militares e intelectuales que juegan su partida la mayoría totalmente conscientes, otros hasta de “buena fe izquierdista, o nacionalista, o liberal-democrática”.


Venezuela. Notas al margen 2: Los juegos de hambre que concluyen la conspiración

La agenda sobre las dos cuencas más ricas geológicamente hablando (la cuenca del Orinoco y del Amazonas) del planeta, es dominarlas humanamente hablando para así explotar su maravillosa biodiversidad. El empeño histórico ha sido tal en este sentido, que poco a poco, si hay una agenda revolucionaria hoy en día sobre esta vasta región del mundo contrapuesta a esta macabra intención colonial, es la de salvar y emancipar esa inmensa riqueza humana y natural.


Análisis y diagnóstico del falso socialismo venezolano

Se produce la necesidad de despojar de toda soberanía sobre su tierra, a los habitantes del territorio de esas dos fabulosas cuencas que cubren más de la mitad de América del Sur y se condensan espacialmente en el territorio hoy venezolano.
En la medida en que la lógica imperial de conquista hasta hoy ha venido penetrando América, su interés ha sido marginalizar cuando no acabar con todas las poblaciones originarias y nacidas posteriormente como pueblo nuestroamericano, además de reciclar imbéciles pero criminales castas oligárquicas y políticas de poder interno obedientes a ellos


Venezuela: Detienen a Freiman Páez García, del Colectivo Pueblo Rebelde

Freiman Páez culpable, ese sí es un verdadero peligro, ese sí es un revolucionario: ¡Métanlo preso!


Desde Venezuela: Códigos básicos de confrontación que nos dejan las elecciones en los EEUU

En medio de todo esto el movimiento kurdo revolucionario presente desde Turquía hasta todo el kurdistan en Siria, Iran, Irak, así como el movimiento zapatista si los vemos desde una “sangre” totalmente distinta y una identidad que no se fragmenta sino por el contrario se ratifica como pilar de lucha de la humanidad entera


Venezuela: El llanto de los borregos

Fundir la potencia rebelde en un nuevo deseo de amo es su gran logro político. Sin embargo, a pesar de lo que parecieran diferencias, ambos polos se convirtieron en una sola maquinaria que, entre insultos mutuos, terminaron colaborando en un mismo objetivo que fue desarmar totalmente al pueblo venezolano y garantizar, con la derrota del mismo, que se legitime el proceso de acumulación del capital


Venezuela: El peligroso rollo de este país: periodismo con deseo

No somos nadie para estar proponiendo nada especial en estas circunstancias. La resistencia tiene que pronunciarse, a las mutuas dictaduras en potencia y ya acrecentándose día a día, de patanes burocráticos y generalatos o de patiquines neoliberales, no importa cuán izquierdistas o no sean esas caras del pronunciamiento.


Venezuela: Comenzó la traición alrededor del proyecto del Arco Minero

Lo que necesitamos, es un movimiento radical y libertario que desate de nuevo las energías revolucionarias que estos traidores han sabido aplastar.


Venezuela: ¿Quién manda en su hambre?

Los hechos que vienen sucediendo de saqueos y desbordes sociales producto de la desesperación que no solo toca el alimento sino en general toda la existencia física de la población, contienen una enorme posibilidad de trascendencia más allá de hechos en sí de la desesperación. Falta acotar a ellos dos elementos claves. Primero, su punto de conciencia por supuesto cosa que no esta clara para nada. Consciencia que debe traducirse para crear capacidad de redistribución del producto expropiado y por otro lado capacidad para acompañar la necesidad de apropiación con redes de producción que recompongan la posibilidad de que existamos como pueblo.


Venezuela: Si nos balkanizan como en Siria, hagamos como los kurdos.

De todos modos, los kurdos ya estaban formando sus comunidades autónomas y el confederalismo democrático desde antes del ataque del Estado islámico. Tal vez sea prudente en Venezuela ganar los municipios desde los vecinos independientes.