Autor: “El Desconcierto”

Chile. Del estallido a la Pandemia: La reconversión de las brigadas de salud de Plaza Dignidad

“Queremos demostrar que con la autogestión y la organización de la propia gente podemos resolver problemas, sin esperar que venga la institucionalidad a hacerlo”, apunta Cristian Fuenzalida. Su propósito emana de los aprendizajes que, en Chile, muchos como él han reconocido en los últimos nueve meses: “Hemos redescubierto que al lado tenemos un vecino con quien podemos hablar, nos hemos reconocido y reencontrado como pueblo”.


Como en todas partes: la izquierda chilena empantanada

Los partidos se dividen y salen militantes en caravanas.
Cada uno de los dirigentes que se señalan en este artículo ha salido con decenas y centenares de militantes detrás, unos a formar la “verdadera” vanguardia de la revolución donde podrán ocupar buenos puestos y candidaturas, en tanto otros irán a sumarse a las autonomías del protagonismo social de la autoorganización de vecinos para administrar los barrios en dirección a los municipios autónomos que sustituirán al estado.


Camilo Catrillanca, el mapuche asesinado por el estado chileno, y la juventud que se ha rebelado por todo Chile

Durante más de una década el pueblo mapuche sirvió como conejillo de indias en las prácticas represivas. Muchas veces se denunciaron los hechos que ocurrían en territorio mapuche y que hoy se reproducen, multiplicados, en Santiago y otras ciudades. De hecho, muchas de las fuerzas que participaron en el asesinato de Camilo y en el copamiento de las comunidades, hoy están desplegadas en las grandes ciudades, con el consiguiente reguero de sangre joven que dejan a su paso.


El octubre ardiente de Chile

En estos últimos años, hemos tenido signos visibles del descontento por el abuso sistemático, por esas injusticias históricas que se acumulan, por tanta frustración que se ha incubado. Ahí están los secundarios del 2006, los universitarios del 2011, que remecieron la conciencia nacional, logrando hace poco avanzar en gratuidad de la educación superior. Ahí está también el movimiento feminista del 2018.


Nicaragua: del triunfo sandinista a la tragedia actual

La rebeldía de miles de campesinos, obreros, profesionales, empresarios y sobre todo de jóvenes, expulsó a Somoza del poder. Ese mismo pueblo, también inspirado en las banderas democráticas y libertarias de Sandino, más temprano que tarde, terminará con la dinastía de Ortega.


Cr?nica de una recuperaci?n mapuche

?Recuperar territorio para recuperar la Naci?n?: La decisi?n de la Comunidad Mapuche Hua?aco Millao-Butaco.


El comic chileno de héroes mapuche que la rompe en Chile

Hasta ahora, Guido Salinas ha ido tienda por tienda en Santiago a dejar los cómics a la venta, además de hacer los despachos directos a regiones. La autogestión, dice, es la forma que tiene para trabajar, alejado de los grandes estudios. Tanto con Galvarino como con Caupolicán, vendió un adelanto, y con ese apoyo directo de la gente, logró financiar los cómics. Por eso ahora regalarán Janequeo, en agradecimiento al apoyo.
“No me gustaría ganarme un fondo o algo así. No le puedo pedir plata a la gente que está invirtiendo en represión en el sur, no tiene lógica. Están comprando tanques, mandando soldados a entrenar para que peleen contra un socio campesino con dos piedras, entonces ni cagando le pido plata a ellos. Prefiero a la gente, que me cueste más”, afirma.


Nicaragua y el futuro de la izquierda chilena

Una porción importante del futuro de nuestra izquierda chilena se juega justamente en la construcción de un proyecto político radicalmente democrático, que reconozca en las mayorías sociales y no en la fuerza de las armas su principal activo. Y para ello, el recuerdo de las banderas sandinistas y de los cánticos anti-somocistas ha de ser el aliciente para asumir que nunca, bajo ninguna circunstancia, la bala estatal debe apuntar a su propio pueblo.


Después de 50 días de matanza, y después de sacar cálculos políticos, parte de la izquierda chilena apoya al pueblo de Nicaragua contra Ortega

Una vergüenza aunque explicable, pues la izquierda o la derecha en el poder, es de miedo, oiga. Esperamos que abran las pepas y entiendan que la vocación de poder ha destruido a la izquierda y que hace falta sustituir las vanguardias por el protagonismo social.