Autor: “Santiago Alba Rico”

Capitalismo pandémico

Si el capitalismo es una sindemia, va a seguir produciendo sin parar virus y pandemias; y va a seguir produciendo, también sin parar, vacunas y medicamentos selectivos y mal distribuidos. Ese es el futuro y no es halagüeño para la humanidad. Pero si el capitalismo es una sindemia, entonces la política y la ciencia, hoy cautivas, deberían estar luchando para liberar a la humanidad y a sí mismas del capitalismo. Eso sí sería bueno para todos.


¿Estamos en guerra?

Se ha impuesto con inquietante espontaneidad la metáfora de la “guerra” como imagen y justificación de las radicales medidas tomadas contra el virus.
No es una guerra, es una catástrofe. Para esta batalla no se necesitan soldados sino ciudadanos; y esos aún están por hacer. La catástrofe es una oportunidad para ‘fabricarlos’.


Apología del contagio

Desde que existe el Covid-19 ya no ocurre nada. Ya no hay infartos ni dengue ni cáncer ni otras gripes ni bombardeos ni refugiados ni terrorismo ni nada. Ya no hay, desde luego, cambio climático


Electoralismo, populismo y adulaci?n

Votar contra todo eso (se vote lo que se vote) es votar por conservar lo que nos va quedando (nos van dejando) de democracia.


Las desconocidas

La mayor movilizaci?n feminista de la historia de Espa?a se produce en el contexto de la mayor radicalizaci?n derechista.


Salvar los cuerpos

Conviene defender y alimentar la mirada atenta, porque en su intensidad selectiva se cobija el poder de valorar y proteger cualquier objeto y, por lo tanto, todos los objetos del mundo


La izquierda es cada vez menos culta y más hipernormativa

En mi ensayo lo que es determinante para explicar lo que es un cuerpo es el lenguaje que nos descubre el cuerpo.


Kobane y la izquierda: un dilema

El autor llama esa izquierda de “estalibanes”