Autor: “Santiago Arconada”

Las trampas siempre salen / El proyecto de la nueva Constitución Nacional y la democracia venezolana

Arconada es participante de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución que publicó en Aporrea un documento titulado “Rechacemos la derogación de la Constitución Bolivariana. Unidos ganaremos el referéndum constitucional” (https://www.aporrea.org/tiburon/a268453.html). Como participante de esta agrupación, creo pertinente profundizar en los argumentos que dieron lugar a esa propuesta de política para la presente coyuntura y compartir algunos elementos que formaron parte de esa discusión. La caracterización de la situación que pretendo se hace desde esa perspectiva.


Venezuela: El becerro de oro. Carta abierta al Padre Numa Molina s.j.

vi y escuché tu declaración para ANTV (canal 62) sobre la campaña del gobierno de Nicolás Maduro para inducir al pueblo al ahorro en oro, con los famosos lingoticos certificados que funde y expide el BCV.
No puedo citarte textualmente pero terminé entendiendo que te referiste al oro como un valor sólido y confiable, reconocido desde la antigüedad por todos los pueblos del orbe, en términos claramente confirmativos y apoyadores de la mencionada campaña gubernamental.
Quiero manifestarte públicamente mi tristeza por esa declaración tuya y la obligación moral de confrontarla que siento.
Lo más perverso de la campaña gubernamental del ahorro en oro es la pretensión de naturalizar entre la población venezolana el sentido de que eso es lo bueno. Ahorrar es bueno y ahorrar en oro bueno y seguro. Instaurado el “sentido común” según el cual tener oro es lo bueno, para tener oro se puede y se debe sacarlo del suelo en el que está disuelto al sur del Orinoco.


O nosotros mentirosos o ustedes cómplices / Carta abierta al IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela

Ciudadanos y ciudadanas participantes en el IV Congreso del PSUV:


Venezuela: Gobierno impone rentismo minero

Sin realizar estudios de impacto ambiental y sin consultar al país y a los pueblos indígenas, se pretende entregar el 12 por ciento del territorio nacional a las transnacionales mineras